Industria automotriz, cáñamo y ambiente
Cáñamo: una alternativa para disminuir la contaminación que genera la producción automotriz.

Desde el mito del Soybean de Henry Ford hasta la realidad de los autos que utilizan partes de bioplástico de cáñamo, un recorrido que ofrece una alternativa para disminuir la contaminación que genera la producción automotriz.

1 de Diciembre, 2020

Uno de los más grandes desafíos de nuestro tiempo es revertir los efectos del cambio climático en nuestras vidas cotidianas. La industria automotriz es una de las más apuntadas por el uso de combustibles fósiles, pero también por los efectos medioambientales negativos que genera producirlos, como el uso de la fibra de carbono. En este marco, el cáñamo representa una gran oportunidad para contrarrestar los altos niveles de contaminación, y aquí veremos algunos ejemplos al respecto.

El auto que fabricó Henry Ford en tiempos de la Segunda Guerra Mundial se ha convertido en un objeto mitificado. El proyecto fue presentado en 1941 y fue bautizado como “Soybean” (grano de soja en inglés). Se dice que en su composición de plásticos tenía trigo, soja y cáñamo, lo que le otorgaba ligereza pero también resistencia y pesaba la mitad de lo que pesaba un auto convencional de la época. Sin embargo, nunca llegó a producirse en serie ni se conoció efectivamente la lista de productos que llevaban sus plásticos. Además, forma parte de un campo de leyendas más que de elementos concretos.

En la actualidad, podemos ver más realidades que mitos, como es el caso del Alfa Romeo Giulia o el Peugeot 308, cuyos tableros y paneles de las puertas han sido construidos a partir de fibra de cáñamo. El tablero del Alfa Romeo Giulia pesa 17% menos que un tablero estándar, mientras que los paneles de las puertas del Peugeot 308 son 25% más ligeros, lo que redunda en un ahorro de combustible.

En la línea de modelos de alta gama, BMW ha presentado prototipos del auto eléctrico i3 Ciudad y el híbrido i8, con base en bioplásticos derivados del cáñamo. Porsche, en tanto, ha creado el modelo 718 Cayman GT4 Clubsport, que incluye puertas compuestas por fibras orgánicas de lino y cáñamo junto a su carrocería.

Existe, desde 2010, un automóvil hecho de cáñamo. Su nombre es Kestrel, y fue construido en Canadá por la empresa Motive Industries Inc. Aseguran que es el auto más ecológico del mundo, y alcanza una velocidad máxima de 90 km/h, con una autonomía de unos 160 kilómetros. Posee motor eléctrico, y pesa poco más de una tonelada. Su carrocería fue fabricada a través de la infusión de tallos de cáñamo con resina polimérica, lo que le otorga una fuerte resistencia a los impactos.

Afiche publicitario del Kestrel, realizado por Motive Industries Inc.

Nathan Armstrong, presidente de Motive Industries, sostuvo en declaraciones a Autoevolution que en el proyecto Kestrel “vimos una oportunidad única para lograr avances significativos en el sector automotriz y apoyar al sector automotriz canadiense al brindar productos sostenibles y oportunidades para crear nuevos empleos de manufactura ecológica”. El prototipo tuvo mucha repercusión alrededor del mundo e, incluso, captó la atención de inversores. Sin embargo, hasta el día de hoy, no hay producción comercial de este vehículo.

Podemos pensar en el plástico a base de cáñamo como un material del futuro, aunque ya nos acompaña desde hace mucho tiempo. El procesamiento de las fibras de la planta lo posiciona como un fuerte sustituto de plásticos petroquímicos, y tiene como características ser ligero, duradero y biodegradable; junto con enormes facilidades para su producción: “la fibra en bruto solo necesita ser molida para ser usada, sin pasar por procesos que requieran la incorporación de aditivos químicos”, expresó Stephen Clarke, cofundador de la empresa mexicana Heaven Grown (que usa al cannabis como materia prima para las industrias del plástico y la construcción) en un medio de ese país.

Sin embargo, es importante observar que en la producción de autos de acceso “masivo”, no se encuentran estas producciones, que implicarían no solo un gran desarrollo en la industria de bioplásticos y la industria cañamera, sino también, un enorme cambio de paradigma en la producción industrial mundial.

Otro aspecto que se puede agregar a la sustentabilidad en el manejo productivo de nuestros recursos tiene que ver con el uso de biocombustibles, que si bien no “salvará al mundo”, puede ser un gran aporte para reducir la huella ambiental. El cultivo de cáñamo requiere menos cantidad de agua y menor duración que otros, además de absorber carbono, por lo que sería una excelente alternativa para la producción de biodiésel o bioetanol y también para evitar el desperdicio de recursos naturales.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
El 11 de abril el Ministerio de Salud, por medio de la resolución 781/22, creó una nueva categoría para “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en la medicina humana”, haciendo una separación de esta categoría de las médicas medicinales y las medicinales herbáceas. En otras palabras, comienza a establecerse un esquema propio para el registro de productos medicinales de Cannabis, distinto al régimen legal de aprobación de otro tipo de producto medicinal.
Últimas Noticias
La Asociación podrá comenzar a sembrar en las próximas semanas en un terreno que el estado provincial cedió en comodato a la ONG para que lleve adelante el proyecto en la provincia de Chubut.
En el auditorio Aurora Zucco de Bellocchio del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, se llevó a cabo el pasado el encuentro en el marco de las acciones formativas y de capacitación que implementa la institución.
El 24 de agosto se llevó a cabo el II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, en la sede de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Del encuentro participaron especialistas nacionales e internacionales, que debatieron las posibilidades de este sector productivo que espera la reglamentación de la Ley 27.669 de Cannabis Medicinal y Cáñamo Industrial.
Mamá Cultiva Argentina, en articulación con el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, presentan la primera edición digital de esta Guía de acompañamiento en cannabis para la salud.
Una de las demandas centrales de los colectivos y agrupaciones es "no más presos por cannabis", además de una regulación que permita desarrollar la industria del cannabis sin allanamientos y detenciones
El proyecto parte de la inversión de una empresa mendocina, contará con el acompañamiento de la Municipalidad y tendrá asesoramiento del INTA y del CONICET.
Su presidente, Francisco Malica, dijo que este paso “constituye la primera extracción de la provincia y tal vez del nordeste argentino”. Ahora el producto debe pasar por los controles de calidad. El objetivo es abastecer a la población de la provincia.
Los días 2, 3 y 4 de septiembre San Luis vivirá tres jornadas a puro cáñamo, donde se brindarán talleres y conferencias sobre los diversos usos industriales que tiene la planta.
Empresarios y funcionarios nacionales le pusieron el broche final ayer por la tarde al II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, realizado en el Salón Auditorio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Convocaron a conformar un modelo de la industria cannábica argentina cuyas prioridades sean el desarrollo del mercado interno con mayores empleos registrados y con una lógica federal de desarrollo en las provincias y mayor participación de las mujeres y disidencias.
Durante el evento donde se congregaron empresarios de distintos puntos del país, abogaron también por una regulación de la Ley 27.669 que tenga como prioridad a las PyMEs.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350