Una decisión histórica
Las Naciones Unidas quitaron al cannabis y su resina de la Lista IV de Estupefacientes

La Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas (CND) aceptó una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para eliminar el cannabis y la resina de cannabis de la Lista IV de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes. La ajustada votación realizada en Viena podría tener implicaciones de gran alcance para el desarrollo del cannabis medicinal.

2 de Diciembre, 2020
Por: Ingrid Sept Lasser y Gabriel de Lucia Murga

En una votación ajustada, con 27 votos a favor, 25 en contra y una abstención, la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas (CND, por sus siglas en inglés) aceptó una recomendación que la Organización Mundial de la Salud (OMS) había realizado en enero de 2019 para eliminar el cannabis y la resina de cannabis de la Lista IV de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y trasladarlo a la Lista I.

Con esta decisión, el cannabis y la resina se consideran dentro de las “sustancias que son muy adictivas o de probable uso indebido, y precursores que se pueden convertir en estupefacientes que son igualmente adictivos y también de probable uso indebido”, según lo expresado por la Convención. En la Lista I, por ejemplo, se encuentra también el opio.

Diana Barreneche, abogada, presidenta de Proyecto Cáñamo Argentina y creadora de F&B Canna, observó que esta “es una votación histórica (por quienes votaron de manera afirmativa) y se espera que tenga implicaciones de gran alcance para la industria mundial de la cannabis medicinal, que van desde la supervisión regulatoria hasta la investigación científica de la planta y su uso como medicamento”.

Barreneche agregó que “el resultado tiene un gran significado simbólico para el cannabis medicinal, ya que podría ayudar a impulsar los esfuerzos de legalización del cannabis medicinal en todo el mundo ahora que la CND reconoce tácitamente la utilidad médica de la droga” y que la decisión tomada por el organismo de políticas de drogas de las Naciones Unidas “podría alentar a los países a reevaluar cómo se clasifica el cannabis en sus propias listas de estupefacientes, lo que podría allanar el camino para más investigaciones sobre la marihuana medicinal y su uso como tratamiento para una variedad de dolencias y afecciones”.

Asimismo, Barreneche sostuvo que “no debería esperarse una relajación de los controles internacionales que rigen el cannabis medicinal” y que “hay quienes sostienen que la OMS no fue lo suficientemente lejos con su recomendación, ya que la cannabis no tiene un perfil de riesgo comparable al de las otras drogas de la Lista I, pero considerando lo difícil que ha sido la reforma de la cannabis a nivel de la ONU, la eliminación del Anexo IV es un paso que tanto investigadores, pacientes y quienes se dedican a esto celebrarán”.

Jamil Chade, corresponsal brasileño hace más de veinte años cubriendo temas de las Naciones Unidas, habló con Industria Cannabis acerca de la histórica decisión. "Este fue un tema que rompió muchas de las alianzas tradicionales que habían existido en la ONU en los últimos dos o tres años al menos. En varias votaciones sobre temas relacionados con la salud, había una clara alianza formada por gobiernos ultraconservadores como Brasil, Estados Unidos, Hungría y Polonia. Que adoptaron una alineación muy clara, incluso en temas, como el derecho al aborto y la educación sexual. Este grupo parecía estar muy unido, pero en ese tema se rompió esta alianza. También es interesante cómo en este caso concreto también se han desmantelado las alianzas ideológicas en términos políticos. Brasil y Hungría votaron junto a Cuba y China.". Chade señalo un otro punto que se evalua desde Ginebra. "Hay otra evaluación: de que fue una oportunidad perdida, ya que los otros cuatro temas de la resolución no fueron aprobados y que se necesitará mucho tiempo para que se vuelva a votar el tema", concluyó.

Adriana Friedheim, abogada, integrante de Proyecto Cáñamo y creadora de F&B Canna, expresó a Industria Cannabis que “es un paso importante porque sobre todo tranquiliza, le da seguridad jurídica a la industria de los medicamentos”. Sostuvo que la Lista I “es más pesada en su regulación”, pero que “al sacarlo de la Lista IV, mejora la condición del cannabis para lo que es la producción de medicamentos y queda igual que el opio. Ninguna otra cosa cambió, pero mejoró en el sentido de sacarle disposiciones más gravosas que están en la Lista IV”.

Friedheim afirmó que, entre las recomendaciones de la OMS a la CND “había dos objetivos de mínima: uno era sacar la molécula de THC de la Lista II de la segunda Convención y ponerlo en la Lista I de la primera, el otro sacar al cannabis de la Lista IV” y sumó otro fin más, acerca de que las tinturas y los preparados salgan del sistema de fiscalización.

En cuanto a la situación de Argentina, la abogada contó que “Argentina entró a la primera Convención en 1968, dictó la Ley 17818 que regula en lo que es medicamentos el expendio, la formulación, las licencias, reglamenta el tratado. Y según la Convención de 1961, los Estados pueden cultivar cannabis para el fin medicinal y haciéndolo como dice el Tratado. Argentina estableció en el artículo 3 de esta Ley que ninguno de los estupefacientes de la Lista IV podían ser usados para hacer medicamentos. O sea, tomó la postura más restrictiva. Eso se mantuvo hasta la 27350”.

Asimismo, Friedheim aseguró que en Argentina “el cannabis va a seguir donde está, solo que ya no le aplican las disposiciones de la Lista IV, entonces no habría que cambiar nada en el derecho interno”.

En otro orden, marcó que “hay algo histórico, que es el voto de Estados Unidos, porque en general tiene esta política de que de los tratados no se toca nada; sin embargo, dio este paso determinante” y que “el hecho de que haya un cambio y que Estados Unidos haya votado a favor, creo que es una señal geopolítica bastante fuerte. Esto no soluciona las cosas, pero cambia para mejor”. La abogada de F&B Canna resaltó que “los tres países de América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México) tienen una homogeneidad muy interesante, porque votaron los tres países a favor”.

A su vez, Friedheim señaló que es “absurda” la decisión que han tomado por la negativa “países que son potencias industriales, como Rusia o como China”, y clarificó que “lo que se está votando es que se normalice un estupefaciente para la fabricación de medicamentos”. En tanto, lamentó que “el bloque del Mercosur no tenga una posición en común en esto, que sería interesante”, debido al voto negativo de Brasil, que junto a Chile y a Perú fueron los países de Sudamérica que se manifestaron en contra.

La CND, el principal organismo de formulación de políticas de drogas de las Naciones Unidas, rechazó las cinco recomendaciones restantes. Después de aprobar la recomendación 5.1, los 53 Estados miembros actuales votaron las cinco propuestas restantes, con resultados negativos.

Se trata de la recomendación 5.2, para trasladar el THC de la convención de 1971 al tratado de 1961, que no logró la aprobación del organismo, con 23 votos a favor, dos abstenciones y 28 votos en contra. La recomendación 5.6 trataba de incluir determinadas preparaciones farmacéuticas con THC en la Lista III del tratado de 1961 y al estar vinculada con la 5.2, fue rechazada sin votación, junto con la recomendación 5.3.

La recomendación 5.4, que abordaba la eliminación de “extractos y tinturas de cannabis” del tratado de 1961, fue rechazada por 24 votos a favor, dos abstenciones y 27 en contra; mientras que la recomendación 5.5 fue rechazada por seis votos a favor, cuatro abstenciones y 43 en contra. Esta recomendación pretendía aclarar la confusa situación legal de los preparados de CBD con trazas de THC. Según argumentaron desde la CND, la propuesta fue redactada de manera ambigua, y las respuestas de la OMS a las preguntas de los Estados miembros sobre esta recomendación aumentaron esa ambigüedad.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
El 11 de abril el Ministerio de Salud, por medio de la resolución 781/22, creó una nueva categoría para “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en la medicina humana”, haciendo una separación de esta categoría de las médicas medicinales y las medicinales herbáceas. En otras palabras, comienza a establecerse un esquema propio para el registro de productos medicinales de Cannabis, distinto al régimen legal de aprobación de otro tipo de producto medicinal.
Últimas Noticias
Desde hoy, 5 de julio, bajo la resolución nº 260 desde el Instituto Nacional de Semillas (INASE), comprar y vender semillas ya es legal en la Argentina. Además se podrán comercializar esquejes y plantines que tengan inscripción de la/s variedad/es de dicha especie en el Registro Nacional de Cultivares
En la provincia argentina de Jujuy se inauguró el primer consultorio de endocannabinología de una asociación civil dentro de un sanatorio privado. La inauguración tuvo lugar gracias al acuerdo entre la Asociación Cannabis Medicinal Jujuy y el Sanatorio San José de la ciudad de Perico, a 35 km de la capital provincial.
Se trata de la renovación del sitio web del Registro del Programa de Cannabis (REPROCANN), con el que busca facilitar el proceso de inscripción y seguimiento de trámites para personas usuarias y profesionales.
En España el Congreso aprobó un proyecto para regular el cannabis medicinal y ahora la decisión de aplicarlo es de su gobierno. Mientras que en Italia la Cámara Baja trabaja para habilitar el autocultivo de hasta cuatro plantas por persona.
A partir de un convenio con el municipio, la empresa Whole Extraction instalará sus laboratorios en el polo industrial, donde también cultivará en condiciones indoor y en exterior. En principio elaborará aceites medicinales y una parte de esa producción será destinada a pacientes del partido.
Este ente está desarrollando los primeros materiales de referencia certificados de cannabinoides elaborados en Argentina; esto contribuye al control de la calidad de los productos del cannabis y sustituye importaciones de alto costo. Además, puso a disposición de los proyectos productivos y de la comunidad una plataforma con información pública para los interesados en la temática.
Con representantes de provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, La Plata, Neuquén y Rio Negro el evento rindió homenaje a Güemes y Belgrano. La cita tuvo lugar en Kennedy Social Bar el último 17 de junio, en la Ciudad de Salta
El estudio de la planta y sus propiedades medicinales y terapéuticas se han ganado lugar en carreras de grado de las universidades nacionales de La Plata (UNLP), Córdoba (UNC) y del Sur (UNS). Ahora, una diplomatura en la Universidad de Rosario (UNR) pone la mira en la formación enfocada en la producción. Además, la Universidad Provincial del Sudoeste (UPSO) lleva a cabo un ciclo de jornadas en seis ciudades de esa zona de la provincia de Buenos Aires.
El economista de 62 años tiene en carpeta el desarrollo de la industria del cannabis medicinal e industrial, y además se ha manifestado en contra del prohibicionismo. Por su parte, la vicepresidenta Francia Márquez apoyó la producción de cannabis de comunidades locales y cuestionó que las licencias fueron otorgadas a grandes empresas extranjeras.
A partir de un acuerdo con la empresa León Verde, el gobierno provincial apunta a producir cannabis medicinal y cáñamo industrial en la provincia incorporando a las cooperativas de la agricultura familiar que actualmente se desempeñan en la informalidad. “Tenemos la voluntad política de incorporar esta temática a la agenda del Norte Grande”, dijo Capitanich.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350