Cannabis medicinal de uso veterinario
Uso clínico del cannabis medicinal en animales: el caso de Rosario

Industria Cannabis dialogó con Gastón Nielsen, médico veterinario y miembro fundador de la agrupación de Veterinarios Dedicados a Terapias Cannábicas de Rosario (Vedtcra), sobre el uso clínico del cannabis en animales y la importancia del intercambio de experiencias profesionales en un campo que tiene incipientes desarrollos académicos.

Gastón Nielsen es médico veterinario y se dedica a la aplicación clínica del cannabis medicinal en sus pacientes, específicamente perros y gatos. Nielsen, junto a otros veterinarios de la ciudad de Rosario y zonas aledañas, fundó la agrupación de Veterinarios Dedicados a Terapias Cannábicas de Rosario (Vedtcra), con el objetivo de organizarse en el plano legal. La agrupación pertenece al área veterinaria de Aupac (Agrupación de Usuaries y Profesionales para el Abordaje del Cannabis).

El veterinario ubica su primer acercamiento al cannabis medicinal a partir del diagnóstico de Parkinson a su suegro y, a través de una clienta que es miembro fundadora de Aupac, iniciaron la terapia con cannabis de este familiar, con grandes resultados. Desde ese momento, con su esposa (también veterinaria) se propusieron desarrollar tratamientos cannábicos en animales. “Aupac nos abasteció de los primeros aceites y luego nos asesoró en la formulación. Entre algunas formulaciones que yo hacía y el amparo de Aupac, que nos daba soporte, empezamos a usarlo en pacientes perrunos y gatunos”, expresó Nielsen a Industria Cannabis.

En cuanto a los tratamientos que realiza, el veterinario remarcó que él considera el uso del cannabis “para la clínica diaria, no solo para convulsiones o casos muy puntuales. Lo tengo como un tratamiento más, si bien sigue la tendencia por los tratamientos empíricos más clásicos, lo tengo como un tratamiento sobre todo para pacientes viejos y como paliativo del dolor”. Entre las patologías en las que Nielsen aplicó dosis de cannabis medicinal, se encuentran el dolor osteoarticular de los perros, convulsiones refractarias que habitualmente no responden a tratamientos anticonvulsivos tradicionales, enfermedades autoinmunitarias, retención de orina posterior a las castraciones y acompañamiento quimioterápico que, según su experiencia “da calidad de vida (y doy fe) hasta el final de la vida del animal”.

Asimismo, el profesional rosarino afirmó que “particularmente, los pacientes con linfoma que consumen cannabis tienen mayor sobrevida que aquellos que no lo consumen” y aclaró que “queda investigar en qué beneficio particular es que se desarrolla”.

En cuanto a la investigación académica, ante la falta de papers o estudios detallados por patología y por las características de los animales, “lo más importante es el intercambio de la experiencia, y de a poco, vemos que va apareciendo porque es traspolación. Nosotros usamos mucho de la medicina humana. Llevado a la clínica, en el país son pocos los veterinarios que trabajan con cannabis”, sostuvo Nielsen. Asimismo, el veterinario indicó que “sigue faltando material de lectura, material de estudio, y en ese sentido, se vuelven fundamentales los congresos”.

Afirmó que “yo aprendo mucho de la experiencia de otros colegas y viceversa, por eso los Congresos como Vetcann son muy buenos porque se intercambia mucho”. Así como el enfoque en el uso clínico del cannabis en pacientes veterinarios resulta muy importante, el trabajo realizado requiere del tejido de redes que articulen y nucleen a los profesionales para buscar no solo el enriquecimiento de experiencias, sino también un respaldo organizativo. Es así que surgió Vedtcra. “Entre fines del año pasado y principios de este año, nos pusimos en contacto para formar esta agrupación, para intercambiar conocimientos sobre el uso clínico. Tenemos una muy buena conexión con Vetcann, que viene trabajando hace 20 años en Colombia”, sostuvo Nielsen a Industria Cannabis. En la agrupación trabajan en distintas etapas del proceso de tratamientos medicinales, entre ellas, la formulación de los aceites con las proporciones de cannabinoides indicadas para suministrar a los animales. Se hacen formulaciones por ratio; en líneas generales en una proporción 1:2 (THC y CBD respectivamente).

“Siempre se buscan concentraciones en las que supere el CBD, pero no que solamente se encuentre el CBD en la composición, según nuestra experiencia”, advirtió el veterinario rosarino. Respecto a la situación legal, Nielsen remarcó que el cannabis medicinal veterinario no se encuentra aún incluido en ninguna regulación vigente o propuesta, y que si bien desde la organización se encuentran impulsando la inclusión del área veterinaria, llevará más tiempo. Asimismo, avizoró un horizonte importante para el desarrollo industrial del cannabis medicinal de uso veterinario en pocos años, reparando, a su vez, en que “tiene que haber un marco regulatorio importante de la calidad del aceite, desde la plantación hasta la fabricación”.

Nielsen agregó que el rol del Estado es fundamental en lo que tiene que ver con la supervisión de los aceites y “que ese control no esté viciado por intereses va a ser fundamental también”. Observó que la particularidad de Rosario es que “existe movilización cannábica desde siempre” y que existen muchas agrupaciones que “han movilizado políticamente”. Existen experiencias similares a la agrupación rosarina como es el caso de Cannvet, en la provincia de Neuquén, o agrupaciones en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; pero el desarrollo de los conocimientos en la medicina veterinaria se extiende día a día a lo largo y a lo ancho del territorio nacional.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Somos muchos y muchas las que nos preguntamos cómo será el futuro de la industria del Cannabis medicinal. ¿Habrá solo laboratorios internacionales en el gran negocio? ¿O también las pequeñas organizaciones de pacientes, usuarios y cultivadores formarán parte del mercado?
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
Desde fuertes avances productivos y de investigación en cannabis medicinal hasta la falta de profesionales de la salud que prescriban tratamientos con los derivados de la planta, las provincias que conforman la región del Noreste argentino (NEA) presentan realidades muy heterogéneas. La situación en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa.
El país vecino exportó por primera vez 21 toneladas de alimentos derivados del cáñamo a la Unión Europea. El envío de la producción se dio a través de la empresa Healthy Grains S. A., que desde 2019 se encontraba trabajando en el sector con el apoyo del gobierno paraguayo.
Una nueva ventana de oportunidad se abre en medios de los desarrollos que se llevan adelante en distintas ciudades de Río Negro. La Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) anunció la conformación de PROCANNVA, una subcomisión centrada en la producción de cannabis medicinal y de cáñamo industrial. El rol de la vinculación entre diversos actores de la militancia y de la industria y la posibilidad de una reactivación de las economías regionales son dos de los ejes centrales.
La iniciativa girada por el Ejecutivo consiguió su aprobación en el Senado por 56 votos a favor y 5 votos en contra. El próximo paso es en la Cámara de Diputados, donde se buscará su sanción definitiva.
La demanda en el mercado internacional por las flores secas de cannabis es creciente. Sin embargo, el presidente Iván Duque rechazó la firma de un decreto para permitir la exportación de flores secas. Colombia pasó de tener una legislación pionera en Sudamérica a un crecimiento de la industria cannábica promisorio, pero con fuertes trabas y condicionamientos.
El centro perteneciente a Fabricaciones Militares destinará parte de su predio en la localidad bonaerense de Azul para el cultivo y producción de cannabis con fines medicinales. El trabajo se realizará en conjunto con el INTA y el CONICET. La fábrica había sido cerrada por la gestión de Mauricio Macri y la intención es reincorporar a quienes fueron despedidos.
Tras una semana con cuatro reuniones conjuntas de comisiones, la iniciativa para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial obtuvo dictamen en el Senado. Las modificaciones resultantes del debate se discutirán en el recinto la próxima semana.
En dos tandas de expositores ligados a la industria del cannabis medicinal y del cáñamo, se abordaron diversos puntos que reúne el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo. Se estableció un cuarto intermedio hasta el miércoles para consolidar los acuerdos de modificaciones o agregados al texto de la normativa y emitir dictamen para debatir en el recinto.
En el marco de una reunión conjunta de tres comisiones del Senado de la Nación, con la participación del ministro Matías Kulfas, comenzó la discusión en el ámbito legislativo. El próximo viernes se escucharán exposiciones de diversas personas vinculadas a la temática y el lunes 5 de julio podría haber un dictamen para su pronto debate en el recinto.
Serán tres días de eventos gratuitos y una charla exclusiva para empresarios, industriales, inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen por la Expo al largo de los tres días
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350