Cáñamo industrial
Cáñamo y bioplásticos, una producción sustentable y de calidad

La planta de cáñamo como materia prima representa una posibilidad alternativa limpia, ecológica y sostenible para producir bioplásticos en lugar de plásticos petroquímicos que dañan el medioambiente. Qué ventajas ofrece y qué casos se desarrollan en Argentina y el mundo.

25 de Febrero, 2022
Por: Alejandro Palladino
Bolsas de plástico yuxtapuestas. Uno es plástico hecho de petróleo, el otro es plástico hecho de cáñamo. La bolsa de cáñamo, cuando se expuso al aire, se descompuso en dos meses. Wikimedia Commons / Tracey McTague

Los plásticos con compuestos a base de petróleo que liberan gases nocivos a la atmósfera contribuyen al modelo productivo que contamina y daña al medioambiente. Cambio climático, pérdida de biodiversidad y contaminación de suelos, aire y mar son distintas caras de la actual crisis medioambiental.

Cada segundo se vierten más de 200 kilos de plástico en los mares y océanos de todo el mundo, lo que representa más de 8 millones de toneladas de residuos plásticos al año. A su vez cada año mueren más de 1 millón de aves marinas y 100 mil mamíferos marinos debido a la degradación sufrida por el medioambiente acuático y causada por los residuos plásticos, químicos y petrolíferos, según un informe de Greenpeace.

Frente a esta situación, la producción de bioplásticos hechos con cáñamo representa una posibilidad para convertir este material en un potencial sustituto de los plásticos petroquímicos. El cáñamo, sostenible y biodegradable, consume cuatro veces más dióxido de carbono que otras plantas de la atmósfera y su fibra es más fuerte que las fibras convencionales.

Un caso argentino

La utilización de la planta de cáñamo, además de implicar un compromiso ecológico, mejora la calidad de los productos elaborados. “La sustentabilidad del cáñamo se basa en tres pilares: lo económico, lo social y lo ambiental”, dijo a Industria Cannabis el emprendedor de Gaia Eyewear, Mariano Percivale, quien desde 2013 produce anteojos con componentes sustentables como cáñamo y madera y acrílico reciclados.

“Elijo el cáñamo por las grandes propiedades de compresión, tracción y aguante del material. Es un elemento de bajo peso y muy resistente, igual o más que el plástico a base de acetato. El cáñamo tiene eficiencia en la cantidad y en la calidad mecánica y técnica”, destacó Percivale, quien también integra Proyecto Cáñamo, organización que fomenta y difunde las ventajas ambientales y productivas de esta planta.

El emprendedor también remarcó que en Argentina la planta podría crecer en la mayoría de sus regiones. Asimismo, en caso de aprobarse la ley para crear el marco jurídico para su industrialización, producción y comercialización -que tiene media sanción del Senado- se podrían impulsar más proyectos productivos como el suyo y sin la necesidad de importar la materia prima como él lo hace actualmente.

En Argentina la última dictadura militar asoció al cáñamo con la marihuana y la prohibió, a pesar de no contener el componente psicoactivo (THC).

“Estamos ante una planta que se puede cultivar a gran escala, crece muy rápido, no necesita pesticidas ni grandes cantidades de agua y sirve para mantener el suelo. Por eso es superior a otros elementos”, subrayó.

En tanto, Stay true, un emprendimiento que produce y vende remeras hechas con cáñamo, también difunde las bondades de esta planta para la sustentabilidad del planeta. “La fibra de cáñamo es increíblemente fuerte y versátil, adecuada para convertirse en un bioplástico altamente funcional que se puede usar para hacer de todo, desde envoltorios de alimentos hasta aviones de combate furtivos. Es más fácil de moldear y pesa menos que la mayoría de los otros materiales para paneles compuestos y es reciclable y biodegradable”, señalaron en su sitio web.

Otros casos en el mundo

El cultivo de cáñamo tiene miles de años aunque su utilización ahora es incipiente luego de la prohibición mundial que pesó sobre la planta desde los años ‘30 del Siglo XX. Sin embargo existen ejemplos de uso de cáñamo para la fabricación de plásticos en distintas industrias.

Por caso, grandes empresas automotrices como BMW, Mercedes y Bugatti incorporan plásticos de cáñamo en sus productos. Asimismo el modelo de Porsche 718 Cayman GT4 que salió al mercado en 2019 incluyó paneles de fibra de cáñamo fabricados por la empresa holandesa Hempflax.

En Estados Unidos, la empresa The Hemp Plastic Company fabrica una línea de plásticos ecológicos mezclados con cáñamo que cumplen con los estándares técnicos y de seguridad de los principales sectores, como automotriz, muebles, embalaje, bienes duraderos, agrícola, industrial y construcción, según el sitio especializado Hemp Today.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
De acuerdo con Clarke & Merlin (2013), es posible que las semillas de cáñamo se usaran como alimento en el Paleolítico, por los antiguos pueblos euroasiáticos durante el Holoceno, y en Japón para el año 10.000 A.C. El consumo del cáñamo como alimento por su elevado valor nutricional podría haber sido el primer uso del cáñamo conocido por el ser humano.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
La regulación del uso terapéutico del Cannabis en Brasil es un fenómeno reciente y bastante controvertido. Con respecto a América Latina, como Argentina, Uruguay, Colombia y México, no es exagerado llamarla, cuando menos, tímida.
Últimas Noticias
El último lunes, 23 de enero, el Gobierno nacional creó la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y el Cannabis Medicinal (ARICCAME), el organismo estatal que tendrá como tarea principal reglamentar y poner en marcha la ley 27669. Industria Cannabis habló con Gabriel Giménez, responsable de la secretaría de Agricultura/INASE en la Agencia Federal.
Tras el lanzamiento de la Agencia por parte del gobierno, los actores vinculados a la industria se manifestaron optimistas y puntualizaron los objetivos para dar celeridad a la reglamentación.
El ministro de Economía, Sergio Massa, encabezó este miércoles el lanzamiento de la primera Mesa de Trabajo de la ARICCAME
La regulación del uso terapéutico del Cannabis en Brasil es un fenómeno reciente y bastante controvertido. Con respecto a América Latina, como Argentina, Uruguay, Colombia y México, no es exagerado llamarla, cuando menos, tímida.
Mediante un decreto, nombraron a Francisco Echarren como Presidente de la Agencia encargada de la implementación de la cadena de industrialización de cannabis medicinal y el cáñamo en todos sus usos.
Además, el gobernador ha aprobado la aplicación de indultos para las personas condenadas por delitos de posesión de cannabis.
De acuerdo con Clarke & Merlin (2013), es posible que las semillas de cáñamo se usaran como alimento en el Paleolítico, por los antiguos pueblos euroasiáticos durante el Holoceno, y en Japón para el año 10.000 A.C. El consumo del cáñamo como alimento por su elevado valor nutricional podría haber sido el primer uso del cáñamo conocido por el ser humano.
El Gobierno provincial aportará 68 millones de pesos para la creación de 1000 m2 de invernáculos destinados al cultivo de cannabis.
La segunda edición del evento arriba a la ciudad de Mar del Plata en el Hotel NH Provincial en la semana santa con distintas actividades
Industria Cannabis dialogó con Cintia Szumik, Secretaria de la organización, tras su viaje a tierras fueguinas para estrechar lazos y pensar en el desarrollo de la industria cannábica en la región.
Seleccion del Editor
¿La victoria de Lula abre camino hacia el cambio de paradigma del cannabis en Brasil?
¿Avanzará Fernández cómo hizo Biden?
Se conocieron detalles del plan de Alemania para legalizar el Cannabis
“La construcción siempre tiene que ser colectiva”