Marijuana legal Vs Ilegal - por Esteban Sturla

Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.

Columnista de Opinión y fundador de Minamot

¿Entonces cuando la marihuana deja de ser ilegal? ¿Que se sigue considerando como marijuana ilegal?

Haciendo un recorrido por países y sus leyes en todo el continente americano nos encontramos con Canadá que es el segundo país del continente americano en despenalizar completamente la planta de Marihuana para todos sus usos. Uruguay, fue el primer país en el mundo en legalizar el cannabis para el llamado uso “recreativo”. En los EE UU, varios estados han creado leyes que despenalizan su uso para adultos, mientras otros estados solo abarcan la opción medicinal y en algunos solamente la producción industrial. Pero a nivel federal sigue siendo Ilegal, lo cual puede generar persecuciones a las personas y productores.

En México, ha sido aprobado por el Senado el dictamen que regula el uso y consumo de la marihuana, así como la producción con fines médicos, lúdicos e industriales aunque la reglamentación no ha pasado en definitivo y en Colombia, se legalizó la marihuana medicinal y se espera el desarchivo del proyecto de ley para legalizar el consumo recreativo. Ecuador se suma a la lista de países que han legalizado con fines medicinales, como Argentina, Puerto Rico, Chile, Perú y Paraguay. Cabe aclarar que en Argentina en 2020, aprobó el autocultivo para pacientes su provisión gratuita con fines medicinales por parte del estado por medio del Reprocann. En países como Bolivia, Brasil, Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana y Venezuela, el consumo de marihuana en cualquier caso es ilegal.

Si bien Canadá y el pionero Uruguay han despenalizado completamente el uso, hay restricciones y reglas que se destacan: Con las normas vigentes actuales: los adultos podrán llevar y compartir hasta 30 gramos de marihuana legal en público. También podrán cultivar hasta cuatro plantas en sus casas y preparar productos como los que puedan ser comidos para uso personal. Los consumidores compran marihuana de minoristas regulados por provincias, territorios o, cuando ninguna de esas opciones esté disponible, productores con licencia federal. La marihuana tampoco se venderá en el mismo lugar que el alcohol o el tabaco. Es aquí, en este último punto, donde podemos encontrar el primer objeto de ilegalidad para el estado: la no trazabilidad de la materia prima desde que el productor plantó hasta que llega al mercado del consumidor final sin registro o control alguno del gobierno.

Garantizar la trazabilidad, controlar las formas de producción, conseguir las habilitaciones y certificados y otorgar licencias a dispensarios es lo que el gobierno debe hacer para garantizar la seguridad y la calidad del producto. No hay que olvidar que, por medio de sus entes y herramientas, el fin u objetivo del Estado es garantizar el bienestar de sus ciudadanos. Todo productor que no se encuentre registrado será considerado ilegal.

Las estadísticas muestran que desde el 2018 al 2021, Canadá solo encuentra una disminución del 5% en la marihuana ilegal y que el 23% del mercado actualmente se encuentra abarcado por la venta ilegal del cannabis.

Esto se debe a varios factores:

1) desde que se creó la ley hasta el día de hoy la demanda es muy grande y no se abastece de forma correcta aquellos dispensarios legales, proponiendo una posible quiebra a sus dueños;

2) los impuestos son muy altos en el mercado legal y el consumidor encuentra valores más bajos en productores no autorizados y sin controles de calidad;

3) es un mercado en auge y la lentitud de la burocracia para regularizar y otorgar licencias hace que el mercado ilegal se introduzca en los vacíos del desabastecimiento.

Si bien el camino es largo, como lo han sido para el alcohol o el tabaco, creo que garantizar la calidad de los productos es un bien necesario y un rol fundamental del estado. También otorgar más libertades a los cultivadores independientes y aumentar la cantidad de gramos por persona física son parte de una agenda a futuro con un horizonte marcado en las libertades de las personas.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
La pyme argentina de capitales privados junto al INTA producirá en el país cannabis con fines medicinales, dando inicio a una nueva etapa que busca dar impulso al abastecimiento de materias primas para el mercado farmacéutico nacional.
Cultivadores, empresarios, abogados, ingenieros y emprendedores están enfocados en la industria, investigación y la producción del cannabis y del cáñamo en la región. Desde la Confederación Cannabica Argentina se celebra su creación.
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La propuesta formativa, que cuenta con más de 800 personas inscriptas, se dictará de forma virtual y tendrá una duración de seis meses, con dos encuentros mensuales. Es ofrecida por la Universidad Nacional Arturo Jauretche en convenio de cooperación científica y técnica con el CONICET, el Ministerio de Salud de la Nación y el Hospital “El Cruce Dr. Néstor Carlos Kirchner”.
Serán tres días de eventos gratuitos y habrá un congreso exclusivo para empresarios, industriales e inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen al largo de los tres días
El Ministro de Producción provincial, Miguel Mandrille, se expresó positivamente respecto de la posibilidad de producir cannabis para la salud. Santiago del Estero ya cuenta con un marco regulatorio que establece la cobertura de los tratamientos a través de la obra social de la provincia.
Un documento confeccionado por el Ministerio de Desarrollo Productivo posiciona al sector como una de las alternativas a construir de cara a la reactivación del país, en el marco de diversos ejes generales como la creación de empleos formales y de calidad, el desarrollo de las economías regionales, la posibilidad de exportación para PyMEs, entre otros.
La Agrupación Paranaense de Agricultorxs Cannabicxs, en Argentina, lanzó una campaña para que profesionales de la salud comiencen a trabajar con cannabis medicinal.
Las semillas pertenecen a cinco variedades y se destinarán a pruebas en tres modelos productivos diferentes. La próxima semana, la Sociedad del Estado CanMe San Juan confirmará los resultados de la segunda convocatoria a empresas para participar en su proyecto de investigación y producción, donde evalúa nueve propuestas.
En diálogo con Industria Cannabis, Araujo pasó por los orígenes de su interés por el sector y la creación de la Asociación Brasileña de Industrias Cannabinoides (BRCann). A su vez, ofreció su mirada sobre la situación actual en Brasil y las dificultades que podrían encontrarse en el desarrollo de una industria: “es necesario que haya una política de Estado, no solo una ley”, afirmó.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350