El compromiso de las organizaciones cannábicas
Juan Martín Hotasegui, Presidente de Cogollos del Oeste: “somos una organización de cultivadores para cultivadores”

Industria Cannabis dialogó con Juan Martín Hotasegui, Presidente de la Asociación Civil Cogollos del Oeste, sobre cómo surgió la organización y qué actividades impulsan desde allí, así como la visión del panorama de una regulación integral del cannabis en Argentina.

Juan Martín Hotasegui es el Presidente de la Asociación Civil “Cogollos del Oeste”, cuyo eje principal es la producción de conocimiento sobre las plantas. En comunicación con Industria Cannabis, el Presidente de Codelo habló de los orígenes de la asociación por la necesidad de pensar un trabajo colectivo y de la importancia de la articulación entre las organizaciones cannábicas para poner las demandas del sector en agenda.

-¿Cómo surge la Asociación Civil Cogollos del Oeste?-

La Asociación Civil nace en 2012, después del debate por la despenalización en el Congreso. Mediante un grupo de cultivadores, necesitaban organizarse para brindar seguridad a sí mismos porque los cultivadores en solitario corren más riesgo. Cuando están organizados corren menos riesgos por el hecho del laburo en colectivo y desde distintos medios legales que tienen para cualquier inconveniente. En 2012 se empezó a trabajar de lleno en la lucha. En 2014/2015 se empezaron a dictar talleres y en 2016 se obtuvo la personería jurídica. También se participó por la Ley de Cannabis medicinal y finalmente obtuvimos la sede en 2018.

El nacimiento es en 2012 y nace con esa necesidad de agruparse y de poder llevar a cabo esta lucha entre todes.

-Teniendo en cuenta la perspectiva de la Asociación en contra de la criminalización de los cultivadores, que visualiza la despenalización del cannabis como derecho humano y que estuvieron durante el debate de la Ley de Cannabis medicinal, ¿cómo ven que se gestó esa Ley, la aplicación actual y qué perspectivas a futuro tienen sobre el tema en Argentina?-

Hay un tema de derecho humano que nosotros consideramos. La asociación tiene la premisa de estar a favor de la despenalización del consumo de cualquier sustancia. A eso vamos a apuntar más allá de si se regula o no se regula el cannabis. Para nosotros los usuarios no son criminales. Vemos que ese tema tiene que estar acompañado desde el ámbito de salud y no el de seguridad.

Con respecto a la Ley de Cannabis medicinal, en su momento se esperaba otra Ley, quizás. Cuando salió en 2017, se esperaba una Ley más abarcativa que contemplara más condiciones de salud, que contemple el autocultivo, por supuesto. Eso no pasó. Nosotros desde Cogollos del Oeste consideramos que siempre que el cannabis se pone en discusión y que, cuando se saca algún tipo de Ley o reglamentación al respecto, son avances, son pasos hacia adelante que damos y hay que seguir luchando para seguir consiguiendo cosas. Así lo vimos en ese momento, acompañamos la lucha del Consejo Consultivo Honorario, de las organizaciones que lo integraban para la nueva reglamentación. Nosotros leímos el borrador del decreto para cannabis medicinal y nos parece que es una Ley completamente diferente, mucho mejor, más abarcativa, que pone al Estado como protagonista todo el tiempo haciéndolo cargo no solo de que se cumplan los tratamientos de la gente que no puede acceder al cannabis, sino también de las investigaciones para conocer más tratamientos posibles. Consideramos que, si bien no es la Ley ideal y que entendemos que no existe la planta medicinal y la planta recreativa, la planta es una sola y los usos son todos terapéuticos. Y si bien consideramos que no deben haber dos leyes para la misma planta, son pasos adelante que se dan. Siempre que el cannabis se pone en discusión, es un poco más de lo que teníamos antes.

-En ese sentido, ¿cómo ves la posibilidad de una Ley integral del cannabis, que también contemple el uso industrial de la planta? El uso del cáñamo, específicamente, para alimentos, para textiles, biocombustibles, etc.-

Nosotros en Cogollos del Oeste integramos el Acuerdo por la Regulación Legal y, desde el Acuerdo, que está firmado por más de 50 organizaciones y tiene cinco puntos sobre los que se quieren hacer las bases de la Ley, no solamente se busca la regulación del cannabis para el uso sino también el aprovechamiento industrial que tiene toda la planta. Sin dudas, creo que Argentina es un país que podría sacarle mucho provecho a eso, por el tamaño del país, por la cantidad de campos que tiene, y se va a apuntar a eso. La Ley no puede quedar solamente en la utilización de los cogollos, de la flor y descartar todo lo demás porque tiene muchísimos usos y muchísimos beneficios económicos que podría traerle al país, sin dudas: puestos de trabajo, exportación. Consideramos que es posible que el cannabis se vuelva una commodity (ya lo es mundialmente), pero verlo de esa manera en el país. El Acuerdo apunta a eso, obviamente que siempre es necesaria una decisión política y, en un país como este, la decisión política y la decisión del campo también va a ser fundamental para la regulación seguramente.

-Volviendo a la Asociación y sus actividades, noto que están haciendo muchos talleres que tienen que ver con conocer en profundidad lo que es el cultivo de la planta de cannabis. ¿Cómo está siendo esa experiencia?-

Cuando arrancó la cuarentena, nosotros teníamos entre cuatro y seis talleres por mes, aproximadamente uno por semana y lo dábamos en la sede. Cuando se estableció la cuarentena, tuvimos que descifrar cómo íbamos a conseguir el dinero para seguir alquilando la sede y cómo íbamos a hacer para seguir el contacto con la población con la que nosotros trabajábamos. Surgió la idea de pasar a la modalidad online, que nos permitió llegar a muchísima más gente. Ahora tenemos gente en los talleres de todo el país; de hecho, se asoció mucha gente que vive fuera del AMBA.

La Comisión de los Talleres se encarga de producir todo lo que es el contenido, organizar los talleres y dictar las clases. En su mayoría, los que dan los talleres son cultivadores con muchos años de experiencia. También están ingresando profesionales: ahora tenemos un ingeniero agrónomo que dicta un taller de plagas, y tenemos veterinarios de una organización del sur de Neuquén que dan talleres de cannabis veterinario, taller de hongos alucinógenos, que es de los más solicitados. Lo que tratamos de hacer con los talleres sobre cannabis es cubrir cualquier tipo de necesidad con la planta y cualquier duda de los cultivadores. Entonces tenemos taller sobre cultivo en indoor, talleres más esporádicos para exterior, los martes tenemos talleres sobre temas más específicos como el de control de plagas que decía antes. Los talleres son ideados por cultivadores para cultivadores y todos los talleristas son cultivadores. Eso es lo que se podría destacar de Cogollos del Oeste, que es una organización de cultivadores para cultivadores.

-¿Cómo ves el desarrollo de la Asociación a futuro?-

Creo que va a depender mucho el hecho de cómo volvamos a la normalidad, las condiciones que ponga el Gobierno de la Ciudad para eventos, pero somos muy optimistas porque la pandemia nos permitió llegar a un montón de gente que no nos conocía, que nos conoció a través de los talleres. Duplicamos la cantidad de socios en la pandemia. Encaramos una serie de mejoras en la sede para que el día de mañana podamos reabrir y recibir a les socies y a la gente que quiera realizar talleres o para algún evento, como stand up, varietés o ferias. Creemos que vamos a poder expandirnos un poquito más y eso nos va a ayudar a crecer.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas.
Usted pensara o quizas se pregunte que tiene que ver un tal Don Manuel, que le aviso es Don Manuel Belgrano y una Planta que no es cualquier planta. Si me refiero a la planta peyorativamente llamada de Marihuana, pero que su nombre en la Categoria Taxonomica de Linneo que clasifico cientos de miles de plantas y el Cañamo es una de ellas.
La industria del cannabis vislumbra un mercado potencial enorme y valorado en miles de millones de dólares. Para el 2025, se proyecta a nivel mundial, que la industria del cannabis va alcanzar un nivel de facturación similar a alcanzado por las grandes industrias textiles.
Últimas Noticias
La iniciativa involucra a tres organismos del Estado y una entidad empresaria. Se busca producir cannabis para abastecer a pacientes de todo el país, de una forma similar al modelo que empleó Jujuy. Quedaría pendiente la firma del Ministerio de Salud salteño.
El decreto firmado por el gobernador Rodolfo Suárez reglamenta la ley provincial enfocada en garantizar la trazabilidad de los productos, en la creación de nuevos puestos de trabajo y en el desarrollo de las distintas etapas de la cadena de valor.
A lo largo de los años han surgido muchísimas variaciones genéticas y un incremento en la producción de plantas de cannabis. Estas opciones o variables responden a una forma de conseguir nuevas oportunidades en el mercado, generar diversidad al consumidor y suplir un mercado demandante y cambiante. En su columna de opinión Esteban Sturla habló con Norma Susana Felix, abogada y creadora del INPI en Argentina.
El Presidente anunció que el Ejecutivo impulsará un proyecto en el Congreso para autorizar el cultivo para uso industrial de cannabis con fines medicinales e industriales. A su vez, sostuvo que la planta “tiene propiedades de gran utilidad” y que la industria mundial del cannabis “triplicará su volumen de negocios en los próximos cinco años”.
Frente a la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, la organización reclamará el 1 de marzo por el cese de las causas judiciales y detenciones. Además, solicitan que el gobierno bonaerense escuche los aportes realizados al proyecto de ley de cannabis, que fue presentado oficialmente a inicios de esta semana por Teresa García.
Somos muchos y muchas las que nos preguntamos cómo será el futuro de la industria del Cannabis medicinal. ¿Habrá solo laboratorios internacionales en el gran negocio? ¿O también las pequeñas organizaciones de pacientes, usuarios y cultivadores formarán parte del mercado?
Milonga tiene distribución oficial en Alemania, Suiza, Francia y República Checa, entre otros. Todavía no en Argentina ni en España, su lugar de residencia. “Acá se permiten tópicos, cremas y aceites, pero no comestibles”.
Como ya lo hicieron varias provincias de nuestro país, Entre Ríos tiene pendiente retomar el debate de su proyecto de Ley de Accesibilidad al cannabis con fines médicos, terapéuticos o paliativos del dolor. El proyecto tiene posibilidades de ser tratado en marzo, pero se prevé incluir a las PyMEs como productores regionales en el texto. Cuáles son los principales ejes de la iniciativa entrerriana.
Teresa García, ministra de Gobierno bonaerense, presentó en la Cámara de Diputados provincial el proyecto de ley que prevé la creación de la Agencia Provincial del Cannabis (APC). El gobernador Axel Kicillof había enviado la iniciativa a la Legislatura en diciembre pasado.
Quienes integran el Consejo Consultivo Honorario previsto por la Ley 27350 de cannabis medicinal solicitan la urgente puesta en marcha del Registro del Programa de Cannabis (ReProCann). “Somos una comunidad organizada reclamando por el reconocimiento de nuestro legítimo derecho a la salud”, expresaron en el texto que entregarán al Ministerio de Salud de la Nación.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350