La provincia de Entre Ríos invierte en investigaciones sobre cannabis medicinal

El gobierno entrerriano invertirá 1,7 millones de pesos para avances científicos en el cannabis medicinal. Mediante la firma de un convenio entre la Secretaría de Ciencia y Tecnología y la Universidad Nacional de Entre Ríos, se buscará fortalecer la capacidad de laboratorios de instituciones públicas. Cómo avanza en la provincia el marco legal.

26 de Marzo, 2021
Por: Ingrid Sept Lasser

La Secretaría de Ciencia y Tecnología de Entre Ríos celebró un acuerdo con la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) para promover la investigación científica sobre el uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados. El objetivo principal de este convenio tiene que ver con el fortalecimiento en la materia de los laboratorios dependientes de las instituciones públicas.

La inversión estatal asciende a 1,7 millones de pesos e involucra al Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) de Concepción del Uruguay. Se desarrollarán tareas de investigación a nivel de laboratorio, preparación de técnicas analíticas. La prioridad es disponer de laboratorios equipados y debidamente habilitados para que se puedan realizar los controles de calidad de la producción.

A su vez, la provincia gestionó un acuerdo entre la UNER y la Universidad Hebrea de Jerusalén, que lleva décadas de investigación sobre cannabis. Esta última casa de estudios dictará un curso de posgrado sobre cannabis medicinal para los profesionales de la salud entrerrianos.

En el marco de los avances en estos aspectos, los entrerrianos continúan en la búsqueda de sancionar una ley propia que pueda establecer una reglamentación clara sobre el cannabis en su territorio. En los últimos días, ingresó nuevamente en la Cámara de Diputados provincial el proyecto de Ley de Accesibilidad al Cannabis con Fines Médicos, Terapéuticos y/o Paliativos del Dolor en Entre Ríos.

La iniciativa, presentada finalmente esta semana por Silvia Moreno y Néstor Loggio, se adecúa a la terminología utilizada en las últimas reglamentaciones de la Ley 27350 a nivel nacional y busca abrir el juego a “las economías sociales y populares, así como las economías regionales”, que tendrán preferencia en el otorgamiento de licencias de producción para un mediano plazo.

El proyecto “tiene como principal objetivo la protección integral de la salud, entendida como un derecho humano fundamental en el territorio provincial, mediante el acceso a la planta de cannabis y sus derivados”, según expresa el texto que se debatirá. A su vez, se aclara que, “en caso de duda, siempre se debe garantizar el acceso al cannabis del usuario que lo requiera fundadamente”.

Quienes tendrán permitido el cultivo son las personas que “cultiven para sí o para un tercero beneficiario que acrediten la indicación médica; el Estado provincial, municipios y comunas; organismos de ciencia y tecnología dependientes de otros niveles de gobierno; laboratorios públicos; universidades públicas; centros de investigación; asociaciones civiles; fundaciones; mutuales y cooperativas”; todas radicadas en Entre Ríos.

En tanto, se excluye a las sociedades comerciales, que sí serán autorizadas a “la producción de fitopreparados y formulaciones magistrales, como a su posterior comercialización si funcionan bajo la forma de farmacias”.

Se creará un Registro Provincial de Usuarios y Cultivadores Medicinales, Terapéuticos y Paliativos. Para inscribirse, se debe presentar una indicación médica. Con relación al registro de las personas que cultiven para sí, asociaciones y fundaciones, “deberán ser determinados un máximo de tres domicilios habilitados”, según marca el proyecto.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
De acuerdo con Clarke & Merlin (2013), es posible que las semillas de cáñamo se usaran como alimento en el Paleolítico, por los antiguos pueblos euroasiáticos durante el Holoceno, y en Japón para el año 10.000 A.C. El consumo del cáñamo como alimento por su elevado valor nutricional podría haber sido el primer uso del cáñamo conocido por el ser humano.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
La regulación del uso terapéutico del Cannabis en Brasil es un fenómeno reciente y bastante controvertido. Con respecto a América Latina, como Argentina, Uruguay, Colombia y México, no es exagerado llamarla, cuando menos, tímida.
Últimas Noticias
Este sábado 04 de Febrero a partir de las 16 se podrá disfrutar de charlas, música y una feria de emprendedores locales en la localidad santacruceña.
Entre enero y noviembre de 2022, el país latinoamericano exportó un total de 8,4 millones de dólares a través de la comercialización de cannabis.
“Este reconocimiento es el visto bueno para poder desarrollar el objetivo, que nos hemos propuesto como asociación”,contó Matías Salvado, Tesorero de la Cámara Cannabica Fueguina, a Industria Cannabis.
El último lunes, 23 de enero, el Gobierno nacional creó la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y el Cannabis Medicinal (ARICCAME), el organismo estatal que tendrá como tarea principal reglamentar y poner en marcha la ley 27669. Industria Cannabis habló con Gabriel Giménez, responsable de la secretaría de Agricultura/INASE en la Agencia Federal.
Tras el lanzamiento de la Agencia por parte del gobierno, los actores vinculados a la industria se manifestaron optimistas y puntualizaron los objetivos para dar celeridad a la reglamentación.
El ministro de Economía, Sergio Massa, encabezó este miércoles el lanzamiento de la primera Mesa de Trabajo de la ARICCAME
La regulación del uso terapéutico del Cannabis en Brasil es un fenómeno reciente y bastante controvertido. Con respecto a América Latina, como Argentina, Uruguay, Colombia y México, no es exagerado llamarla, cuando menos, tímida.
Mediante un decreto, nombraron a Francisco Echarren como Presidente de la Agencia encargada de la implementación de la cadena de industrialización de cannabis medicinal y el cáñamo en todos sus usos.
Además, el gobernador ha aprobado la aplicación de indultos para las personas condenadas por delitos de posesión de cannabis.
De acuerdo con Clarke & Merlin (2013), es posible que las semillas de cáñamo se usaran como alimento en el Paleolítico, por los antiguos pueblos euroasiáticos durante el Holoceno, y en Japón para el año 10.000 A.C. El consumo del cáñamo como alimento por su elevado valor nutricional podría haber sido el primer uso del cáñamo conocido por el ser humano.
Seleccion del Editor
¿La victoria de Lula abre camino hacia el cambio de paradigma del cannabis en Brasil?
¿Avanzará Fernández cómo hizo Biden?
Se conocieron detalles del plan de Alemania para legalizar el Cannabis
“La construcción siempre tiene que ser colectiva”