Oportunidades del cannabis para el desarrollo
Beneficios del cultivo del cáñamo para la agroindustria

El cultivo de cáñamo trae aparejados múltiples beneficios para diversos sectores de la industria. Argentina, con su característica forma de producción agroindustrial, tiene la oportunidad de impulsar un sector que puede ser el avance del desarrollo. Aquí abordamos 3 grandes beneficios que el cultivo y procesamiento industrial del cáñamo pueden darle al país.

14 de Noviembre, 2020
Por: Ingrid Sept Lasser
Empleos y Cannabis (La Diaria UY)

América Latina puede considerarse una tierra de oportunidades si de cultivar cáñamo se trata. Esta planta, cultivada desde tiempos antiguos, puede utilizarse en distintos procesos industriales para producir alimentos, aceite, papel, textiles, medicamentos, entre tantos otros ámbitos. Se espera de esta industria un crecimiento mundial superior a los 166.000 millones de dólares para el año 2025, según Forbes.

En nuestro continente, el cultivo de cáñamo principalmente se destina a la industria medicinal. Países como Colombia y Uruguay han tenido experiencias muy importantes en ese sentido, con legislaciones y políticas públicas tendientes a la articulación entre el Estado y empresarios del sector.

El potencial que se encuentra en América Latina para el cultivo y desarrollo industrial del cáñamo puede plasmarse en tres aspectos que beneficiarían muchísimo a la agroindustria.

#1: Ambiente

El debate sobre industria y huella ambiental ocupa cada vez más lugar en las agendas productivas mundiales. En este marco, las aplicaciones industriales del cáñamo tienen un correlato con un desarrollo sostenible. El ciclo corto de cultivo que tiene la planta, de 4 meses, posibilita la rotación y evita el monocultivo. Además, en su última etapa de cultivo, mejora las condiciones físicas del suelo, ya que la caída de sus hojas produce un colchón que le otorga nutrientes.

En otro orden, el bajo requerimiento de insumos químicos por parte del cáñamo alimenta la posibilidad de producción agroecológica, una alternativa que forma parte de la estrategia contra el cambio climático.

Por ejemplo, la gran resistencia que tiene la fibra de esta planta puede ser el puntapié para un desarrollo amigable con el medioambiente de la industria textil y de la construcción, que son habitualmente señaladas por su fuerte huella ambiental.

Con las semillas de cáñamo y su aceite puede producirse biodiesel, fundamental para replantear el mercado de combustibles fósiles, utilizando recursos renovables en vez de aquellos que no lo son.

Un dato fundamental que va más allá de cómo la aplicación industrial de la planta puede ayudar al desarrollo sostenible, es su capacidad para la recuperación de suelos contaminados. Es el caso de Chernobyl, donde desde el año 1998, Consolidated Growers and Processors (CGP), Phytotech, y el Instituto Ucraniano de Cultivos Bast, comenzaron a sembrar cáñamo industrial para eliminar contaminantes alrededor de la famosa planta de energía que protagonizó un desastre nuclear en Pripyat, Ucrania. Al respecto, responsables de Phytotech, que es una compañía especializada en fitorremediación, afirmaron que “el cáñamo está demostrando ser una de las mejores plantas fitoreparadoras que hemos podido encontrar”. En el cáñamo, encontraron una reducción más que importante de la toxicidad del suelo.

#2: Producción y alimentación

El cáñamo es un cultivo muy rentable debido al hecho de que las distintas partes de la planta pueden destinarse a la producción industrial y puede agregar valor a la oferta de exportación que ya se encuentra en productos cotidianos. La industria del papel, la alimenticia, la cosmética, la textil y la plástica son destinos posibles, pero la oportunidad de ampliar el espectro de producción es muy amplia y requiere de investigación científica.

En la producción de alimentos, si tenemos en cuenta el valor nutricional de los granos de cáñamo, estos tienen altas cantidades de proteínas y Omega 3, que ayuda a combatir problemas como el colesterol. Son altos en fibra, lo que regula la flora intestinal; su contenido de hierro ayuda a contrarrestar la anemia; mientras que sus valores altos de calcio y fósforo son beneficiosos para los huesos.

Según la Fundación Canna, que estudia la planta de cannabis y sus principios activos en España, “cerca del 50% del mercado global de aceite de cáñamo se concentra en la industria alimenticia y suplementos nutricionales”, como por ejemplo pan, galletitas, leches vegetales, helados, entre otros.

Industria del Cannabis: nuevos puestos de trabajo, nuevas empresas y recaudación estatal

#3: Economía y empleo

Como todo desarrollo industrial, impulsar la producción de cáñamo generaría nuevos puestos de trabajo, nuevas empresas e impuestos nuevos para la recaudación estatal. Se pone en marcha una cadena de valor en la que entran empresarios, agricultores, investigadores, desarrolladores de tecnologías de producción, entre otros.

El Centro de Investigación Económica y Social Fedesarrollo, de Colombia, afirma que esta industria genera alrededor de 16 empleos formales por hectárea. Según un informe de Leafly, a principios de 2020, el número de personas empleadas en Estados Unidos a tiempo completo por el rubro del cannabis medicinal asciende a 243.700. Números promisorios que pueden replicarse proporcionalmente en la Argentina, apostando por un desarrollo económico que tenga un marco sólido en términos legales y de mercado.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
De acuerdo con Clarke & Merlin (2013), es posible que las semillas de cáñamo se usaran como alimento en el Paleolítico, por los antiguos pueblos euroasiáticos durante el Holoceno, y en Japón para el año 10.000 A.C. El consumo del cáñamo como alimento por su elevado valor nutricional podría haber sido el primer uso del cáñamo conocido por el ser humano.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
La regulación del uso terapéutico del Cannabis en Brasil es un fenómeno reciente y bastante controvertido. Con respecto a América Latina, como Argentina, Uruguay, Colombia y México, no es exagerado llamarla, cuando menos, tímida.
Últimas Noticias
Este sábado 04 de Febrero a partir de las 16 se podrá disfrutar de charlas, música y una feria de emprendedores locales en la localidad santacruceña.
Entre enero y noviembre de 2022, el país latinoamericano exportó un total de 8,4 millones de dólares a través de la comercialización de cannabis.
“Este reconocimiento es el visto bueno para poder desarrollar el objetivo, que nos hemos propuesto como asociación”,contó Matías Salvado, Tesorero de la Cámara Cannabica Fueguina, a Industria Cannabis.
El último lunes, 23 de enero, el Gobierno nacional creó la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y el Cannabis Medicinal (ARICCAME), el organismo estatal que tendrá como tarea principal reglamentar y poner en marcha la ley 27669. Industria Cannabis habló con Gabriel Giménez, responsable de la secretaría de Agricultura/INASE en la Agencia Federal.
Tras el lanzamiento de la Agencia por parte del gobierno, los actores vinculados a la industria se manifestaron optimistas y puntualizaron los objetivos para dar celeridad a la reglamentación.
El ministro de Economía, Sergio Massa, encabezó este miércoles el lanzamiento de la primera Mesa de Trabajo de la ARICCAME
La regulación del uso terapéutico del Cannabis en Brasil es un fenómeno reciente y bastante controvertido. Con respecto a América Latina, como Argentina, Uruguay, Colombia y México, no es exagerado llamarla, cuando menos, tímida.
Mediante un decreto, nombraron a Francisco Echarren como Presidente de la Agencia encargada de la implementación de la cadena de industrialización de cannabis medicinal y el cáñamo en todos sus usos.
Además, el gobernador ha aprobado la aplicación de indultos para las personas condenadas por delitos de posesión de cannabis.
De acuerdo con Clarke & Merlin (2013), es posible que las semillas de cáñamo se usaran como alimento en el Paleolítico, por los antiguos pueblos euroasiáticos durante el Holoceno, y en Japón para el año 10.000 A.C. El consumo del cáñamo como alimento por su elevado valor nutricional podría haber sido el primer uso del cáñamo conocido por el ser humano.
Seleccion del Editor
¿La victoria de Lula abre camino hacia el cambio de paradigma del cannabis en Brasil?
¿Avanzará Fernández cómo hizo Biden?
Se conocieron detalles del plan de Alemania para legalizar el Cannabis
“La construcción siempre tiene que ser colectiva”