Legislación y marco legal
Diputados oficialistas presentaron proyecto para reformar la ley de drogas y despenalizar el consumo personal

La iniciativa promovida por la legisladora Carolina Gaillard apunta a modificar la Ley 23.737 -que establece el Régimen Penal de Estupefacientes-, despenalizar el consumo personal de sustancias y centrar el tema desde una perspectiva de salud pública. La iniciativa se basó en la doctrina del fallo Arriola de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (2009), que declaró inconstitucional penar a una persona por la tenencia de sustancias para consumo individual y privado.

7 de Febrero, 2022
Por: Alejandro Palladino

Diputados del Frente de Todos encabezados por Carolina Gaillard presentaron un proyecto para reformar la Ley 23.737 -que establece el Régimen Penal de Estupefacientes- y despenalizar el consumo personal de sustancias.La iniciativa se basó en la doctrina del fallo Arriola de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (2009), que declaró inconstitucional penar a una persona por la tenencia de sustancias para consumo individual y privado.

Apoyaron el proyecto de la diputada entrerriana sus compañeros y compañeras de bancada Mónica Macha, Blanca Osuna, Verónica Caliva, María Rosa Martínez, Carolina Yutrovic, Jimena López, Itaí Hagman, Mabel Caparrós, Lucila Masin y Mara Brawer.

La diputada entrerriana cuestionó la llamada “ley de drogas” -promulgada en 1989- por criminalizar y perseguir al usuario y no al narcotráfico. En esa línea agregó que “la guerra contra las drogas fracasó” al igual que el prohibicionismo. Como contrapartida, propuso “armonizar” la reforma de la ley de estupefacientes con “la protección de la salud pública y en particular con nuestra ley de Salud Mental”.

Para lograr este cometido el proyecto hace foco en que la persecución penal “se oriente a la narcocriminalidad y el negocio ilegal de estupefacientes, y no a conductas privadas de usuarios y usuarias que no significan un daño a la salud pública y cuya persecución, en cambio, significan sistemáticas afectaciones a derechos fundamentales”, subrayó Gaillard.

El texto, redactado y trabajado con especialistas y organizaciones de la sociedad civil, estipula una serie de modificaciones en el articulado de la Ley 23.737. En este sentido, busca despenalizar la tenencia de estupefacientes con fines de consumo personal aplicando la doctrina del fallo Arriola de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y en línea con numerosos países que despenalizaron el consumo personal de todas las sustancias, tales como México, Portugal, España, Perú, Uruguay, Brasil, Colombia, Bélgica, Holanda y el estado de Oregon, en EE.UU, según el proyecto.

La modificación de la ley de estupefacientes presentada por los diputados oficialistas también propone ajustar la política de drogas con relación al cannabis, otorgándole un estatus jurídico que comprenda su dimensión medicinal, terapéutica y paliativa, reconocida por Ley 27.350 de cannabis medicinal, y garantice que usuarios y usuarias medicinales y quienes cultiven en forma solidaria no sean perseguidos ni confiscados por sus cultivos destinados al uso para la salud.

Además, el proyecto de Gaillard propone la despenalización de la siembra y cultivo de cannabis para uso personal, indicando que siempre se entenderá con ese destino cuando la persona posea hasta 40 gramos de flores y/o semillas y la cosecha o cultivo de hasta 9 plantas de cannabis de efecto psicoactivo.

Si bien el debate parlamentario relativo al caso particular del cannabis se venía centrando últimamente en el proyecto para industrializar el cannabis medicinal y el cáñamo, la discusión en torno a la despenalización del consumo tomó fuerza en los últimos días por la muerte de 24 personas por cocaína adulterada en Puerta 8, en el oeste del conurbano bonaerense. Este hecho expuso la vulnerabilidad que existe en torno al uso de drogas y se reiteraron las críticas de especialistas a la Ley 27.737 centrada en perseguir y criminalizar a usuarios.

“Tenemos que priorizar un abordaje desde el derecho a la salud de los usuarios y usuarias, no su penalización, porque ese paradigma ya demostró su fracaso en todo el mundo: los consumos aumentan y también los riesgos asociados a la clandestinidad -con el problema de salud pública que eso implica, como vimos estos días en nuestro país-, obstaculizando el acceso al sistema de salud por temor a ser criminalizado”, prosiguió la legisladora.

“El proceso penal contra personas que consumen y pequeños eslabones de la cadena de comercialización no es efectivo para erradicar el narcotráfico y sí para castigar grupos sociales vulnerables como mujeres y personas trans en situación de extrema vulnerabilidad que, ni se llevan las principales ganancias, ni son quienes producen el daño en la salud pública a gran escala”, concluyó Gaillard.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
El 11 de abril el Ministerio de Salud, por medio de la resolución 781/22, creó una nueva categoría para “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en la medicina humana”, haciendo una separación de esta categoría de las médicas medicinales y las medicinales herbáceas. En otras palabras, comienza a establecerse un esquema propio para el registro de productos medicinales de Cannabis, distinto al régimen legal de aprobación de otro tipo de producto medicinal.
Últimas Noticias
La Asociación podrá comenzar a sembrar en las próximas semanas en un terreno que el estado provincial cedió en comodato a la ONG para que lleve adelante el proyecto en la provincia de Chubut.
En el auditorio Aurora Zucco de Bellocchio del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, se llevó a cabo el pasado el encuentro en el marco de las acciones formativas y de capacitación que implementa la institución.
El 24 de agosto se llevó a cabo el II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, en la sede de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Del encuentro participaron especialistas nacionales e internacionales, que debatieron las posibilidades de este sector productivo que espera la reglamentación de la Ley 27.669 de Cannabis Medicinal y Cáñamo Industrial.
Mamá Cultiva Argentina, en articulación con el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, presentan la primera edición digital de esta Guía de acompañamiento en cannabis para la salud.
Una de las demandas centrales de los colectivos y agrupaciones es "no más presos por cannabis", además de una regulación que permita desarrollar la industria del cannabis sin allanamientos y detenciones
El proyecto parte de la inversión de una empresa mendocina, contará con el acompañamiento de la Municipalidad y tendrá asesoramiento del INTA y del CONICET.
Su presidente, Francisco Malica, dijo que este paso “constituye la primera extracción de la provincia y tal vez del nordeste argentino”. Ahora el producto debe pasar por los controles de calidad. El objetivo es abastecer a la población de la provincia.
Los días 2, 3 y 4 de septiembre San Luis vivirá tres jornadas a puro cáñamo, donde se brindarán talleres y conferencias sobre los diversos usos industriales que tiene la planta.
Empresarios y funcionarios nacionales le pusieron el broche final ayer por la tarde al II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, realizado en el Salón Auditorio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Convocaron a conformar un modelo de la industria cannábica argentina cuyas prioridades sean el desarrollo del mercado interno con mayores empleos registrados y con una lógica federal de desarrollo en las provincias y mayor participación de las mujeres y disidencias.
Durante el evento donde se congregaron empresarios de distintos puntos del país, abogaron también por una regulación de la Ley 27.669 que tenga como prioridad a las PyMEs.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350