Adhesión a la nueva reglamentación de la Ley 27350
Neuquén: se aprobó la nueva reglamentación del cannabis medicinal

Neuquén ha sabido generar desarrollos muy interesantes en cuanto al uso medicinal de cannabis, ya sea para personas como para uso veterinario. Cómo queda posicionada la provincia con la nueva reglamentación, con sus potencialidades, los desafíos que representa y el rol del Estado.

Gotero con aceite de Cannabis

La Legislatura neuquina aprobó el miércoles 2 de diciembre el proyecto de adhesión a la Ley Nacional 27350 de Investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de Cannabis y sus derivados. Esta sanción proviene del impulso que realizó la diputada Ayelén Gutiérrez (Frente de Todos) durante 2019, junto a diferentes organizaciones de cannabicultores. Este año, se continuó el trabajo junto al diputado Lucas Castelli (Juntos por el Cambio).

“Lo que hoy acontece es un acto de justicia para todas esas familias que durante años no fueron escuchadas. Celebramos esta sanción como un triunfo de la organización de cientos de personas peleando por sus derechos”, expresó la Diputada.

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud provincial y deberá incorporar las especialidades medicinales derivadas del cannabis que los profesionales de la salud indiquen como tratamiento medicinal, terapéutico y paliativo del dolor. También se le deberá brindar cobertura social a los afiliados del Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN) con ese fin.

El proyecto aprobado, insta a la concreción de convenios con universidades nacionales, laboratorios y organismos que establecerán pautas y protocolos de investigación para el uso del aceite de Cannabis Medicinal; en tanto que prevé la coordinación de acciones con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y universidades para el asesoramiento y la capacitación sobre semillas, variedades, plantación y cosecha a pacientes o familiares. Estos deberán estar inscriptos en el Registro Provincial de Cultivadores de Cannabis Medicinal (ReProCann), que tiene competencias en la inscripción de pacientes, familiares y quienes practican el cultivo controlado de la planta de cannabis como tratamiento medicinal, terapéutico o paliativo del dolor.

Además, la ley dispone generar acuerdos con instituciones para la creación de un banco de semillas para su investigación y provisión; junto con la capacitación para los profesionales de la salud.

El desarrollo de la lucha por la regulación del cannabis en la provincia de Neuquén tiene un correlato con el trabajo que profesionales, organizaciones y legisladores se encuentran impulsando desde hace muchos años. Industria Cannabis dialogó con la diputada provincial Ayelén Gutiérrez (Frente de Todos) y el grupo de Cannabicultores del Alto Valle (CAV), para ilustrar un panorama concreto de lo que sucede en ese sector de la Patagonia argentina.

En cuanto a la situación legislativa en Neuquén previa a la reglamentación de la Ley 27350, en la provincia se había sancionado en 2016 la Ley 3042, que incorporaba al sistema público de salud una serie de medicamentos a base de extractos de cannabis medicinal. Ayelén Gutiérrez señaló que “esa ley nunca fue reglamentada, por lo que quedó absolutamente obsoleta, fue letra muerta” y agregó que, debido a esta falta de reglamentación, los desarrollos en el uso del cannabis medicinal, como la realización de aceites o pomadas, era “algo que se venía desarrollando intensamente pero siempre desde la clandestinidad”.

En este sentido, la diputada provincial expresó que, ante este estado de cosas, comenzaron “a ver la necesidad de profundizar la discusión”, junto con “la posibilidad de hacer un nuevo proyecto que contemplara más cuestiones”. Gutiérrez consideró los debates a nivel nacional como “una motivación extra para emprender este recorrido más profundo”.

La iniciativa de una nueva Ley de Cannabis Medicinal para la provincia de Neuquén encontró a Gutiérrez en el camino con el diputado provincial Lucas Castelli (Juntos por el Cambio) y con diversas organizaciones cannábicas de la región que participaron en la redacción del proyecto que ambos diputados presentaron en la Legislatura neuquina.

La Presidenta del Bloque de Diputados provinciales del Frente de Todos indicó a Industria Cannabis que “la pandemia nos dilató muchísimos temas porque se abocó toda la coyuntura que tenía que ver con emergencias de todo tipo y en estos temas daba la sensación de que estaban permanentemente postergados”; en tanto que, al adentrarse “en la situación de las familias que necesitan del uso del cannabis medicinal, se da cuenta de que también es algo urgente, como todo tema de salud”. En ese marco, tomaron la decisión de presentar el proyecto para su debate en este año legislativo, sin más dilaciones.

Gutiérrez marcó que “el día que se dio la reglamentación a nivel nacional, justamente comienza el tratamiento en la comisión del proyecto que presentamos junto con el diputado Castelli y que acompañaron los bloques de los que formamos parte”. En cuanto al trabajo conjunto con un Diputado de otra fuerza, Gutiérrez sostuvo que temas como el uso medicinal del cannabis “trascienden la esfera específica de lo partidario, porque el uso del cannabis medicinal es muy horizontal, atraviesa a toda una sociedad”.

En segundo orden, la Diputada provincial marcó que “la comercialización que se dio siempre en Neuquén de aceites o pomadas de cannabis ni siquiera está regulada. No hay un estudio ni una investigación ni una determinación acerca de cuál cepa conviene más, cuál dosis conviene para tal tratamiento, es decir, se da en un marco muy volátil”. A su vez, aseguró que la nueva reglamentación de la Ley 27350 “puede articular esto en todo su espectro: no solo sobre las semillas y las variantes, sino la investigación, el estudio, las dosis, las capacitaciones y por supuesto, siempre el resguardo legal”.

La diputada Ayelén Gutiérrez junto con las personas que fueron a apoyar el proyecto a la Legislatura neuquina.

En términos de las potencialidades que se observan en Neuquén para la producción, Gutiérrez afirmó que la provincia podría ser “un punto estratégico respecto de la producción de cannabis medicinal y sus derivados porque esa producción existe, pero se ha desarrollado de una manera absolutamente clandestina, sin resguardo por parte del Estado y con muchísima persecución a los cannabicultores y cannabicultoras de toda la provincia”.

Asimismo, los Cannabicultores del Alto Valle, una organización que nuclea a productores de Neuquén y Río Negro, sostuvieron en diálogo con Industria Cannabis que “la región del altovalle goza de un clima ideal para el cultivo industrial de Cannabis tanto con tecnología aplicada como al aire libre, ya que tenemos en la zona un clima muy parecido al originario de la planta de cannabis, además del suelo y el acceso al agua de calidad para su riego”, a lo que sumaron como “un potencial de cambiar la matriz de industria de la provincia para abastecer demanda regional, nacional e internacional”.

La Diputada provincial por el Frente de Todos coincidió con la postura de los cannabicultores, afirmando que “sería algo importante e interesante en materia de diversificar la producción que tiene Neuquén. Acá hay mucho que tiene que ver con la actividad hidrocarburífera. Y pensar quizás otras potencialidades de desarrollo sería interesante”, aunque advirtió que “son cuestiones incipientes y hay que ver la importancia y la injerencia que le da el Estado provincial a este desarrollo, sería una gran posibilidad para Neuquén, pero queda en una decisión más política y si no, tendríamos que pensar en una cuestión privada. Pero pensarlo en términos de decisión del Estado me parece que sería una gran oportunidad que tiene Neuquén, que lo puede hacer, pero depende de una decisión política del MPN concretamente”.

Asimismo, calificó la situación actual del cannabis en la provincia como “una cuestión doméstica, cuasi familiar, de las organizaciones que son pequeñas, pero que son grupos de familias que se han ido aglomerando en una organización para poder acompañarse en toda la tarea del autocultivo y la realización de los derivados del cannabis y en ese sentido, lo veo muy incipiente en la provincia”.

La Diputada neuquina continuó hablando sobre el rol del Estado en ese aspecto: “sería importantísimo si se le puede dar un acompañamiento a todos esos sectores, para que tengan un desarrollo de una producción más importante y habrá que ver las intenciones de avanzar del gobierno provincial como un potencial que entendemos que se puede dar en nuestra provincia de la producción de cannabis medicinal”.

A su vez, destacó que “hoy se trata más de resguardar desde un marco de legalidad a todas aquellas familias y organizaciones que se encuentran en la actividad, pero no hacen una producción masiva y a escala”, junto con “la articulación que tendrán que realizar estas familias en lo que refiere al Ministerio de Salud, la investigación con las universidades, las capacitaciones tanto para las organizaciones y las familias como para los médicos y personal de salud”.

En este aspecto, Gutiérrez subrayó la importancia de “un avance previo a nivel provincial y regional”. Estas cuestiones son fundamentales al pensar en los desafíos y las tensiones que se producen en la aplicación de la nueva reglamentación dispuesta por el Ejecutivo nacional. En ese marco, los Cannabicultores del Alto Valle aseveraron que siguen quedando “por fuera de la ley y seguimos siendo ilegales ante el Estado y las fuerzas de seguridad. Las personas que están privadas de su libertad por cultivar, consumir, transportar o vender cannabis siguen estando presas” y agregaron que “siguen deteniendo y allanando personas mientras, por otro lado, tenemos todos estos avances legislativos”.

Cannabicultores del Alto Valle en la Marcha de La Marihuana/año 2018

La organización dijo a Industria Cannabis que “el artículo 8 de la reglamentación es el único donde podemos incluirnos un poco, ya que no solo se pueden registrar y cultivar personas con patologías; sino también familiares, tercerxs o una agrupación que trabaje en la temática”. A su vez, ratificaron el impulso al cannabis recreativo: quienes cultivan cannabis “por una simple elección o por placer y sin tener una patología a tratar también deberían salir de la ilegalidad y entrar en la regulación y legalización del cannabis para todos sus usos y en todas sus formas, desde el autocultivo hasta lo industrial”.

Los cannabicultores afirmaron que seguirán en colaboración con “la parte política, que hace tiempo dejamos de buscarlos y son ellos ahora quienes nos integran en sus proyectos”. A su vez, brindan capacitaciones y herramientas para que la ciudadanía en su conjunto acceda a una terapia cannábica segura. Y agregaron que “haremos hincapié en las capacitaciones a profesionales de la salud, que son actores y engranajes importantes en esto de contener y acompañar a la sociedad en esta cuestión social de salud”.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Somos muchos y muchas las que nos preguntamos cómo será el futuro de la industria del Cannabis medicinal. ¿Habrá solo laboratorios internacionales en el gran negocio? ¿O también las pequeñas organizaciones de pacientes, usuarios y cultivadores formarán parte del mercado?
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
Es la primera entrega de este derivado, destinado al tratamiento de 14 pacientes con epilepsia. Un estudio realizado por el servicio de Neurología del Garrahan sostiene que el 80% de los casos han tenido respuestas positivas al tratamiento, mientras que el mismo redujo en un 60% el número de crisis.
Con iniciativas estatales, como Cannava en Jujuy, o con sociedades mixtas, como Agrogenética Riojana, el desarrollo de la investigación y de la producción de cannabis ubica al Noroeste argentino como una de las regiones más promisorias en el aspecto medicinal. En qué estado están esos proyectos y qué otras propuestas existen en las demás provincias.
El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación encomendó al Instituto Nacional de Semillas (INASE) el desarrollo de un relevamiento donde se identifiquen, caractericen y registren variedades genéticas nacionales. La decisión se enmarca en el proyecto impulsado por el Ejecutivo para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial.
Desde fuertes avances productivos y de investigación en cannabis medicinal hasta la falta de profesionales de la salud que prescriban tratamientos con los derivados de la planta, las provincias que conforman la región del Noreste argentino (NEA) presentan realidades muy heterogéneas. La situación en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa.
El país vecino exportó por primera vez 21 toneladas de alimentos derivados del cáñamo a la Unión Europea. El envío de la producción se dio a través de la empresa Healthy Grains S. A., que desde 2019 se encontraba trabajando en el sector con el apoyo del gobierno paraguayo.
Una nueva ventana de oportunidad se abre en medios de los desarrollos que se llevan adelante en distintas ciudades de Río Negro. La Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) anunció la conformación de PROCANNVA, una subcomisión centrada en la producción de cannabis medicinal y de cáñamo industrial. El rol de la vinculación entre diversos actores de la militancia y de la industria y la posibilidad de una reactivación de las economías regionales son dos de los ejes centrales.
La iniciativa girada por el Ejecutivo consiguió su aprobación en el Senado por 56 votos a favor y 5 votos en contra. El próximo paso es en la Cámara de Diputados, donde se buscará su sanción definitiva.
La demanda en el mercado internacional por las flores secas de cannabis es creciente. Sin embargo, el presidente Iván Duque rechazó la firma de un decreto para permitir la exportación de flores secas. Colombia pasó de tener una legislación pionera en Sudamérica a un crecimiento de la industria cannábica promisorio, pero con fuertes trabas y condicionamientos.
El centro perteneciente a Fabricaciones Militares destinará parte de su predio en la localidad bonaerense de Azul para el cultivo y producción de cannabis con fines medicinales. El trabajo se realizará en conjunto con el INTA y el CONICET. La fábrica había sido cerrada por la gestión de Mauricio Macri y la intención es reincorporar a quienes fueron despedidos.
Tras una semana con cuatro reuniones conjuntas de comisiones, la iniciativa para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial obtuvo dictamen en el Senado. Las modificaciones resultantes del debate se discutirán en el recinto la próxima semana.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350