Avances en normativas provinciales
La Pampa: presentaron proyecto para garantizar el autocultivo de cannabis para la salud

El diputado provincial Espartaco Marín, del Frente Justicialista Pampeano, presentó en la Cámara un proyecto de adhesión a la Ley 27350 de cannabis medicinal, que contempla el autocultivo y la producción pública y privada. Cuáles son los puntos principales de la iniciativa.

La Pampa se acerca a su propia regulación sobre cannabis con fines medicinales y terapéuticos. El diputado Espartaco Marín, del bloque Frente Justicialista Pampeano, (Frejupa), presentó un nuevo proyecto de ley para que la provincia adhiera a la Ley 27350 de Investigación médica y científica de uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados y el Decreto reglamentario 883/20. A su vez, la iniciativa incluye un procedimiento provincial integral.

El régimen propuesto establece la conformación de un Registro Provincial voluntario, a los fines de autorizar “la inscripción de los pacientes y familiares de pacientes que, presentando las patologías incluidas en la reglamentación y/o prescriptas por médicos de hospitales públicos, sean usuarios de aceite de cáñamo y otros derivados de la planta de cannabis, con el resguardo de protección de confidencialidad de datos personales” indica el texto presentado en la Cámara de Diputados de La Pampa.

Se prevé que el Registro se encuentre enmarcado en el Programa Provincial para el estudio y la investigación del uso medicinal de la planta de cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales, que funcionará en el Ministerio de Salud pampeano. El mismo proporcionará “incluye la provisión gratuita de cannabis y sus derivados” a quienes cuenten con indicación médica para tratamiento con la planta y/o sus derivados, que estén inscriptos en el Programa y en el Registro y que no posean cobertura médica privada o de obra social.

Al mismo tiempo, la iniciativa busca la incorporación al Vademécum de Salud Pública y al Servicio Médico Previsional (SEMPRE) de la provincia de La Pampa del aceite de cannabis y otros derivados de la planta, “para el tratamiento de síndromes, trastornos, enfermedades poco frecuentes, patologías como epilepsias, cáncer, dolores crónicos, fibromialgia, glaucoma, esclerosis múltiple, tratamiento del dolor, estrés postraumático y toda otra condición de salud, existente o futura que sean autorizados por la Autoridad de Aplicación”.

Se autorizará para cultivo, extracción y preparación de derivados a aquellas personas que tengan indicación médica para sí mismos, para familiares y/o allegados, personas u organizaciones que lleven pequeños cultivos controlados y personas, empresas u organizaciones que cultiven para terceros. Las autorizaciones serán otorgadas a mayores de 16 años.

Es importante destacar que, según plantea el proyecto, las autorizaciones también dependen de que “las producciones y elaboraciones deberán ser supervisadas por un médico tratante y un químico farmacéutico”, y que “se debe garantizar la producción y elaboración de acuerdo a la certificación de buenas prácticas agrícolas y de manufactura”. También, “las producciones y elaboraciones deben ser evaluadas de acuerdo los controles de calidad correspondientes mediante un sistema de certificación y control de calidad, con oferentes públicos y privados que hayan sido habilitados a tales efectos”.

Un aspecto fundamental del proyecto pampeano es el que aborda el factor productivo: “la Autoridad de Aplicación otorgará las autorizaciones para el cultivo de cannabis a grandes, medianas y pequeñas empresas de carácter público, privado o mixto”, marca el texto presentado por Marín. A su vez, marca que el cannabis podrá industrializarse a través de “laboratorios públicos y privados nacionales y extranjeros para producir productos medicinales, terapéuticos o paliativos, en base a cannabis, priorizando la cobertura de la demanda local y, subsidiariamente, con fines de exportación”.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas.
Usted pensara o quizas se pregunte que tiene que ver un tal Don Manuel, que le aviso es Don Manuel Belgrano y una Planta que no es cualquier planta. Si me refiero a la planta peyorativamente llamada de Marihuana, pero que su nombre en la Categoria Taxonomica de Linneo que clasifico cientos de miles de plantas y el Cañamo es una de ellas.
La industria del cannabis vislumbra un mercado potencial enorme y valorado en miles de millones de dólares. Para el 2025, se proyecta a nivel mundial, que la industria del cannabis va alcanzar un nivel de facturación similar a alcanzado por las grandes industrias textiles.
Últimas Noticias
La cartera nacional presentará la iniciativa el 24 de mayo en el marco de la reunión del Consejo Económico y Social. La propuesta de ley “Desarrollo de la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial”, después de meses de debate, se girará al Congreso para su tratamiento.
El país ibérico, de esta forma, dio inicio a los debates por una ley de cannabis para la salud. La subcomisión deberá entregar un informe al gobierno en un plazo máximo de seis meses. Según una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el 90,1% de los españoles se mostró a favor de que se legalice el cannabis medicinal.
Bob Marley, máximo exponente de la música reggae a nivel mundial, falleció el 11 de mayo de 1981 y dejó un legado notable vinculado a la visibilización de la planta y a la lucha por su legalización en tiempos de fuerte prohibicionismo. Los puntos fundamentales convierten a los rastafaris, su relación con el cannabis y el reggae en un triángulo indestructible, símbolo de un movimiento cultural que perdura en el tiempo. Qué sucede con la legislación en Jamaica.
Los testeos de aceites, material vegetal y diversos productos derivados de cannabis con fines medicinales cumplen un rol más que importante en el desarrollo de un tratamiento seguro e informado. Los Servicios Tecnológicos de Alto Nivel ofrecidos por el CONICET y la experiencia pionera de la Universidad Nacional de Rosario, trabajos fundamentales en el ámbito público.
Facundo Garretón es empresario, natural de Tucumán, tiene 47 años e invierte en cannabis en Uruguay y Colombia desde el año 2018. En su historial, tiene emprendimientos en las áreas de finanzas y tecnología con iniciativas como InvertirOnline. Fue diputado nacional y actualmente está al frente de las empresas de cannabis YVY Life Sciences y Blueberries Medical Corp. Industria Cannabis habló con Garretón acerca de su mirada sobre el escenario del cannabis en Argentina y en América.
Mediante la Resolución 1263/2021, firmada por Carla Vizzotti y publicada este jueves en el Boletín Oficial, se autorizó el cultivo de cannabis con fines de investigación para uso medicinal. El proyecto fue presentado por la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB). Cuáles son los detalles de la iniciativa.
La norma hace hincapié en la investigación científica y en los estándares de calidad de los productos derivados de cannabis, junto con el protagonismo de los organismos estatales en el cultivo y el procesamiento de la planta. La sanción del proyecto se da en el marco de una campaña de confusión por parte de sectores eclesiásticos sobre el uso medicinal del cannabis y adicciones.
El gobernador lo manifestó en la Apertura de Sesiones Ordinarias provinciales, con fuerte hincapié en el rol que cumple el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) para los desarrollos vinculados a la salud. Será un trabajo de dos etapas, donde primero se importarán los insumos para producir y, luego, la provincia realizará todo el proceso de producción.
La provincia cuyana apuesta a la producción de cannabis medicinal y se encamina a garantizar las condiciones para comenzar a cultivar en septiembre. Hay mucha expectativa sobre la creación de empleos, donde se estiman 16 personas por hectárea, y los desarrollos empresariales.
A través de una resolución conjunta entre el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Semillas (INASE), se permitirá la incorporación en el Registro Nacional de Cultivares y/o en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares. La medida tomará vigencia una vez publicada en el Boletín Oficial. Cuenta con la firma de la ministra Carla Vizzotti y del presidente del INASE, Joaquín Serrano.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350