Iniciativas promisorias para la industria cañamera
¿Qué dice el Proyecto de Ley sobre el Cáñamo Industrial en Argentina?

La Diputada Mara Brawer, del Frente de Todos, impulsa una Ley para el desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola. La iniciativa cuenta no solo con el apoyo de su bloque, sino también con el visto bueno de la oposición. El proyecto ya se encuentra disponible para el debate en las Comisiones de Legislación General y de Agricultura y Ganadería.

El proyecto de Ley para el desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola, presentado por la diputada del Frente de Todos Mara Brawer, se encuentra atravesado por una visión de respeto al medio ambiente y una perspectiva socialmente inclusiva. La iniciativa fue pensada en conjunto con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el Instituto Nacional de Semillas (INASE), junto con organizaciones civiles como Proyecto Cáñamo y la Cámara Argentina del Cannabis.

Mara Brawer marcó el origen de su interés por el tema cuando descubrió “las enormes posibilidades que tenía esta planta como variedad del cannabis que no tenía principio psicoactivo, que debería estar por fuera de la discusión penal”, según expresó en diálogo con Industria Cannabis.

En su articulado, el proyecto legislativo considera como cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola, a las semillas, plantas y partes (tallos, hojas, sumidades floridas, raíces) de la especie Cannabis sativa L., así como sus extractos y productos, que contengan hasta 1% de Tetrahidrocannabinol (THC). El tope del 1% sigue los lineamientos de regulaciones hechas en países como Suiza, Australia, Colombia, Uruguay y Ecuador, así como las recomendaciones realizadas por organizaciones del sector cañamero a nivel internacional.

A su vez, la iniciativa se ampara en lo redactado por la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes de la ONU, que exceptúa al cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola y a sus derivados de la aplicación de lo normado por la Ley 23.737, que prevé modificaciones en el Código Penal respecto al narcotráfico.

La autoridad de aplicación prevista por el proyecto legislativo es el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación; que incluye a sus entes descentralizados, como el INASE (Instituto Nacional de Semillas) y el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), “por tener competencia específica en materia de políticas de control sanitario y fiscalización de semillas, cultivos y plantas”.

Al respecto, Brawer expresó que “en la charla con el Ministerio de Agricultura, llegamos a la conclusión que se debía presentar un proyecto de una Ley muy simple, porque todos los aspectos técnicos van a estar en la reglamentación y lo van a hacer ellos junto con sus órganos descentralizados, en función de los conocimientos técnicos y científicos que no es necesario que estén redactados en una Ley”.

Entre las funciones que dispone el proyecto, el mencionado Ministerio y sus entes deben intervenir en la autorización de importaciones de semillas de cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola certificadas, “así como habilitar la inscripción, el registro, la certificación y la fiscalización de semillas de origen nacional y extranjero”. Asimismo, se establece la responsabilidad del impulso a programas de “capacitación técnica, científica y profesional relativos al cultivo y a la industria”.

Otro orden de competencias de la autoridad de aplicación tiene que ver con el desarrollo de licencias para la producción “que asegure la participación en esta actividad productiva a pequeños/as productores/as, cooperativas de agricultura familiar, campesina e indígena”; así como el “control y fiscalización a fin de garantizar las buenas prácticas de producción agrícola, de sustentabilidad y respeto por el ambiente, así como el cumplimiento del límite máximo de contenido de THC”.

Respecto del rol de la agricultura familiar en este marco, la Diputada del Frente de Todos contextualizó la inclusión de este sector en las políticas públicas impulsadas por el Gobierno Nacional para lograr un respaldo muy fuerte a los pequeños productores.

En los fundamentos presentados en el proyecto de Ley, se ubica al cáñamo como “una excelente alternativa productiva para diversificar y dinamizar el sector agrícola, particularmente en un país tan altamente jerarquizado en la temática como el nuestro, considerando a los distintos sectores económicos; desde empresas de gran envergadura como también a los/as pequeño/as productores/as y a las cooperativas de agricultura familiar, campesina e indígena”.

Asimismo, se destacó allí que “por su huella de carbono negativa, su bajo impacto ambiental, su función remediadora de suelos contaminados y su capacidad de cultivarse mediante un sistema rotación con otras clases de cultivos, podemos advertir que el desarrollo del cáñamo es perfectamente aplicable al marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda 2030, establecida en el ámbito de la Organización de las Naciones Unidas a la que nuestro país se encuentra adherido”.

En términos de estos beneficios que la industria cañamera puede traer al país en el contexto actual, Brawer remarcó que “Argentina, con las necesidades económicas que tiene, con la cantidad de tierras que tiene, con el clima que tiene, no se puede perder ninguna posibilidad de desarrollo productivo”. Según estimaciones de New Frontier Data, en Argentina existe un mercado potencial que, de arranque, podría movilizar 1110 millones de dólares. Cifras que son promisorias y que, acompañadas de un marco legal concreto, pueden crecer.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
La pyme argentina de capitales privados junto al INTA producirá en el país cannabis con fines medicinales, dando inicio a una nueva etapa que busca dar impulso al abastecimiento de materias primas para el mercado farmacéutico nacional.
Cultivadores, empresarios, abogados, ingenieros y emprendedores están enfocados en la industria, investigación y la producción del cannabis y del cáñamo en la región. Desde la Confederación Cannabica Argentina se celebra su creación.
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La propuesta formativa, que cuenta con más de 800 personas inscriptas, se dictará de forma virtual y tendrá una duración de seis meses, con dos encuentros mensuales. Es ofrecida por la Universidad Nacional Arturo Jauretche en convenio de cooperación científica y técnica con el CONICET, el Ministerio de Salud de la Nación y el Hospital “El Cruce Dr. Néstor Carlos Kirchner”.
Serán tres días de eventos gratuitos y habrá un congreso exclusivo para empresarios, industriales e inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen al largo de los tres días
El Ministro de Producción provincial, Miguel Mandrille, se expresó positivamente respecto de la posibilidad de producir cannabis para la salud. Santiago del Estero ya cuenta con un marco regulatorio que establece la cobertura de los tratamientos a través de la obra social de la provincia.
Un documento confeccionado por el Ministerio de Desarrollo Productivo posiciona al sector como una de las alternativas a construir de cara a la reactivación del país, en el marco de diversos ejes generales como la creación de empleos formales y de calidad, el desarrollo de las economías regionales, la posibilidad de exportación para PyMEs, entre otros.
La Agrupación Paranaense de Agricultorxs Cannabicxs, en Argentina, lanzó una campaña para que profesionales de la salud comiencen a trabajar con cannabis medicinal.
Las semillas pertenecen a cinco variedades y se destinarán a pruebas en tres modelos productivos diferentes. La próxima semana, la Sociedad del Estado CanMe San Juan confirmará los resultados de la segunda convocatoria a empresas para participar en su proyecto de investigación y producción, donde evalúa nueve propuestas.
En diálogo con Industria Cannabis, Araujo pasó por los orígenes de su interés por el sector y la creación de la Asociación Brasileña de Industrias Cannabinoides (BRCann). A su vez, ofreció su mirada sobre la situación actual en Brasil y las dificultades que podrían encontrarse en el desarrollo de una industria: “es necesario que haya una política de Estado, no solo una ley”, afirmó.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350