Producción de cannabis medicinal
Las economías regionales tendrán prioridad en el otorgamiento de licencias en Entre Ríos

La provincia se encamina a viabilizar la producción medicinal. Mientras los pacientes y asociaciones pueden acceder a un Registro que autorice el autocultivo, desde la articulación entre el Ministerio de Salud y de Producción se encuentran trabajando para que la cadena productiva cuente con los productores de la economía regional, social y popular y que las farmacias entrerrianas puedan realizar formulaciones con base en la planta.

Con su flamante Ley Nº 10894 de Accesibilidad al Cannabis con Fines Médicos, Terapéuticos y/o Paliativos, Entre Ríos se encamina a iniciar el circuito productivo del cannabis medicinal. Un punto distintivo de la normativa entrerriana es la preferencia que se le brinda desde la provincia a las economías sociales, populares y regionales al momento de otorgar licencias.

Si bien la Autoridad de Aplicación de la ley es el Ministerio de Salud, su accionar tiene una fuerte articulación con el Ministerio de Producción. En términos de investigación, Juan José Bahillo, titular de esta última cartera provincial, remarcó la importancia del desarrollo de las certificaciones de calidad. “Este producto no sólo es muy eficaz como tratamiento para determinadas patologías, sino que tiene un importante potencial de exportación hacia mercados de todo el mundo”, sostuvo.

Desde el Ministerio de Producción trabajan articuladamente con el Instituto del Seguro, una empresa público/privada, con el fin de encaminar los circuitos de análisis agronómicos y generar protocolos de buenas prácticas de cultivo. En cuanto a los testeos cromatográficos, la provincia invirtió 1,7 millones de pesos para financiar esta tarea que se realizará en las ciudades de Gualeguaychú y Concepción del Uruguay, a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Universidad Nacional de Entre Ríos.

En ese mismo sentido, la idea es crear un banco de aceite de cannabis, semillas y derivados, que funcionará en el ámbito del Ministerio de Producción, y que estará encargado de proveer semillas a las personas humanas y jurídicas para la siembra y cultivo de forma gratuita.

En tanto, el Ministerio de Salud tiene prevista la promoción de instancias de formación obligatorias para trabajadores, profesionales de salud y de todas las áreas que tengan incumbencia en el uso, acceso y tratamiento de la planta. Es importante resaltar que el marco legal establece la creación de un Registro Provincial de Usuarios y Cultivadores de cannabis de acuerdo a la indicación médica, a la vez que delinea el Registro Provincial de Farmacias autorizadas a producir preparados fitoterapéuticos y formulaciones magistrales basadas en cannabis.

Las personas humanas que acrediten indicación médica de uso de cannabis o sus derivados podrán solicitar ante el Registro la inscripción de hasta tres personas como responsables de la siembra. En lo que respecta a las farmacias, deberán inscribirse en el su propio Registro y otorgar a los consumidores la información sobre los productos que comercialicen.

Además, el Ministerio de Salud deberá implementar el Programa de Acceso al Cannabis en Entre Ríos y garantizar su cumplimento; emitir la Certificación de Acceso al Cannabis Medicinal; designar los miembros del Consejo Consultivo Honorario y presidir y convocar las reuniones que deberán tener una periodicidad trimestral. La certificación estará habilitada para todas aquellas personas humanas, asociaciones civiles y fundaciones que cultiven para sí o para un tercero.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
La pyme argentina de capitales privados junto al INTA producirá en el país cannabis con fines medicinales, dando inicio a una nueva etapa que busca dar impulso al abastecimiento de materias primas para el mercado farmacéutico nacional.
Cultivadores, empresarios, abogados, ingenieros y emprendedores están enfocados en la industria, investigación y la producción del cannabis y del cáñamo en la región. Desde la Confederación Cannabica Argentina se celebra su creación.
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La propuesta formativa, que cuenta con más de 800 personas inscriptas, se dictará de forma virtual y tendrá una duración de seis meses, con dos encuentros mensuales. Es ofrecida por la Universidad Nacional Arturo Jauretche en convenio de cooperación científica y técnica con el CONICET, el Ministerio de Salud de la Nación y el Hospital “El Cruce Dr. Néstor Carlos Kirchner”.
Serán tres días de eventos gratuitos y habrá un congreso exclusivo para empresarios, industriales e inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen al largo de los tres días
El Ministro de Producción provincial, Miguel Mandrille, se expresó positivamente respecto de la posibilidad de producir cannabis para la salud. Santiago del Estero ya cuenta con un marco regulatorio que establece la cobertura de los tratamientos a través de la obra social de la provincia.
Un documento confeccionado por el Ministerio de Desarrollo Productivo posiciona al sector como una de las alternativas a construir de cara a la reactivación del país, en el marco de diversos ejes generales como la creación de empleos formales y de calidad, el desarrollo de las economías regionales, la posibilidad de exportación para PyMEs, entre otros.
La Agrupación Paranaense de Agricultorxs Cannabicxs, en Argentina, lanzó una campaña para que profesionales de la salud comiencen a trabajar con cannabis medicinal.
Las semillas pertenecen a cinco variedades y se destinarán a pruebas en tres modelos productivos diferentes. La próxima semana, la Sociedad del Estado CanMe San Juan confirmará los resultados de la segunda convocatoria a empresas para participar en su proyecto de investigación y producción, donde evalúa nueve propuestas.
En diálogo con Industria Cannabis, Araujo pasó por los orígenes de su interés por el sector y la creación de la Asociación Brasileña de Industrias Cannabinoides (BRCann). A su vez, ofreció su mirada sobre la situación actual en Brasil y las dificultades que podrían encontrarse en el desarrollo de una industria: “es necesario que haya una política de Estado, no solo una ley”, afirmó.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350