Recorrido por el Noroeste argentino: situación del cannabis, provincia por provincia

Con iniciativas estatales, como Cannava en Jujuy, o con sociedades mixtas, como Agrogenética Riojana, el desarrollo de la investigación y de la producción de cannabis ubica al Noroeste argentino como una de las regiones más promisorias en el aspecto medicinal. En qué estado están esos proyectos y qué otras propuestas existen en las demás provincias.

La región del Noroeste argentino (NOA) está conformada por las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán, La Rioja y Santiago del Estero. Jujuy y su Sociedad del Estado Cannava son siempre muy ponderadas al momento de hablar de la industria del cannabis medicinal y su potencial en el país. La provincia de La Rioja, con su Sociedad Mixta Agrogenética Riojana, es el otro puntal fuerte de la región en cuanto al desarrollo e investigación del cannabis para la salud. En las últimas semanas, Catamarca se sumó a esta iniciativa. Tucumán tiene una iniciativa de investigación por parte del CONICET. En Salta, la Cámara del Tabaco propone la creación de un polo productivo de aceite de cannabis, en un trabajo conjunto con el INTA, el CONICET y la ANMAT, pero desde hace meses se espera la firma del Ministerio de Salud provincial. Santiago del Estero cuenta con una adhesión a la Ley 27350, pero no se han dado avances significativos.

Jujuy inauguró en diciembre pasado su empresa estatal, Cannava. La empresa produjo el primer derivado de grado médico en el país y prevé que los aceites de cannabis medicinal se encuentren distribuidos en hospitales públicos, en una primera etapa, y luego en farmacias el mes de octubre. Gerardo Morales apunta a la industria del cannabis medicinal y del cáñamo como parte de un esquema de diversificación productiva, junto con el litio.En más de una oportunidad, el gobernador sostuvo que el cannabis es “una planta virtuosa” y que traería mayores rentas que el tabaco y afirmó que desde la provincia están elaborando un esquema para la transición productiva.

La provincia de La Rioja se encuentra avanzando fuertemente en un proyecto de investigación y desarrollo medicinal que se impulsa desde Agrogenética Riojana y que podría inaugurar la plantación en octubre. El objetivo, al igual que en Jujuy, es producir derivados de grado médico para abastecer al sistema de salud provincial. Si bien cuentan con un predio en condiciones de funcionar para el cultivo experimental y etapas posteriores, aún resta la llegada de las semillas del exterior, que se retrasaron debido a las restricciones bancarias pero que, con ayuda del Banco Central, lograron sortear. Prevén su primer derivado médico para fin de año y luego escalar la producción. El trabajo que desarrolla la provincia también se vincula con la formación en el cultivo y cosecha del cannabis, a la vez que tiene un fuerte abordaje en la capacitación a profesionales de la salud. Buscan que, en la etapa industrial, se involucren cooperativas y empresas locales o extranjeras.

Un aspecto a destacar en la provincia es el proyecto que encabeza la Asamblea El Retamo en la localidad de Nonogasta, donde proponen el cultivo de cáñamo para la reparación de suelos contaminados por la curtiembre durante más de 30 años con el cromo. Los integrantes de la Asamblea aseguran que el desarrollo del cáñamo industrial puede generar nuevos puestos de trabajo de forma directa o indirecta en una localidad donde, por el cierre de la curtiembre, aproximadamente 800 familias quedaron sin trabajo.

En tanto, Catamarca firmó un convenio de cooperación con el Ministerio de Producción y Ambiente de La Rioja. El mismo establece un trabajo articulado entre ambas provincias en los aspectos tendientes a la investigación y promoción del cultivo de cannabis y sus derivados con fines científicos, médicos y/o terapéuticos. Si bien por el momento se enfocarán en la investigación conjunta con La Rioja, Catamarca presentó al Estado nacional su proyecto propio y aguarda su aprobación.

El Instituto de Bioprospección y Fisiología Vegetal (INBIOFIV), de la Universidad Nacional de Tucumán, es el segundo instituto del CONICET que está autorizado a estudiar el cannabis en Argentina y el primero en el norte del país. Su proyecto es fundamentalmente de investigación y análisis de la adaptación de las semillas a las condiciones de cultivo, así como de las variedades con mayor potencial terapéutico. El Instituto brinda capacitaciones a profesionales vinculados al cannabis medicinal y también ofrece su Servicio Tecnológico de Alto Nivel (STAN) para controles de calidad, análisis y asesoramiento.

Salta, por su parte, cuenta con una interesante propuesta que espera la confirmación del Ministerio de Salud provincial y que involucra al INTA, el CONICET, la ANMAT y la Cámara del Tabaco. El objetivo es generar un polo productivo de aceite de cannabis, iniciando por pruebas en las condiciones de adaptación al Valle de Lerma de ocho cepas de la planta, que luego daría lugar al proceso de producción para los aceites. Esto sería financiado por el Fondo Especial del Tabaco. Se prevé que los aceites fabricados en Salta puedan distribuirse de manera gratuita, ya que se destinarán al sistema público de salud. Sin embargo, las autoridades provinciales aún no se han pronunciado al respecto.

Por último, Santiago del Estero no cuenta con fuertes avances en la investigación y producción de cannabis. Por el momento, la provincia tiene su adhesión a la Ley 27350 y si bien no abarca demasiadas precisiones a nivel local, su Artículo 4° establece la cobertura médica por parte de la Obra Social para los empleados del Estado provincial.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
La pyme argentina de capitales privados junto al INTA producirá en el país cannabis con fines medicinales, dando inicio a una nueva etapa que busca dar impulso al abastecimiento de materias primas para el mercado farmacéutico nacional.
Cultivadores, empresarios, abogados, ingenieros y emprendedores están enfocados en la industria, investigación y la producción del cannabis y del cáñamo en la región. Desde la Confederación Cannabica Argentina se celebra su creación.
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La propuesta formativa, que cuenta con más de 800 personas inscriptas, se dictará de forma virtual y tendrá una duración de seis meses, con dos encuentros mensuales. Es ofrecida por la Universidad Nacional Arturo Jauretche en convenio de cooperación científica y técnica con el CONICET, el Ministerio de Salud de la Nación y el Hospital “El Cruce Dr. Néstor Carlos Kirchner”.
Serán tres días de eventos gratuitos y habrá un congreso exclusivo para empresarios, industriales e inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen al largo de los tres días
El Ministro de Producción provincial, Miguel Mandrille, se expresó positivamente respecto de la posibilidad de producir cannabis para la salud. Santiago del Estero ya cuenta con un marco regulatorio que establece la cobertura de los tratamientos a través de la obra social de la provincia.
Un documento confeccionado por el Ministerio de Desarrollo Productivo posiciona al sector como una de las alternativas a construir de cara a la reactivación del país, en el marco de diversos ejes generales como la creación de empleos formales y de calidad, el desarrollo de las economías regionales, la posibilidad de exportación para PyMEs, entre otros.
La Agrupación Paranaense de Agricultorxs Cannabicxs, en Argentina, lanzó una campaña para que profesionales de la salud comiencen a trabajar con cannabis medicinal.
Las semillas pertenecen a cinco variedades y se destinarán a pruebas en tres modelos productivos diferentes. La próxima semana, la Sociedad del Estado CanMe San Juan confirmará los resultados de la segunda convocatoria a empresas para participar en su proyecto de investigación y producción, donde evalúa nueve propuestas.
En diálogo con Industria Cannabis, Araujo pasó por los orígenes de su interés por el sector y la creación de la Asociación Brasileña de Industrias Cannabinoides (BRCann). A su vez, ofreció su mirada sobre la situación actual en Brasil y las dificultades que podrían encontrarse en el desarrollo de una industria: “es necesario que haya una política de Estado, no solo una ley”, afirmó.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350