La cadena de valor del Cannabis - Por Esteban Sturla

La industria del cannabis vislumbra un mercado potencial enorme y valorado en miles de millones de dólares. Para el 2025, se proyecta a nivel mundial, que la industria del cannabis va alcanzar un nivel de facturación similar a alcanzado por las grandes industrias textiles.

La industria del cannabis vislumbra un mercado potencial enorme y valorado en miles de millones de dólares. Para el 2025, se proyecta a nivel mundial, que la industria del cannabis va alcanzar un nivel de facturación similar a alcanzado por las grandes industrias textiles. Como consecuencia de la emergencia de un gran movimiento político y la presión social, se lograron avances normativos en todo el mundo; beneficiando de este modo las despenalizaciones y la determinación de un marco legal para la producción, investigación, uso recreativo y explotación de las mismas.

Sin embargo, la pregunta que debemos contestar es: ¿en que se basa la cadena de valor del cannabis?

Con el fin de dar cuenta a la respuesta en torno a la especificidad de la cadena de valor del cannabis. Considero importante retomar los aportes de cadena de valor, planteado por Michael Porter. El economista, plantea que el ciclo de valor, es un modelo de representación que integra las distintas actividades empresariales, las cuales conforma los procesos de gestión, producción, distribución e interacción. Dentro de la cadena de valor, el margen de rentabilidad se encuentra asegurado, a partir de la relación entre: insumos de bajo costo y un precio de mercado, superior a este. Aplicando sus conceptos, dentro de la industria del cannabis podemos identificar 6 eslabones en la cadena de valor. Desde agricultores, hasta empresas radicadas en las zonas francas, el primer eslabón en esta cadena es: la creación e innovación en la Genética de semillas. Este proceso se centra en el mercado del cannabis recreativo y el medicinal, siendo este uno de los nichos de mercado más rentables. En la actualidad, tiene un alto valor agregado, pues a través de la tecnología y aprovechando las ventajas de la zona franca, se logra una rentabilidad mayor con relación a agricultores tradicionales.

El segundo eslabón en la cadena de valores es: el Cultivo de plantines de Cannabis, el cual incluye desde invernaderos hasta las grandes longitudes de hectáreas para su producción. Este proceso se observa la primera injerencia a nivel valor agregado, ya que, desde aquí se inicia el proceso de selección de producción para la cadena de valor agregado. En otras palabras, los productores optan controlar por medios artificiales los fotoperiodos de la planta (indoor) o eligen respetar los tiempos naturales y calendarios de la planta de cannabis, con el fin aumentar su producción, en el largo plazo. Si bien, sabemos que la planta de cannabis es exponencial a la cantidad de lumens para su fotosíntesis, también conlleva el aumento de nutrientes y cuidados. El tercer eslabón es: el secado de hojas/flor, el cual es uno de los procesos que más tiempo requieren y que no conlleva un alto valor agregado. Al requerir grandes espacios, tiempos y personal, logra ser uno de los procesos en la cadena que actualmente no se encuentra generando un incremento en el valor final. Si bien es verdad que un buen proceso de secado y una buena re-humidificación, (en el sector de bancos cannábicos a nivel internacional) son un plus a la hora de seleccionar una genética y su procedencia; lamentablemente en el comercio

No hay un impacto del tipo económico que sea exponencial para el productor, debido a las reglas de la competencia e impuestos agravados a las ventas en este sector. La Extracción de Tricomas es el cuarto eslabón en la cadena, el cual se caracteriza por la automatización de los procesos de extracción, en contraposición del modelo artesanal. La ventaja de esta implementación es la obtención de cantidades significativas de tricomas. Podemos decir que el valor agregado es la base para preparados de comestibles (edibles en ingles), aceites de cannabis, componentes de calidad farmacéutica, cremas etc. Una de la forma más industrializada es la extracción por medio de etanol.

El quinto eslabón es la modificación de los extractos del cannabis para el mercado objetivo; ya sea la preparación de aceites y el envasado de cannabis de la industria farmacéuticas, como el preparado de comestibles en función al mercado de los denominados “coffe shops”. El último eslabón en la cadena de Valor es la distribución y/o comercialización de los productos. Actualmente, nos encontramos en un mercado, en donde la exportación de cannabis en Latino América empieza a ser una nueva forma visible este proceso de valor agregado, para aquellos países cuyas normas vigentes y leyes lo permiten. En la industria del cannabis, es posible hallar diferentes eslabones que intervienen dentro de un proceso económico. En cada eslabón se añade valor, que, en términos competitivos, está entendido como la cantidad que los consumidores, que se encuentran dispuestos a abonar por un determinado producto.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas.
Usted pensara o quizas se pregunte que tiene que ver un tal Don Manuel, que le aviso es Don Manuel Belgrano y una Planta que no es cualquier planta. Si me refiero a la planta peyorativamente llamada de Marihuana, pero que su nombre en la Categoria Taxonomica de Linneo que clasifico cientos de miles de plantas y el Cañamo es una de ellas.
La industria del cannabis vislumbra un mercado potencial enorme y valorado en miles de millones de dólares. Para el 2025, se proyecta a nivel mundial, que la industria del cannabis va alcanzar un nivel de facturación similar a alcanzado por las grandes industrias textiles.
Últimas Noticias
La cartera nacional presentará la iniciativa el 24 de mayo en el marco de la reunión del Consejo Económico y Social. La propuesta de ley “Desarrollo de la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial”, después de meses de debate, se girará al Congreso para su tratamiento.
El país ibérico, de esta forma, dio inicio a los debates por una ley de cannabis para la salud. La subcomisión deberá entregar un informe al gobierno en un plazo máximo de seis meses. Según una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el 90,1% de los españoles se mostró a favor de que se legalice el cannabis medicinal.
Bob Marley, máximo exponente de la música reggae a nivel mundial, falleció el 11 de mayo de 1981 y dejó un legado notable vinculado a la visibilización de la planta y a la lucha por su legalización en tiempos de fuerte prohibicionismo. Los puntos fundamentales convierten a los rastafaris, su relación con el cannabis y el reggae en un triángulo indestructible, símbolo de un movimiento cultural que perdura en el tiempo. Qué sucede con la legislación en Jamaica.
Los testeos de aceites, material vegetal y diversos productos derivados de cannabis con fines medicinales cumplen un rol más que importante en el desarrollo de un tratamiento seguro e informado. Los Servicios Tecnológicos de Alto Nivel ofrecidos por el CONICET y la experiencia pionera de la Universidad Nacional de Rosario, trabajos fundamentales en el ámbito público.
Facundo Garretón es empresario, natural de Tucumán, tiene 47 años e invierte en cannabis en Uruguay y Colombia desde el año 2018. En su historial, tiene emprendimientos en las áreas de finanzas y tecnología con iniciativas como InvertirOnline. Fue diputado nacional y actualmente está al frente de las empresas de cannabis YVY Life Sciences y Blueberries Medical Corp. Industria Cannabis habló con Garretón acerca de su mirada sobre el escenario del cannabis en Argentina y en América.
Mediante la Resolución 1263/2021, firmada por Carla Vizzotti y publicada este jueves en el Boletín Oficial, se autorizó el cultivo de cannabis con fines de investigación para uso medicinal. El proyecto fue presentado por la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB). Cuáles son los detalles de la iniciativa.
La norma hace hincapié en la investigación científica y en los estándares de calidad de los productos derivados de cannabis, junto con el protagonismo de los organismos estatales en el cultivo y el procesamiento de la planta. La sanción del proyecto se da en el marco de una campaña de confusión por parte de sectores eclesiásticos sobre el uso medicinal del cannabis y adicciones.
El gobernador lo manifestó en la Apertura de Sesiones Ordinarias provinciales, con fuerte hincapié en el rol que cumple el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) para los desarrollos vinculados a la salud. Será un trabajo de dos etapas, donde primero se importarán los insumos para producir y, luego, la provincia realizará todo el proceso de producción.
La provincia cuyana apuesta a la producción de cannabis medicinal y se encamina a garantizar las condiciones para comenzar a cultivar en septiembre. Hay mucha expectativa sobre la creación de empleos, donde se estiman 16 personas por hectárea, y los desarrollos empresariales.
A través de una resolución conjunta entre el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Semillas (INASE), se permitirá la incorporación en el Registro Nacional de Cultivares y/o en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares. La medida tomará vigencia una vez publicada en el Boletín Oficial. Cuenta con la firma de la ministra Carla Vizzotti y del presidente del INASE, Joaquín Serrano.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350