Industria automotriz, cáñamo y ambiente
Cáñamo: una alternativa para disminuir la contaminación que genera la producción automotriz.

Desde el mito del Soybean de Henry Ford hasta la realidad de los autos que utilizan partes de bioplástico de cáñamo, un recorrido que ofrece una alternativa para disminuir la contaminación que genera la producción automotriz.

1 de Diciembre, 2020

Uno de los más grandes desafíos de nuestro tiempo es revertir los efectos del cambio climático en nuestras vidas cotidianas. La industria automotriz es una de las más apuntadas por el uso de combustibles fósiles, pero también por los efectos medioambientales negativos que genera producirlos, como el uso de la fibra de carbono. En este marco, el cáñamo representa una gran oportunidad para contrarrestar los altos niveles de contaminación, y aquí veremos algunos ejemplos al respecto.

El auto que fabricó Henry Ford en tiempos de la Segunda Guerra Mundial se ha convertido en un objeto mitificado. El proyecto fue presentado en 1941 y fue bautizado como “Soybean” (grano de soja en inglés). Se dice que en su composición de plásticos tenía trigo, soja y cáñamo, lo que le otorgaba ligereza pero también resistencia y pesaba la mitad de lo que pesaba un auto convencional de la época. Sin embargo, nunca llegó a producirse en serie ni se conoció efectivamente la lista de productos que llevaban sus plásticos. Además, forma parte de un campo de leyendas más que de elementos concretos.

En la actualidad, podemos ver más realidades que mitos, como es el caso del Alfa Romeo Giulia o el Peugeot 308, cuyos tableros y paneles de las puertas han sido construidos a partir de fibra de cáñamo. El tablero del Alfa Romeo Giulia pesa 17% menos que un tablero estándar, mientras que los paneles de las puertas del Peugeot 308 son 25% más ligeros, lo que redunda en un ahorro de combustible.

En la línea de modelos de alta gama, BMW ha presentado prototipos del auto eléctrico i3 Ciudad y el híbrido i8, con base en bioplásticos derivados del cáñamo. Porsche, en tanto, ha creado el modelo 718 Cayman GT4 Clubsport, que incluye puertas compuestas por fibras orgánicas de lino y cáñamo junto a su carrocería.

Existe, desde 2010, un automóvil hecho de cáñamo. Su nombre es Kestrel, y fue construido en Canadá por la empresa Motive Industries Inc. Aseguran que es el auto más ecológico del mundo, y alcanza una velocidad máxima de 90 km/h, con una autonomía de unos 160 kilómetros. Posee motor eléctrico, y pesa poco más de una tonelada. Su carrocería fue fabricada a través de la infusión de tallos de cáñamo con resina polimérica, lo que le otorga una fuerte resistencia a los impactos.

Afiche publicitario del Kestrel, realizado por Motive Industries Inc.

Nathan Armstrong, presidente de Motive Industries, sostuvo en declaraciones a Autoevolution que en el proyecto Kestrel “vimos una oportunidad única para lograr avances significativos en el sector automotriz y apoyar al sector automotriz canadiense al brindar productos sostenibles y oportunidades para crear nuevos empleos de manufactura ecológica”. El prototipo tuvo mucha repercusión alrededor del mundo e, incluso, captó la atención de inversores. Sin embargo, hasta el día de hoy, no hay producción comercial de este vehículo.

Podemos pensar en el plástico a base de cáñamo como un material del futuro, aunque ya nos acompaña desde hace mucho tiempo. El procesamiento de las fibras de la planta lo posiciona como un fuerte sustituto de plásticos petroquímicos, y tiene como características ser ligero, duradero y biodegradable; junto con enormes facilidades para su producción: “la fibra en bruto solo necesita ser molida para ser usada, sin pasar por procesos que requieran la incorporación de aditivos químicos”, expresó Stephen Clarke, cofundador de la empresa mexicana Heaven Grown (que usa al cannabis como materia prima para las industrias del plástico y la construcción) en un medio de ese país.

Sin embargo, es importante observar que en la producción de autos de acceso “masivo”, no se encuentran estas producciones, que implicarían no solo un gran desarrollo en la industria de bioplásticos y la industria cañamera, sino también, un enorme cambio de paradigma en la producción industrial mundial.

Otro aspecto que se puede agregar a la sustentabilidad en el manejo productivo de nuestros recursos tiene que ver con el uso de biocombustibles, que si bien no “salvará al mundo”, puede ser un gran aporte para reducir la huella ambiental. El cultivo de cáñamo requiere menos cantidad de agua y menor duración que otros, además de absorber carbono, por lo que sería una excelente alternativa para la producción de biodiésel o bioetanol y también para evitar el desperdicio de recursos naturales.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Las condiciones impuestas por el Estado, a través de la nueva Reglamentación de La Ley 27350 del Programa de Investigación para Uso Terapéutico y Medicinal de Argentina, el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis), dejando toda retórica demagógica, en los hechos han llevado a el Cannabis que es un recurso de una Fitoterapia con amplias bondades para la Salud de las Personas, vuelvan frustrar las esperanzas y hagan inaccesible este recurso a la Salud.
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
En el marco legal de la Ley 27.350 y solicitado por la provincia el proyecto del cultivo de cannabis se propuso sólo con fines de investigación médica y científica y tiene por finalidad la producción de un producto de calidad y estabilizado. El cultivo se ubicará en un predio en Cafayate
El proyecto de Más País para regular el cannabis en sus distintos usos recibió el rechazo del grupo parlamentario mayoritario, que votó en rechazo y en sintonía con la oposición. En qué consiste el debate en el país ibérico y qué perspectivas se mantienen.
Carla Arizio es investigadora del Instituto de Recursos Biológicos del INTA y una de las principales referentes de este organismo en materia de cannabis. En diálogo con Industria Cannabis, explicó cuáles son los principales desafíos del INTA en los proyectos que lleva adelante, destacó la importancia de generar evidencia científica para el sistema de salud y remarcó también el interés del organismo en la ley para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo.
En el marco del cierre de Expo Cannabis Argentina 2021 la Cámara Argentina de Cannabis realizó un pedido por la rápida sanción de la ley de Cannabis Productivo por parte de la Cámara de Diputados. El proyecto fue enviado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación encabezado por Matías Kulfas, al Congreso de la Nación y ya obtuvo media sanción del Senado de la Nación meses atrás.
Durante el primer día habrá una ronda exclusiva para empresas. Allí participarán empresarios, distribuidoras, fabricantes, proveedores, empresas de servicios, inversores, representantes de marcas locales e internacionales y otros actores de esta industria en crecimiento. Por la tarde participará el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.
El gobierno ingresó a la Legislatura un proyecto para desarrollar la producción de cannabis medicinal y terapéutico. Para ese fin busca “consolidar a la provincia como un nodo de prestación de servicios y desarrollo de tecnologías”. La ley hará hincapié en los productores locales y autocultivadores.
Los grupos parlamentarios Unidas Podemos, Más País y ERC presentaron cada uno un proyecto para impulsar la regulación integral. En qué consisten y cómo podrían favorecer a la economía y al empleo.
La empresa Avicanna Inc. confirmó el viernes que ha completado sus primeras exportaciones comerciales de su genética patentada en forma de semillas de cannabis feminizadas a Perú y Argentina. Tales exportaciones fueron realizadas a través de su filial Santa Marta Golden Hemp S.A.S.
Jujuy entregó ayer el primer lote de aceite CBD 10 producido por la empresa estatal Cannava a 50 pacientes de un hospital público. Mientras que en Santa Fe, el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) provincial tiene listos sus primeros 926 frascos de aceite para uso terapéutico y lo anunciará oficialmente hoy.
Destacados exponentes de estos espacios académicos y científicos remarcaron la importancia de fortalecer el vínculo con entidades de la sociedad civil y el ámbito privado para construir un sistema integrado y poder acercar derivados de cannabis a la comunidad.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350