Industria y servicios
“Queremos trabajar en una línea de aportes no reembolsables para mejorar la cadena de valor del cannabis”

En diálogo con Industria Cannabis, María Apólito, subsecretaria de Economía del Conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo, detalló cómo impacta este sector en la industria cannábica, qué potencial tiene en el futuro y qué rol juega la Ley 27.506. Además, adelantó en qué consistirá su intervención durante la ExpoIndustria de cannabis y cáñamo en Resistencia.

15 de Noviembre, 2021
Por: Alejandro Palladino

El sector de la economía del conocimiento es clave para incrementar el valor agregado y aumentar la productividad de toda la industria. En octubre del 2020 el Congreso sancionó la Ley 27.506 para potenciar la actividad a través de un régimen de promoción que prevé una serie de beneficios.

En una década estas empresas pueden llegar a generar el doble de empleo que actualmente, hasta llegar a 500.000 trabajadores, y exportar cerca de 10.000 millones de dólares por año, según cálculos del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación. Además, las empresas de Servicios Basados en el Conocimiento (SBS) exportan cerca de 6.000 millones de dólares al año, una cifra que ubica al sector como el tercer complejo exportador del país.

Software, producción o postproducción audiovisual, biotecnología, servicios relacionados con la electrónica y las comunicaciones, industria 4.0, servicios profesionales, nanotecnología y nanociencia, industria aeroespacial y satelital son algunas de las actividades que esta industria integra.

En diálogo con Industria Cannabis, María Apólito, subsecretaria de Economía del Conocimiento del Ministerio de Desarrollo Productivo, detalló cómo impacta este sector en la industria cannábica, qué potencial tiene en el futuro y qué rol juega la Ley 27.506.

-¿Cuáles van a ser los lineamientos de tu presentación durante la ExpoIndustria de cannabis y cáñamo en Chaco?

- Voy a plantear cómo las distintas actividades de la economía del conocimiento, como software, big data, inteligencia artificial, internet de las cosas, genética y biotecnología pueden mejorar toda la cadena de valor del cannabis.

-¿Cómo impactan esas actividades que mencionás en la actividad del cannabis? ¿Cómo contribuyen para tener productos de calidad y con trazabilidad?

-Las tecnologías de la industria 4.0, la robotización, la automatización, la inteligencia artificial y todo lo relacionado a imágenes satelitales para cultivo se utilizan en general en el agro. Cuando hablamos de plantaciones outdoor, se pueden aprovechar todas estas tecnologías para mejorar el rendimiento y la eficacia del cultivo del cannabis.

En indoor, hay desafíos de desarrollo de posibles app que controlen los niveles de humedad, temperatura y ciclos. Ahí hay mucho desarrollo que puede ser proveído por empresas locales. Esto en cuanto a las nuevas tecnologías. En las cuestiones de índole más científica, también aportan la biotecnología y la genética.

-¿Qué ejemplos se pueden mencionar de aplicación de la economía del conocimiento en proyectos productivos de cannabis?

-El año pasado sacamos una línea (de financiamiento) llamada Soluciona. Se trata de un aporte no reembolsable de hasta 15 millones de pesos. Hemos financiado dos proyectos de cannabis. Uno en la provincia de La Rioja (AgroGenética Riojana), donde buscan desarrollar ensayos agronómicos de variedades con distintas técnicas de cultivo optimizando también las técnicas de extracción de resinas y de otros compuestos. También financiamos con otra línea, destinada a otorgar capacitación a municipios. Junto con la Universidad Nacional de Hurlingham y el municipio de Bolívar, se instalaron 900 metros cuadrados de un invernadero de la variedad sativa L y se está capacitando para los controles de infecciones dérmicas.

Además, no descartamos hacer una línea específica vinculada a la economía del conocimiento y el cannabis. Eso seguramente lo vamos a hacer el año que viene. Al igual que la línea Soluciona Verde, que tiene que ver con la producción más amigable y sustentable, queremos trabajar en una línea específica de aportes no reembolsables para el mejoramiento de toda la cadena de valor del cannabis desde la economía del conocimiento.

-¿Cómo juega la economía del conocimiento con relación al proyecto de ley para regular la industria del cannabis y del cáñamo, que tiene media sanción del Senado?

-La ley de economía del conocimiento viene a potenciar ese proyecto porque hay incentivos más que interesantes, donde empresas PyMEs, asociaciones civiles, empresas de grandes laboratorios pueden apoyarse en esa normativa para llevar adelante todo lo vinculado a I+D (Investigación y Desarrollo) en cuestiones de cannabis. La ley plantea beneficios, como una rebaja importante en las contribuciones patronales, que es del 70% y llega al 80% en caso de empleo de mujeres o de empleo en zonas denominadas desfavorables, que en general son las provincias de nuestro norte. También hay un incentivo por descuentos en ganancias.

Claramente las empresas que encaran proyectos de investigación y desarrollo vinculados a cannabis, pueden ingresar a la ley porque la exigencia, entre otras cosas, es que demuestren inversión en I+D y en capacitación. Son dos temas claves para que desarrollemos el cannabis.

-Tomando de ese proyecto el caso del cáñamo, ¿qué hay que hacer para evitar la primarización de la actividad?

-Ese es el gran desafío de Argentina para muchos cultivos. Argentina tiene un potencial enorme para agregar valor a todas las materias primas que derivan del agro. Generar innovaciones y tratar de avanzar en la cadena hacia arriba, no exportar el cultivo sin industrializar sino ver cómo podemos hacer para que los insumos que derivan del sector primario sirvan para generar intervención de otras cadenas como la de alimentos y la textil. Así, aprovechar mejor las capacidades que tenemos en el sector agro. Es un desafío que esto se expanda y que no sean casos aislados, que podamos industrializar al sector primario y generar valor.

-¿En qué situación se encuentra Argentina en materia de economía del conocimiento y qué balance hacés hasta el momento de la aplicación de la Ley 27.506?

-La ley viene funcionando muy bien. Hay unas 2.000 empresas que iniciaron trámites de inscripción, de las cuales 600 ya hicieron formalmente la inscripción y 350 están inscriptas. Esto continúa una política pública iniciada en el 2004 en el sector del software y nos preocupaba que los otros sectores que involucra la ley no se animaran a inscribirse. Eso no está sucediendo. Tenemos empresas aprobadas de los sectores de biotecnología, audiovisual, satelital y servicios profesionales. Está siendo una ley que en términos de la llegada es exitosa. Desde la puesta en marcha a fines de marzo estamos en números muy alentadores y vamos a superar lo que en su momento fue la exitosa ley de software.

Entre los efectos que causa la ley, se han anunciado inversiones importantísimas sobre todo en el sector de biotecnología y software. Además, en esos sectores aumentó el empleo, contra una retracción entre 2019 y 2021 con respecto al resto de las actividades. No son solo efectos de la ley, pero creemos que ayuda y que hay mucho potencial para que se consoliden sectores más incipientes como la industria 4.0 o la nanotecnología.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
El 11 de abril el Ministerio de Salud, por medio de la resolución 781/22, creó una nueva categoría para “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en la medicina humana”, haciendo una separación de esta categoría de las médicas medicinales y las medicinales herbáceas. En otras palabras, comienza a establecerse un esquema propio para el registro de productos medicinales de Cannabis, distinto al régimen legal de aprobación de otro tipo de producto medicinal.
Últimas Noticias
El Estado americano generó más de $152 millones por las ventas de Cannabis y la mayor parte de estos ingresos se destinarán para financiar escuelas.
La activista es una de las personas más importantes de la historia del cannabis y llega a la Argentina tras la invitación de la Confederación Cannábica Argentina para firmar su autobiografía el 11 de octubre.
La Asociación podrá comenzar a sembrar en las próximas semanas en un terreno que el estado provincial cedió en comodato a la ONG para que lleve adelante el proyecto en la provincia de Chubut.
En el auditorio Aurora Zucco de Bellocchio del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, se llevó a cabo el pasado el encuentro en el marco de las acciones formativas y de capacitación que implementa la institución.
El 24 de agosto se llevó a cabo el II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, en la sede de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Del encuentro participaron especialistas nacionales e internacionales, que debatieron las posibilidades de este sector productivo que espera la reglamentación de la Ley 27.669 de Cannabis Medicinal y Cáñamo Industrial.
Mamá Cultiva Argentina, en articulación con el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, presentan la primera edición digital de esta Guía de acompañamiento en cannabis para la salud.
Una de las demandas centrales de los colectivos y agrupaciones es "no más presos por cannabis", además de una regulación que permita desarrollar la industria del cannabis sin allanamientos y detenciones
El proyecto parte de la inversión de una empresa mendocina, contará con el acompañamiento de la Municipalidad y tendrá asesoramiento del INTA y del CONICET.
Su presidente, Francisco Malica, dijo que este paso “constituye la primera extracción de la provincia y tal vez del nordeste argentino”. Ahora el producto debe pasar por los controles de calidad. El objetivo es abastecer a la población de la provincia.
Los días 2, 3 y 4 de septiembre San Luis vivirá tres jornadas a puro cáñamo, donde se brindarán talleres y conferencias sobre los diversos usos industriales que tiene la planta.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350