Entrevista - Presidente de Agrogenética Riojana
Benjamín Enrici, “Argentina no puede correr siempre de atrás”

La Rioja se proyecta hacia “una industria fuerte, de ingreso de dólares a través de radicación de empresas bajo un sistema de licencias”, pero también extiende el modelo de desarrollo integral del cannabis a los pequeños productores y a los autocultivadores. Industria Cannabis dialogó al respecto con Benjamín Enrici, Presidente de Agrogenética Riojana, una empresa mixta con participación mayoritaria del Estado provincial.

Benjamin Enrici foto de Via Rosario

Benjamín Enrici es presidente de Agrogenética Riojana, una empresa mixta con participación mayoritaria del Estado provincial. Oriundo de la provincia de Córdoba, Enrici vio hacia fines de los 90 que en las regiones de agricultura de oasis de La Rioja, existía “un atraso tecnológico muy grande con respecto a las mismas producciones en otras partes del mundo”, en las producciones regionales de olivo, vid, nogal o jojoba. Ese retraso “se basaba en un pilar importantísimo, que es la genética”, agregó.

El Presidente de Agrogenética Riojana habló sobre el origen de esa empresa, con el desarrollo de un proyecto que le presentó al gobernador de ese momento, Luis Beder Herrera, “diciéndole que la única forma de generar una transformación en el sector productivo de la provincia era creando un centro de biotecnología como herramienta para traer la mejor genética del mundo y hacer las plantas de alto valor genético con las técnicas modernas”, según expresó el ingeniero agrónomo.

Luego de presentar esa idea, Enrici viajó a California y es allí donde se encontró con las granjas de cannabis y el destino medicinal de la planta. A partir de ese momento, convocó a “gente de Canadá y de Estados Unidos para evaluar las condiciones de La Rioja, para hacer el cultivo de cannabis orientado no solo al aceite medicinal, sino a la producción de cáñamo para fibra”. Y, en ese marco, “evaluaron a La Rioja como uno de los mejores lugares del mundo en cuanto a la condición del clima, para producir aceites de primera calidad y fibra de cáñamo”.

Desde ese lugar, el Presidente de Agrogenética Riojana comienza a desarrollar un plan para el uso de cannabis medicinal, entendiendo que “era la solución a un problema de salud pública”, debido a sus consideraciones sobre que “el paciente riojano accede a un producto malo, caro y sin prescripción” respecto a las oportunidades que existen en lugares como la región de la Ciudad de Buenos Aires.

Asimismo, el ingeniero agrónomo agrega que “la otra parte del proyecto es generar una industria que ponga a La Rioja en la vanguardia de la biotecnología, en un producto que tiene un enorme horizonte en la medicina. Esto sostiene a nuestros profesionales que quieran radicarse y trabajar en una industria que tiene una gran ventana de oportunidad con la posibilidad de grandes inversiones en dólares y de generación de mano de obra”.

En ese sentido, destacó la importancia de la voluntad política para el impulso de proyectos de este tipo y el rol que debe tener el Estado en ese aspecto: “nuestro concepto es un desarrollo federal, que tiene al Estado como protagonista. Lo que nosotros no queremos que pase con la industria del cannabis es que seamos contratistas de los que generan la biotecnología”, puntualizó.

De esta manera, Enrici sostiene que la iniciativa riojana es “uno de los proyectos más integrales en cuanto a la industria que no solo contempla la participación privada sino que pone al Estado como actor principal, y que puede hacer extensivo el modelo a un sector minifundista que de otra manera quedaría excluido, porque nosotros hemos creado un modelo de industria que entrega licencias y que a través de ellas logra un desarrollo en toda la expresión territorial de la provincia”.

El modelo de licencias propuesto contempla dos cuestiones: la participación de privados y una empresa pública testigo, que permite extenderse hacia los pequeños productores y realizar alianzas estratégicas en materia de biotecnología. El Presidente de Agrogenética Riojana detalló en ese aspecto que se ha dividido al territorio provincial en tres regiones, según elementos de logística o de clima y que el fin de las licencias es el de “radicar muchas empresas pequeñas (no quiere decir que no se radique una grande, pero con gran diversidad en el horizonte de mercado). La idea es abarcar todos los rubros, no concentrarse en el cannabis medicinal”.

A su vez, agregó: “esas licencias se van a dividir por tipos y categorías; es decir, va a haber licencias para producción y cultivo, licencias para producción de fitoderivados y valor agregado, va a haber licencias para transporte, para investigación y licencias diferentes en cuanto a normativas de seguridad, para lo que es producción de THC o producción de cáñamo”.

En cuanto al desarrollo industrial, Enrici se mostró “esperanzado de que el año que viene se trabaje un marco legislativo para el desarrollo de la industria”, debido al conocimiento de iniciativas por parte del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y el proyecto presentado en la Honorable Cámara de Diputados por Mara Brawer. “La parte industrial no se puede ejecutar bajo la legislación actual, pero La Rioja va a presentar el modelo de desarrollo para generar una legislación que a La Rioja le sirva para ser competitiva y entrar al mercado”, sostuvo.

En este marco, el ingeniero agrónomo puso el acento en que “Argentina no puede correr siempre de atrás”. Y ejemplificó con la imposición de límites al THC: “Argentina tiene que ir sin techo de THC, porque si nosotros legislamos en base a una ley anterior, al otro día van a sacar el límite al THC (cosa que va a pasar el año que viene en Estados Unidos) y nosotros vamos a estar de nuevo corriendo de atrás”. Asimismo, afirmó que “para que Argentina se ponga a la vanguardia del mercado y acceda a mercados de venta y exportación, tiene que tener una legislación superadora en materia de industria”.

El proyecto de salud pública que actualmente se encuentra en desarrollo en la provincia de La Rioja consiste en tres ejes: el primero es un ensayo agronómico a realizarse en el mes de diciembre de 2020, en una superficie de 1 hectárea y cultivando seis variedades. Esto, según Enrici, les dará como resultado materia prima para entregar en el Ministerio de Salud y en otros proyectos de investigación y “el know how para encararlo a una etapa industrial que también se está desarrollando: son 7 hectáreas que se están invirtiendo en forma paralela en la parte de la industria”, detalló.

El segundo eje del proyecto tiene que ver con el análisis de aceites de cannabis a terceros: “a todos los que compran en el mercado negro le damos la posibilidad de analizar su aceite, decirle si es apto para consumo o no y darle un certificado con la composición, para que después el médico que prescriba pueda tener un elemento racional para hacerlo”, explicó el ingeniero agrónomo.

El tercer aspecto es el de la capacitación de médicos, a través de un convenio con la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), que ya tiene una cátedra especial de cannabis, y con el Ministerio de Salud, para hacer una capacitación de carácter universitario. Se realizará a través de la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR).

Enrici ahondó en los convenios que ya se han firmado con instituciones públicas, como el CONICET y la ya mencionada UNLP, en términos de ensayos e investigación de variables agronómicas, así como de fitoderivados. Al respecto, el Presidente de Agrogenética Riojana sostiene que “cuando extrapolemos el proyecto, vamos a poder darle un estándar de calidad para que ingrese bajo la normativa que se requiere para uso médico”. Y, en esa línea, contó que “la ANMAT (NdR: Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) va a sacar al cannabis como una planta tóxica; de hecho, inscribió el primer producto derivado de cannabis como medicamento herbario y eso obliga a sacarlo, lo que es un gran avance”.

Por último, Enrici remarcó que La Rioja puede encontrar en el desarrollo industrial del cannabis el aporte de “una industria fuerte, de ingreso de dólares a través de radicación de empresas bajo un sistema de licencias, pero que también contempla el modelo extensivo al sector minifundista y a aquellos autocultivadores con determinadas condiciones de trazabilidad e identificación para que puedan tener la posibilidad de abastecer tanto al sistema de salud como a la cosmética”.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Somos muchos y muchas las que nos preguntamos cómo será el futuro de la industria del Cannabis medicinal. ¿Habrá solo laboratorios internacionales en el gran negocio? ¿O también las pequeñas organizaciones de pacientes, usuarios y cultivadores formarán parte del mercado?
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
Desde fuertes avances productivos y de investigación en cannabis medicinal hasta la falta de profesionales de la salud que prescriban tratamientos con los derivados de la planta, las provincias que conforman la región del Noreste argentino (NEA) presentan realidades muy heterogéneas. La situación en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa.
El país vecino exportó por primera vez 21 toneladas de alimentos derivados del cáñamo a la Unión Europea. El envío de la producción se dio a través de la empresa Healthy Grains S. A., que desde 2019 se encontraba trabajando en el sector con el apoyo del gobierno paraguayo.
Una nueva ventana de oportunidad se abre en medios de los desarrollos que se llevan adelante en distintas ciudades de Río Negro. La Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) anunció la conformación de PROCANNVA, una subcomisión centrada en la producción de cannabis medicinal y de cáñamo industrial. El rol de la vinculación entre diversos actores de la militancia y de la industria y la posibilidad de una reactivación de las economías regionales son dos de los ejes centrales.
La iniciativa girada por el Ejecutivo consiguió su aprobación en el Senado por 56 votos a favor y 5 votos en contra. El próximo paso es en la Cámara de Diputados, donde se buscará su sanción definitiva.
La demanda en el mercado internacional por las flores secas de cannabis es creciente. Sin embargo, el presidente Iván Duque rechazó la firma de un decreto para permitir la exportación de flores secas. Colombia pasó de tener una legislación pionera en Sudamérica a un crecimiento de la industria cannábica promisorio, pero con fuertes trabas y condicionamientos.
El centro perteneciente a Fabricaciones Militares destinará parte de su predio en la localidad bonaerense de Azul para el cultivo y producción de cannabis con fines medicinales. El trabajo se realizará en conjunto con el INTA y el CONICET. La fábrica había sido cerrada por la gestión de Mauricio Macri y la intención es reincorporar a quienes fueron despedidos.
Tras una semana con cuatro reuniones conjuntas de comisiones, la iniciativa para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial obtuvo dictamen en el Senado. Las modificaciones resultantes del debate se discutirán en el recinto la próxima semana.
En dos tandas de expositores ligados a la industria del cannabis medicinal y del cáñamo, se abordaron diversos puntos que reúne el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo. Se estableció un cuarto intermedio hasta el miércoles para consolidar los acuerdos de modificaciones o agregados al texto de la normativa y emitir dictamen para debatir en el recinto.
En el marco de una reunión conjunta de tres comisiones del Senado de la Nación, con la participación del ministro Matías Kulfas, comenzó la discusión en el ámbito legislativo. El próximo viernes se escucharán exposiciones de diversas personas vinculadas a la temática y el lunes 5 de julio podría haber un dictamen para su pronto debate en el recinto.
Serán tres días de eventos gratuitos y una charla exclusiva para empresarios, industriales, inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen por la Expo al largo de los tres días
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350