Marijuana legal Vs Ilegal - por Esteban Sturla

Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.

Columnista de Opinión y fundador de Minamot

¿Entonces cuando la marihuana deja de ser ilegal? ¿Que se sigue considerando como marijuana ilegal?

Haciendo un recorrido por países y sus leyes en todo el continente americano nos encontramos con Canadá que es el segundo país del continente americano en despenalizar completamente la planta de Marihuana para todos sus usos. Uruguay, fue el primer país en el mundo en legalizar el cannabis para el llamado uso “recreativo”. En los EE UU, varios estados han creado leyes que despenalizan su uso para adultos, mientras otros estados solo abarcan la opción medicinal y en algunos solamente la producción industrial. Pero a nivel federal sigue siendo Ilegal, lo cual puede generar persecuciones a las personas y productores.

En México, ha sido aprobado por el Senado el dictamen que regula el uso y consumo de la marihuana, así como la producción con fines médicos, lúdicos e industriales aunque la reglamentación no ha pasado en definitivo y en Colombia, se legalizó la marihuana medicinal y se espera el desarchivo del proyecto de ley para legalizar el consumo recreativo. Ecuador se suma a la lista de países que han legalizado con fines medicinales, como Argentina, Puerto Rico, Chile, Perú y Paraguay. Cabe aclarar que en Argentina en 2020, aprobó el autocultivo para pacientes su provisión gratuita con fines medicinales por parte del estado por medio del Reprocann. En países como Bolivia, Brasil, Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, República Dominicana y Venezuela, el consumo de marihuana en cualquier caso es ilegal.

Si bien Canadá y el pionero Uruguay han despenalizado completamente el uso, hay restricciones y reglas que se destacan: Con las normas vigentes actuales: los adultos podrán llevar y compartir hasta 30 gramos de marihuana legal en público. También podrán cultivar hasta cuatro plantas en sus casas y preparar productos como los que puedan ser comidos para uso personal. Los consumidores compran marihuana de minoristas regulados por provincias, territorios o, cuando ninguna de esas opciones esté disponible, productores con licencia federal. La marihuana tampoco se venderá en el mismo lugar que el alcohol o el tabaco. Es aquí, en este último punto, donde podemos encontrar el primer objeto de ilegalidad para el estado: la no trazabilidad de la materia prima desde que el productor plantó hasta que llega al mercado del consumidor final sin registro o control alguno del gobierno.

Garantizar la trazabilidad, controlar las formas de producción, conseguir las habilitaciones y certificados y otorgar licencias a dispensarios es lo que el gobierno debe hacer para garantizar la seguridad y la calidad del producto. No hay que olvidar que, por medio de sus entes y herramientas, el fin u objetivo del Estado es garantizar el bienestar de sus ciudadanos. Todo productor que no se encuentre registrado será considerado ilegal.

Las estadísticas muestran que desde el 2018 al 2021, Canadá solo encuentra una disminución del 5% en la marihuana ilegal y que el 23% del mercado actualmente se encuentra abarcado por la venta ilegal del cannabis.

Esto se debe a varios factores:

1) desde que se creó la ley hasta el día de hoy la demanda es muy grande y no se abastece de forma correcta aquellos dispensarios legales, proponiendo una posible quiebra a sus dueños;

2) los impuestos son muy altos en el mercado legal y el consumidor encuentra valores más bajos en productores no autorizados y sin controles de calidad;

3) es un mercado en auge y la lentitud de la burocracia para regularizar y otorgar licencias hace que el mercado ilegal se introduzca en los vacíos del desabastecimiento.

Si bien el camino es largo, como lo han sido para el alcohol o el tabaco, creo que garantizar la calidad de los productos es un bien necesario y un rol fundamental del estado. También otorgar más libertades a los cultivadores independientes y aumentar la cantidad de gramos por persona física son parte de una agenda a futuro con un horizonte marcado en las libertades de las personas.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas.
Usted pensara o quizas se pregunte que tiene que ver un tal Don Manuel, que le aviso es Don Manuel Belgrano y una Planta que no es cualquier planta. Si me refiero a la planta peyorativamente llamada de Marihuana, pero que su nombre en la Categoria Taxonomica de Linneo que clasifico cientos de miles de plantas y el Cañamo es una de ellas.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
La llegada al público de los productos de cannabis vuelven a la etapa de venta y post venta en un elemento más que interesante de la cadena de valor. Los avances en las tecnologías de la comunicación son fuertes aliados de las empresas y emprendimientos para conocer mucho más a sus compradores y lo que ellos piensan sobre sus productos. En Estados Unidos y Canadá, se pueden ver tres estrategias distintas para encontrar esa relación y mejorar sus servicios.
En un contexto nacional en el que se observa un terreno auspicioso para el desarrollo de la industria del cannabis, es fundamental observar lo que ocurre en las provincias. Durante esta semana San Juan, Mendoza y Chubut presentaron diversas novedades en torno a la producción de cannabis medicinal.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
La municipalidad puntana brinda, en el marco de su ordenanza para la regulación del cannabis con fines medicinales, una jornada donde se abordarán los aspectos médicos y científicos del uso de cannabis para la salud. Será el próximo sábado 12 de junio, de forma virtual. El gobernador Rodríguez Saá ha manifestado su entusiasmo por incorporar al cannabis medicinal no solo en la agenda de salud pública, sino también en la productiva.
Mediante una notificación a sus fuerzas, el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires sostiene que se debe “evitar el inicio de procesos improductivos que contradigan los derechos de los pacientes”. Entretanto, aproximadamente 500 bonaerenses se encuentran detenidos por cultivar, muchos de ellos con causas penales y el proyecto provincial de cannabis medicinal aún sigue pendiente de debate legislativo.
Luego de los anuncios del gobernador Omar Perotti a principios de mayo, la provincia se encuentra trabajando a través del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) en los aceites con alto contenido de CBD. Estiman que dentro de dos meses estará listo el primer lote. Santa Fe, hasta el momento, importa derivados de cannabis con fines medicinales para cubrir los tratamientos en su sistema de salud.
Matías Kulfas aseguró que “en un mercado global emergente, vemos una ventana de oportunidad para Argentina”, enfocada en la Salud, el Trabajo y el Desarrollo Federal. Según proyecciones para el 2025, que el ministro caracterizó como “un escenario conservador”, Argentina podría crear 10 mil nuevos puestos de trabajo y un mercado interno mayor a los 500 millones de dólares anuales.
El Presidente de la Nación expresó su postura sobre el tema y aseguró que el desarrollo cannábico en términos medicinales es “creciente” en el país. En los últimos ocho meses, varios hechos sustentan la afirmación sobre la prevalencia del cannabis medicinal en la agenda del gobierno en relación a otras aristas del uso de cannabis.
La Presidenta de Proyecto Cáñamo se refirió a algunos elementos clave de la iniciativa de Desarrollo Productivo y a la necesidad de comprender la diferencia jurídica entre cáñamo y cannabis psicoactivo. Lo penal, la agenda real de quienes realizan productos cañameros en Argentina y la (poca) presencia de la planta en la agenda mediática, entre otros temas, en este diálogo con Industria Cannabis.
La provincia se encamina a viabilizar la producción medicinal. Mientras los pacientes y asociaciones pueden acceder a un Registro que autorice el autocultivo, desde la articulación entre el Ministerio de Salud y de Producción se encuentran trabajando para que la cadena productiva cuente con los productores de la economía regional, social y popular y que las farmacias entrerrianas puedan realizar formulaciones con base en la planta.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350