Cannabis y trabajo
El potencial de la industria cannábica para la generación de empleo

Uno de los aspectos más importantes del desarrollo industrial del cannabis es el mercado laboral, debido a la generación de nuevos y variados puestos de trabajo. Cifras y expectativas de un sector que, ante los avances legales, puede convertirse en una fuente de gran ayuda para la situación económica actual.

Cultivo de Cannabis: Producción a gran escala

La clave del desarrollo de cualquier industria es la rentabilidad y la capacidad de generar empleo. En el caso del cannabis, según el Centro de Investigación Económica y Social Fedesarrollo, de Colombia, esta industria genera alrededor de 17 empleos formales por hectárea. Es importante destacar que estos datos constituyen un valor estimativo y promedio, que depende en gran medida de qué tipo de cultivo y de producción se trabajen.

En Argentina existen números basados en la experiencia de la provincia de Jujuy, donde hay un desarrollo productivo de cannabis medicinal de tipo público-privado, que arroja cifras a mediano plazo: “apuntamos a llegar a 2000 hectáreas y a 8000 puestos de trabajo todo el año”, expresó Gastón Morales, presidente de Cannava, la empresa estatal jujeña productora de derivados de cannabis. Cannava contiene un circuito de producción que incluye el cultivo, la extracción y formulación de aceites de cannabis, junto con la investigación científica, etapas que derivan en la creación de empleos directos e indirectos en una cantidad más que interesante.

Con la nueva reglamentación de la Ley 27350, establecida por el Poder Ejecutivo Nacional, las iniciativas abocadas a la producción de cannabis medicinal encuentran el paso para generar empleos, tanto en el sector estatal como en el privado. En el escenario económico actual, es muy importante pensar en esta vía que ocupa un lugar importante en la agenda productiva argentina.

Una hectárea del cannabis puede generar hasta 17 puestos de trabajo (Urgente 24)

El contexto de la pandemia causada por la Covid-19 ha trastocado las economías de la mayoría de los países del mundo, y con ella la variable del desempleo fue en crecimiento. En un artículo publicado por Lewis Koski, quien analiza los impactos de la industria cannábica sobre los mercados para Forbes, se realza que la industria del cannabis legal en los Estados Unidos construye una nueva fuerza de trabajo en medio de la pandemia.

Allí se analiza que, incluso en este contexto, el empleo en el sector del cannabis medicinal y de uso adulto en ese país alcanzaría la cifra de 300.000 puestos de trabajo, un 50% más que el año pasado. “Para poner las cosas en perspectiva, el número de empleos en la industria del cannabis sería más o menos el mismo que la industria de las bebidas y de la programación. Es importante tener en cuenta que solo 11 Estados tienen mercados completamente legales. Si el cannabis se legaliza en los 50 Estados, es fácil ver que su capacidad laboral sobrepasará la de otras industrias más establecidas”, remarca Koski en su análisis hecha antes de los cambios electorales de 2020.

Cannabis: oportunidad económica para los países con sus devidos marcos legales como el Uruguay (Marca Pais Uruguay)

En el caso de México, que se encuentra avanzando en la legalización del cannabis a nivel nacional, se afirma que se pueden llegar a generar entre 100 mil y 250 mil empleos directos e indirectos. Esto aseguró Erick Ponce, presidente del Grupo Promotor de la Industria de Cannabis (GPIC), en una entrevista con Business Insider México.

Los empleos generados por la industria del cannabis son muy diversos: desde cultivar, que requiere conocer muy bien la planta y las habilidades generales de cultivo, hasta la venta de productos realizados con cannabis, que implica un conocimiento del mercado donde se colocarán. En el medio, se encuentran los estadíos de cosecha, poscosecha e industrialización donde se necesita personal idóneo.

Asimismo, es fundamental el rol de los científicos que trabajen en la estabilización de semillas, en el diseño de productos medicinales, en el desarrollo de tecnologías tanto de cultivo como de industrialización, además de mirar hacia otros tipos de industrias donde se pueda aprovechar el CBD (como la alimenticia, la cosmética, la plástica, la textil, entre otras).

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas.
Usted pensara o quizas se pregunte que tiene que ver un tal Don Manuel, que le aviso es Don Manuel Belgrano y una Planta que no es cualquier planta. Si me refiero a la planta peyorativamente llamada de Marihuana, pero que su nombre en la Categoria Taxonomica de Linneo que clasifico cientos de miles de plantas y el Cañamo es una de ellas.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
La llegada al público de los productos de cannabis vuelven a la etapa de venta y post venta en un elemento más que interesante de la cadena de valor. Los avances en las tecnologías de la comunicación son fuertes aliados de las empresas y emprendimientos para conocer mucho más a sus compradores y lo que ellos piensan sobre sus productos. En Estados Unidos y Canadá, se pueden ver tres estrategias distintas para encontrar esa relación y mejorar sus servicios.
En un contexto nacional en el que se observa un terreno auspicioso para el desarrollo de la industria del cannabis, es fundamental observar lo que ocurre en las provincias. Durante esta semana San Juan, Mendoza y Chubut presentaron diversas novedades en torno a la producción de cannabis medicinal.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
La municipalidad puntana brinda, en el marco de su ordenanza para la regulación del cannabis con fines medicinales, una jornada donde se abordarán los aspectos médicos y científicos del uso de cannabis para la salud. Será el próximo sábado 12 de junio, de forma virtual. El gobernador Rodríguez Saá ha manifestado su entusiasmo por incorporar al cannabis medicinal no solo en la agenda de salud pública, sino también en la productiva.
Mediante una notificación a sus fuerzas, el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires sostiene que se debe “evitar el inicio de procesos improductivos que contradigan los derechos de los pacientes”. Entretanto, aproximadamente 500 bonaerenses se encuentran detenidos por cultivar, muchos de ellos con causas penales y el proyecto provincial de cannabis medicinal aún sigue pendiente de debate legislativo.
Luego de los anuncios del gobernador Omar Perotti a principios de mayo, la provincia se encuentra trabajando a través del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) en los aceites con alto contenido de CBD. Estiman que dentro de dos meses estará listo el primer lote. Santa Fe, hasta el momento, importa derivados de cannabis con fines medicinales para cubrir los tratamientos en su sistema de salud.
Matías Kulfas aseguró que “en un mercado global emergente, vemos una ventana de oportunidad para Argentina”, enfocada en la Salud, el Trabajo y el Desarrollo Federal. Según proyecciones para el 2025, que el ministro caracterizó como “un escenario conservador”, Argentina podría crear 10 mil nuevos puestos de trabajo y un mercado interno mayor a los 500 millones de dólares anuales.
El Presidente de la Nación expresó su postura sobre el tema y aseguró que el desarrollo cannábico en términos medicinales es “creciente” en el país. En los últimos ocho meses, varios hechos sustentan la afirmación sobre la prevalencia del cannabis medicinal en la agenda del gobierno en relación a otras aristas del uso de cannabis.
La Presidenta de Proyecto Cáñamo se refirió a algunos elementos clave de la iniciativa de Desarrollo Productivo y a la necesidad de comprender la diferencia jurídica entre cáñamo y cannabis psicoactivo. Lo penal, la agenda real de quienes realizan productos cañameros en Argentina y la (poca) presencia de la planta en la agenda mediática, entre otros temas, en este diálogo con Industria Cannabis.
La provincia se encamina a viabilizar la producción medicinal. Mientras los pacientes y asociaciones pueden acceder a un Registro que autorice el autocultivo, desde la articulación entre el Ministerio de Salud y de Producción se encuentran trabajando para que la cadena productiva cuente con los productores de la economía regional, social y popular y que las farmacias entrerrianas puedan realizar formulaciones con base en la planta.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350