Congreso de Cannabis 2021
Las universidades y los organismos científicos, claves en investigación, cultivo y producción

Destacados exponentes de estos espacios académicos y científicos remarcaron la importancia de fortalecer el vínculo con entidades de la sociedad civil y el ámbito privado para construir un sistema integrado y poder acercar derivados de cannabis a la comunidad.

4 de Octubre, 2021
Por: Ingrid Sept Lasser

El aporte estratégico de las universidades y los organismos científicos para el desarrollo de proyectos de investigación, cultivo y producción, y la vinculación de ese universo con la comunidad para que pueda acceder a derivados de cannabis seguros fueron los ejes de una nueva mesa del Congreso de Cannabis, que se realiza en Chilecito, La Rioja, y que culminará mañana con la inauguración de la planta de la empresa Agrogenética Riojana. Referentes de universidades públicas de distintos puntos del país, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) plantearon cómo la ola verde ha impactado en la academia y el mundo científico, y cuáles han sido sus líneas de trabajo en los últimos años, así como su vinculación con organizaciones de la sociedad civil.

“Tenemos la responsabilidad de garantizar el acceso seguro y lo más universal posible” de la población a los derivados de cannabis, sostuvo Patricio de Urraza, docente de la cátedra Cannabis y Salud de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, y quien ofició de moderador. “Las universidades públicas son abiertas y gratuitas, financiadas por gran parte de la comunidad que no está en la universidad y gran parte de esa comunidad no tiene acceso porque no tiene obra social a productos terapéuticos de cannabis”, remarcó.

El panel se proyectó de forma virtual, aunque Urraza y algunos de los participantes de la mesa estuvieron presentes en la sala de exposición para responder las preguntas de quienes presenciaron el panel. De la charla participaron Silvia Kochen (CONICET y RACME), Carla Arizio (INTA), Susana Pasquaré (Universidad Nacional del Sur), Sofía Maiorana (Universidad Nacional de Rosario), Gastón Barreto (Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires) y Ernesto Gozzer Infante (Universidad Peruana Cayetano Heredia, Perú). En los últimos años, en el marco de la Ley 27350 y su reglamentación con el decreto 883/2020, distintas universidades recibieron la aprobación del Ministerio de Salud para el cultivo, investigación y producción del cannabis con fines terapéuticos o medicinales. Es con el objetivo de encontrar cepas de calidad para su uso como medicamento y garantizar esa seguridad en todo el proceso, lo que implica cultivos en condiciones controladas.

Esto último fue uno de los puntos que abordó Kochen, quien detalló en qué consiste el programa de estudio de la Diplomatura en Cannabis y sus usos medicinales, que brinda la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ). La coordinadora de la RACME dijo que el objetivo de la diplomatura es “generar un espacio de formación en cannabis medicinal y derivados para la comunidad en general, para los interesados en su cultivo y producción y para el personal de salud”. La investigadora principal del CONICET destacó la importancia de la formación para “tener buenas prácticas de cultivo y material de calidad'' y también “buenas prácticas de producción”, claves para la industria.

Por su parte, Carla Arizio, en representación del INTA, hizo un repaso por los proyectos de ese organismo con fines de investigación y producción, a partir de la articulación con gobiernos provinciales, municipales, ONG, universidades y empresas. “Recibimos una demanda explosiva de diferentes actores” para avanzar en distintas iniciativas, comenzó. E hizo una síntesis sobre los pilares del trabajo: “Desarrollar protocolos de buenas prácticas de cultivo, articular con los otros actores de la cadena, proveer materia prima de calidad certificada y trazabilidad y continuar con las capacitaciones de nuestros investigadores y técnicos”.

El INTA trabaja en 11 proyectos de investigación y desarrollo del cultivo de cannabis con fines medicinales distribuidos en siete provincias. Su capacidad y presencia en todo el país le permite responder a una demanda creciente de acuerdos productivos con diferentes actores públicos y privados. A su turno, la médica Maiorana (UNR) planteó “cómo hacer para hacer cumplir el decreto (833/2020)”. “La ley está vigente y lo que dice es que debemos articular para ir en pos del derecho a la salud”, enfatizó. Para eso, resaltó una serie de puntos: “Vinculación tecnológica, validación de saberes, certificación participativa y extensión”.

Tras la intervención de la rosarina, Barreto (UNICEN) y Pasquaré (UNS) describieron el recorrido de sus respectivas experiencias. Barreto, promotor del proyecto de ordenanza de cannabis medicinal en Olavarría, contó el caso de esa ciudad del centro de la Provincia de Buenos Aires. “Se están definiendo estrategias políticas locales pensando en clave productiva a nivel pequeño y en articulación con el Gobierno de la ciudad y un laboratorio de elaboración pública de medicamentos”, afirmó.

Por último, el panelista internacional, Ernesto Gozzer Infante incorporó en la Universidad Peruana Cayetano Heredia de Perú el proceso académico de formación en posgrado de profesionales para el uso medicinal del cannabis. Dijo que el “desarrollo en el uso de la cannabis es más reciente” en el país andino, donde desde hace diez años se usa para la práctica médica y desde 2014 las organizaciones de la sociedad civil vienen reclamando que el cannabis sea una herramienta terapéutica.

“La regulación llegó con la aprobación de la ley en 2017 y el reglamento para su uso efectivo en 2019. Ese año llegó el primer producto en forma de aceite a través del sector público”, a través de la “importación de aceite con CBD al 5%”, indicó.

Vale remarcar que el 2º Congreso de Cannabis, que muestra los recientes avances en investigación, acceso y producción de cannabis en Argentina y Latinoamérica, comenzó ayer con la participación de los ministros nacionales de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Salud, Carla Vizzotti; también, del gobernador de la provincia de La Rioja, Ricardo Quintela. Concluirá mañana con la inauguración desde las 13 hs de la planta de Agrogenética Riojana, organizadora del Congreso junto con la Cátedra Libre de Cannabis y Salud de la UNLP y del grupo internacional Cannamerica.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
El 11 de abril el Ministerio de Salud, por medio de la resolución 781/22, creó una nueva categoría para “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en la medicina humana”, haciendo una separación de esta categoría de las médicas medicinales y las medicinales herbáceas. En otras palabras, comienza a establecerse un esquema propio para el registro de productos medicinales de Cannabis, distinto al régimen legal de aprobación de otro tipo de producto medicinal.
Últimas Noticias
La Asociación podrá comenzar a sembrar en las próximas semanas en un terreno que el estado provincial cedió en comodato a la ONG para que lleve adelante el proyecto en la provincia de Chubut.
En el auditorio Aurora Zucco de Bellocchio del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, se llevó a cabo el pasado el encuentro en el marco de las acciones formativas y de capacitación que implementa la institución.
El 24 de agosto se llevó a cabo el II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, en la sede de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Del encuentro participaron especialistas nacionales e internacionales, que debatieron las posibilidades de este sector productivo que espera la reglamentación de la Ley 27.669 de Cannabis Medicinal y Cáñamo Industrial.
Mamá Cultiva Argentina, en articulación con el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, presentan la primera edición digital de esta Guía de acompañamiento en cannabis para la salud.
Una de las demandas centrales de los colectivos y agrupaciones es "no más presos por cannabis", además de una regulación que permita desarrollar la industria del cannabis sin allanamientos y detenciones
El proyecto parte de la inversión de una empresa mendocina, contará con el acompañamiento de la Municipalidad y tendrá asesoramiento del INTA y del CONICET.
Su presidente, Francisco Malica, dijo que este paso “constituye la primera extracción de la provincia y tal vez del nordeste argentino”. Ahora el producto debe pasar por los controles de calidad. El objetivo es abastecer a la población de la provincia.
Los días 2, 3 y 4 de septiembre San Luis vivirá tres jornadas a puro cáñamo, donde se brindarán talleres y conferencias sobre los diversos usos industriales que tiene la planta.
Empresarios y funcionarios nacionales le pusieron el broche final ayer por la tarde al II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, realizado en el Salón Auditorio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Convocaron a conformar un modelo de la industria cannábica argentina cuyas prioridades sean el desarrollo del mercado interno con mayores empleos registrados y con una lógica federal de desarrollo en las provincias y mayor participación de las mujeres y disidencias.
Durante el evento donde se congregaron empresarios de distintos puntos del país, abogaron también por una regulación de la Ley 27.669 que tenga como prioridad a las PyMEs.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350