Inversiones en Cáñamo en los EEUU
El crecimiento de la industria cañamera en Estados Unidos y la importancia de un marco legal definitivo

La industria del cáñamo en los Estados Unidos se encuentra en franco ascenso. Ese crecimiento, sin embargo, debe tener un correlato con una correcta aplicación de las legislaciones vigentes para su pleno desarrollo. ¿Cuál es el panorama que se abre en el país norteamericano con el recambio político?

El estado actual del mercado de cannabis en Estados Unidos es promisorio para el futuro, con desafíos concretos para el presente. Según un informe de Brightfield Group, se espera que el mercado de productos derivados de cáñamo en ese país alcance la suma de 23.7 mil millones de dólares para el año 2023. Actualmente, se encuentra en un valor de 5 mil millones de dólares. El crecimiento de las hectáreas cultivadas con cáñamo en Estados Unidos ha sido exponencial. Durante el año 2019, se cultivaron aproximadamente 121 mil hectáreas. Se espera que la producción siga en aumento debido a la aprobación de la Ley Agrícola de 2018 en ese país, que legalizó el cáñamo a nivel federal, además de la expansión de los programas estatales destinados al impulso del cáñamo industrial y el potencial de ganancias que este cultivo genera.

La historia legislativa del cáñamo industrial en Estados Unidos viene desde un poco más atrás en el tiempo. Más precisamente de la Ley Agrícola de 2014, que definió el cáñamo industrial e introdujo la producción nacional. La diferencia con la Ley Agrícola de 2018, una regulación de reforma del cannabis en ese país, tiene que ver con el cultivo de cáñamo destinado ampliamente a lo comercial, no solo programas piloto para ver el interés de mercado en los productos de cáñamo.

La Ley de 2018 “permitió explícitamente la transferencia de productos derivados del cáñamo a través de las líneas estatales para fines comerciales u otros. Tampoco impone restricciones a la venta, el transporte o la posesión de productos derivados del cáñamo, siempre que esos artículos se produzcan de manera compatible con la ley”, según afirma Hoban Law Group (HLG), un buffet de abogados de la industria del cannabis que atiende tanto a la industria regulada de la marihuana como a la industria del cáñamo industrial y se encuentra brindando servicios profesionales a la industria desde el año 2009.

Campo de cultivo - foto de hemptownusa

Otra definición que marcan desde este grupo de abogados es que la Ley Agrícola 2018 “le otorgó expresamente autoridad reguladora sobre estos productos (destinados al consumo humano o animal) a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Hasta la fecha, la FDA aún no ha promulgado normas relativas a los derivados del cáñamo, como el CBD, pero se anticipa que las Reglas Finales se implementarán en 2021. La falta de registro o reglas no significa que los productos de cáñamo sean ilegales; simplemente no están específicamente regulados por la FDA”.

La Administración de Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés), según HLG, “confundió aún más las cosas al tomar medidas directamente en contra de la Ley Agrícola de 2014 al mantener la retórica de que todo el cannabis, incluido el cáñamo industrial, seguía estando prohibido por la ley federal”. Esto, en otras palabras, afectó a la industria porque ralentizó o puso trabas por desconocimiento al transporte interestatal de cáñamo cultivado legalmente, al funcionamiento de las instalaciones legales de procesamiento de cáñamo, además de incautaciones de materiales y derivados de cáñamo que no correspondían realizarse según el marco legal vigente.

En este sentido, es fundamental que en Estados Unidos comience a dirimirse la diferencia entre cáñamo industrial, completamente legal, y estupefacientes. Como puede observarse, un marco regulatorio no es suficiente si esas reglas no se clarifican en los actores del Estado que intervienen en ese sector y, más precisamente, en la capacitación de sus agentes. “La mayoría de estas incautaciones tenían que ver con la confusa aplicación de la ley, que no conocía el Proyecto de Ley Agrícola de los EE. UU. y sus implicaciones para el cáñamo industrial, o que estaban mal preparados para encontrar un camión cargado de material vegetal que se ve y huele prácticamente idéntico a la marihuana”, expresa HLG sobre diversos actos policiales en este marco.

El mismo grupo de abogados manifiesta que “actualmente no existe una prueba de campo estandarizada, ni una prueba química para que la policía analice y determine rápidamente el contenido de THC del material vegetal”. Asimismo, remarcan la importancia de la espectroscopía infrarroja, para determinar rápidamente el contenido de THC, debido a que en la actualidad las fuerzas de seguridad solo detectan “la mera presencia de THC, que es demasiado imprecisa cuando se trata de la legalidad medida en décimas de porcentaje”.

El panorama que se abre a corto plazo, con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, estará estrechamente vinculado con los planteos que durante la campaña ha realizado el Presidente electo por el Partido Demócrata. En la plataforma electoral, la fórmula Biden-Harris apoya la despenalización y legalización de la marihuana para uso medicinal a nivel federal. Es importante puntualizar que, a su vez, se plantea dejar la legalización de la marihuana para uso recreativo como un aspecto que cada estado del país norteamericano deba evaluar y decidir autónomamente.

Cabe destacar que las acciones de empresas del sector cannábico han tenido un gran ascenso en el mercado en los días previos a la confirmación oficial de que Joe Biden sería el 46° Presidente de los Estados Unidos. Un caso resonante es el de Aurora Cannabis, empresa que entre el 5 y 6 de noviembre tuvo un alza del 119%, mientras que las acciones de Tilray lo hicieron en el orden del 60,5%. En tanto, Canopy Growth, experimentó una suba en sus acciones del 23,68% en el mismo período, ante la inminente noticia de que Biden ganaría las elecciones.

Esta suba puede explicarse como una respuesta a la posición de los demócratas mencionada anteriormente; pero también como el horizonte de que la nueva administración, finalmente, permita el avance de la ley de regulación de servicios bancarios para las empresas del sector cannábico, que actualmente tiene media sanción. Será fundamental el rol que juegue el Senado estadounidense para sellar un camino hacia una regulación integral del sector cannábico.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Somos muchos y muchas las que nos preguntamos cómo será el futuro de la industria del Cannabis medicinal. ¿Habrá solo laboratorios internacionales en el gran negocio? ¿O también las pequeñas organizaciones de pacientes, usuarios y cultivadores formarán parte del mercado?
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
Desde fuertes avances productivos y de investigación en cannabis medicinal hasta la falta de profesionales de la salud que prescriban tratamientos con los derivados de la planta, las provincias que conforman la región del Noreste argentino (NEA) presentan realidades muy heterogéneas. La situación en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa.
El país vecino exportó por primera vez 21 toneladas de alimentos derivados del cáñamo a la Unión Europea. El envío de la producción se dio a través de la empresa Healthy Grains S. A., que desde 2019 se encontraba trabajando en el sector con el apoyo del gobierno paraguayo.
Una nueva ventana de oportunidad se abre en medios de los desarrollos que se llevan adelante en distintas ciudades de Río Negro. La Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) anunció la conformación de PROCANNVA, una subcomisión centrada en la producción de cannabis medicinal y de cáñamo industrial. El rol de la vinculación entre diversos actores de la militancia y de la industria y la posibilidad de una reactivación de las economías regionales son dos de los ejes centrales.
La iniciativa girada por el Ejecutivo consiguió su aprobación en el Senado por 56 votos a favor y 5 votos en contra. El próximo paso es en la Cámara de Diputados, donde se buscará su sanción definitiva.
La demanda en el mercado internacional por las flores secas de cannabis es creciente. Sin embargo, el presidente Iván Duque rechazó la firma de un decreto para permitir la exportación de flores secas. Colombia pasó de tener una legislación pionera en Sudamérica a un crecimiento de la industria cannábica promisorio, pero con fuertes trabas y condicionamientos.
El centro perteneciente a Fabricaciones Militares destinará parte de su predio en la localidad bonaerense de Azul para el cultivo y producción de cannabis con fines medicinales. El trabajo se realizará en conjunto con el INTA y el CONICET. La fábrica había sido cerrada por la gestión de Mauricio Macri y la intención es reincorporar a quienes fueron despedidos.
Tras una semana con cuatro reuniones conjuntas de comisiones, la iniciativa para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial obtuvo dictamen en el Senado. Las modificaciones resultantes del debate se discutirán en el recinto la próxima semana.
En dos tandas de expositores ligados a la industria del cannabis medicinal y del cáñamo, se abordaron diversos puntos que reúne el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo. Se estableció un cuarto intermedio hasta el miércoles para consolidar los acuerdos de modificaciones o agregados al texto de la normativa y emitir dictamen para debatir en el recinto.
En el marco de una reunión conjunta de tres comisiones del Senado de la Nación, con la participación del ministro Matías Kulfas, comenzó la discusión en el ámbito legislativo. El próximo viernes se escucharán exposiciones de diversas personas vinculadas a la temática y el lunes 5 de julio podría haber un dictamen para su pronto debate en el recinto.
Serán tres días de eventos gratuitos y una charla exclusiva para empresarios, industriales, inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen por la Expo al largo de los tres días
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350