Cáñamo Industrial en la Argentina: una nueva oportunidad 83 años después - Por Mike Bifari

En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas.

En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas. Cuando uno ve los alcances tecnológicos alrededor de la industria del Cáñamo queda clarísimo que su prohibición fue para favorecer a determinados sectores que se veían perjudicados con la competencia de esta planta, estos mismos también supieron encontrar la excusa perfecta para la prohibición y estigmatización: "La Marihuana".

Se lanzó entonces una campaña sin precedentes de demonización y persecución a los consumidores de cannabis medicinal y/o recreativo en una “caza de brujas” tremenda. Violando los derechos humanos en todo el mundo hasta el día de hoy. La gran reactivación del Cáñamo después de su prohibición mundial (1937) es a mediados de la década de los ochenta, donde varios países europeos presentaron sus demandas para poder plantar Cannabis Sativa L. como Cáñamo industrial con niveles bajos de THC (principal molécula psicoactiva). En la actualidad hay unos 35 países involucrados con la producción de cáñamo, y hay distintas y múltiples industrias en relación. Algunos ejemplos:

En la industria alimentaria, las semillas de cáñamo y las tortas oleaginosas se utilizan para alimentos y bebidas como una fuente alternativa de proteínas, se realizan también suplementos dietarios por su altísimo valor nutricional. El aceite también se utiliza en productos medicinales, terapéuticos y farmacéuticos. Lo que abre un mundo de infinitas posibilidades productivas. La creciente tendencia y conciencia social sobre las ventajas dietéticas, medicinales y Fito terapéuticas del aceite, junto con la demanda de las industrias de cosméticos y cuidado personal, están a cada momento impulsando el crecimiento del mercado en todo el mundo. Inclusive en nuestro país. El aceite obtenido de semillas trituradas se utiliza en jabones, lociones, champús, geles de baño, aseo, y muchos productos más.

En lo que respecta a cuidado animal, el cáñamo es un producto agrícola que se usa ampliamente: En alimentación (las semillas tienen un alto contenido de proteínas, ácidos esenciales, alto valor nutricional, etc.) En veterinaria y distintas terapias, en camas para caballos, en piedras para gatos, etc.

En la industria automotriz, en países como Holanda, Alemania, Francia, Inglaterra, por ejemplo. Los materiales de aislamiento y los biocompuestos consumen una cantidad significativa de fibras de cáñamo, estos se utilizan principalmente para moldear distintas partes de las carrocerías de los autos. Es un material súper liviano, con propiedades termodinámicas, de alta resistencia y biodegradable.

Además la demanda de construcción ecológica, permacultural y alternativa que en muchos lugares del mundo está surgiendo como respuesta de la gran contaminación ambiental, impulsa cada vez más la producción de materiales de construcción a base de cáñamo. En países europeos, como el Reino Unido, Francia e Irlanda, muchas viviendas particulares utilizan una cantidad significativa de hempcrete (hormigón ecológico hecho de cáñamo y cal). También las fibras robustas, tienen una alta capacidad absorbente y contienen una gran cantidad de celulosa lo que le abre la puerta a la industria textil. En el 2019 el tamaño del mercado mundial de cáñamo industrial se estimó en 4,71 mil millones de dólares y se calcula que al cerrar este año haya tenido un aumento aproximado del 15 %. (Datos estimados por la compañía holandesa Hemp Flax, número uno a nivel mundial).

El cáñamo industrial es un cultivo altamente regulado en casi todo el mundo y se requieren permisos estatales diferentes dependiendo el país, para cultivar, procesar, distribuir y usar estos productos. Es gracias a estas regulaciones que en distintas regiones del mundo se está consumiendo una cantidad significativa de este material y se espera que durante los próximos años el mercado se incremente de forma notable. Teniendo en cuenta que en la industria del cáñamo siempre la actividad ha fluctuado según la época, podemos afirmar que hace 100 años aproximadamente había centenares de pequeños y medianos emprendimientos cañameros desparramados por todo nuestro país.

Las pruebas de esto están ni más ni menos que en los archivos municipales de contabilidad, propiedad y producción de muchísimas localidades. Quizás, el emprendimiento más recordado sea el de Flandria en la Provincia de Buenos Aires en la localidad de Jáuregui, donde hasta 1977 se cultivaron varias hectáreas de cáñamo para la industria textil.La última dictadura cívica militar (1976-1983) prohibió al Cáñamo industrial asociándolo con la Marihuana. Se sanciono un decreto prohibiendo a la Cannabis Sativa L. Debido al creciente desarrollo del Nylon, la industria cañamera ya venía en detrimento a nivel mundial, sumando la propaganda de persecución de la Marihuana, que venía del país del norte, los militares terminaron de cerrarle la puerta al cáñamo, al cannabis medicinal y recreativo. Es interesante recordar que la planta es la misma, solo que llamamos Cáñamo Industrial en esta época contemporánea, a las variedades que poseen menos de 1% de THC.

El gran desafío Argentino.

No tiene lógica que un país como el nuestro no esté dentro de los países productores de Cannabis industrial, más aun habiendo tenido un pantallazo general de sus múltiples usos, como ya hemos mencionado anteriormente. La responsabilidad ha sido de la clase política que durante años miro para otro lado y solo se preocupó de la represión contra nuestros jóvenes por el tema "Marihuana". Es por esto, que los que proponemos al Cáñamo como alternativa para los malgastados campos argentinos, celebramos que por fin nuestros representantes tomen la decisión de regular la actividad de esta industria. Recientemente el Senador Luenzo y la diputada Mara Brawer introdujeron los borradores correspondientes en el Senado y en la Cámara de Diputados. Esta sincronicidad en la presentación de los proyectos de ley nos da una esperanza en cuanto a la voluntad política de llevar adelante esta gran empresa. Para lograr que las nuevas leyes pasen, es necesario un gran debate en todos los ámbitos de nuestra sociedad.

Debemos hacernos cargo del impacto ambiental y estudiar en profundidad las consecuencias de la contaminación y del consumo irracional de materiales no ecológicos de estos tiempos. Estos serán algunos de los análisis e interrogantes que se ven venir. La elección del Cáñamo industrial como alternativa agroecológica es el camino que debemos tomar, pero si el estado no lo toma para promocionar su actividad será muy difícil instalarlo. En un año sin precedentes debido al covid-19, las necesidades de la actividad económica son inmensas en el mundo entero y por supuesto de necesidad más que imperiosa para la Argentina, dicho esto, podemos optar por Cáñamo y de una vez por todas sembrar la esperanza en el entramado productivo nacional.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Somos muchos y muchas las que nos preguntamos cómo será el futuro de la industria del Cannabis medicinal. ¿Habrá solo laboratorios internacionales en el gran negocio? ¿O también las pequeñas organizaciones de pacientes, usuarios y cultivadores formarán parte del mercado?
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
Desde fuertes avances productivos y de investigación en cannabis medicinal hasta la falta de profesionales de la salud que prescriban tratamientos con los derivados de la planta, las provincias que conforman la región del Noreste argentino (NEA) presentan realidades muy heterogéneas. La situación en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa.
El país vecino exportó por primera vez 21 toneladas de alimentos derivados del cáñamo a la Unión Europea. El envío de la producción se dio a través de la empresa Healthy Grains S. A., que desde 2019 se encontraba trabajando en el sector con el apoyo del gobierno paraguayo.
Una nueva ventana de oportunidad se abre en medios de los desarrollos que se llevan adelante en distintas ciudades de Río Negro. La Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) anunció la conformación de PROCANNVA, una subcomisión centrada en la producción de cannabis medicinal y de cáñamo industrial. El rol de la vinculación entre diversos actores de la militancia y de la industria y la posibilidad de una reactivación de las economías regionales son dos de los ejes centrales.
La iniciativa girada por el Ejecutivo consiguió su aprobación en el Senado por 56 votos a favor y 5 votos en contra. El próximo paso es en la Cámara de Diputados, donde se buscará su sanción definitiva.
La demanda en el mercado internacional por las flores secas de cannabis es creciente. Sin embargo, el presidente Iván Duque rechazó la firma de un decreto para permitir la exportación de flores secas. Colombia pasó de tener una legislación pionera en Sudamérica a un crecimiento de la industria cannábica promisorio, pero con fuertes trabas y condicionamientos.
El centro perteneciente a Fabricaciones Militares destinará parte de su predio en la localidad bonaerense de Azul para el cultivo y producción de cannabis con fines medicinales. El trabajo se realizará en conjunto con el INTA y el CONICET. La fábrica había sido cerrada por la gestión de Mauricio Macri y la intención es reincorporar a quienes fueron despedidos.
Tras una semana con cuatro reuniones conjuntas de comisiones, la iniciativa para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial obtuvo dictamen en el Senado. Las modificaciones resultantes del debate se discutirán en el recinto la próxima semana.
En dos tandas de expositores ligados a la industria del cannabis medicinal y del cáñamo, se abordaron diversos puntos que reúne el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo. Se estableció un cuarto intermedio hasta el miércoles para consolidar los acuerdos de modificaciones o agregados al texto de la normativa y emitir dictamen para debatir en el recinto.
En el marco de una reunión conjunta de tres comisiones del Senado de la Nación, con la participación del ministro Matías Kulfas, comenzó la discusión en el ámbito legislativo. El próximo viernes se escucharán exposiciones de diversas personas vinculadas a la temática y el lunes 5 de julio podría haber un dictamen para su pronto debate en el recinto.
Serán tres días de eventos gratuitos y una charla exclusiva para empresarios, industriales, inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen por la Expo al largo de los tres días
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350