Desde Cannapy señalan que hay “empresas privilegiadas”
Paraguay: el cultivo de cáñamo, entre la burocracia para los campesinos y el fomento gubernamental a los oligopolios

Juan Carlos Fisher, presidente de la Cámara Paraguaya del Cannabis Industrial (Cannapy), detalló a Industria Cannabis la situación actual. A pesar de los decretos que ubican al cáñamo como un cultivo de interés nacional, los pequeños productores se ven condicionados por las trabas burocráticas y empresas que controlan la totalidad de la cadena productiva.

27 de Abril, 2021
Por: Ingrid Sept Lasser

La situación del cáñamo para los campesinos en Paraguay parece estar lejos de cambiar en el corto plazo y encuentra un lamentable nuevo capítulo. Desde hace meses, el desarrollo cañamero se encuentra en jaque y en tensión, con fuertes denuncias acerca de los privilegios con los que cuentan grandes empresas por parte del gobierno, mientras que los pequeños agricultores no pueden comenzar la etapa de cultivo porque desde los organismos reguladores ponen frenos burocráticos.

Juan Carlos Fisher, presidente de la Cámara Paraguaya del Cannabis Industrial (Cannapy), sostuvo en diálogo con Industria Cannabis que “estamos ya en la etapa de cultivo tardío, que es lo que venimos insistiendo desde el primer ciclo del año pasado. Este es otro año más que posiblemente perdamos este ciclo, con el máximo de burocracias”.

Si bien las semillas de cáñamo se encuentran en la aduana y la mercadería tiene realizado todo su despacho, se va a poder retirar una vez que la Cooperativa AgroNorte, que representa a los agricultores familiares, firme un convenio con el Instituto Paraguayo de Tecnología Agropecuaria (IPTA) para realizar un ensayo de estas semillas y poder cultivar en forma paralela. Todo esto, aseguró Fisher, “pese a que el ministro en su discurso dijo que estas semillas ya tienen su tercer ciclo de ensayo”.

En tanto, un hecho que suma mayor indignación entre quienes defienden el ingreso y afianzamiento en la producción de cáñamo de los agricultores familiares, es la connivencia entre el gobierno paraguayo y tres empresas que caracterizan como “privilegiadas”. En la publicación realizada, indican que recorrieron sus campos de cáñamo con el Presidente de la República de Paraguay, Mario Abdo Benítez. Sin embargo, esos terrenos que definen como propios, son instalaciones del IPTA; es decir, del Estado.

La publicidad en su versión en inglés, donde puede verse la cinta del IPTA. Gentileza Cannapy.
La publicidad en su versión en español, donde la cinta del IPTA fue recortada de la foto. Gentileza Cannapy.

“Evidentemente si nuestras autoridades no lo desmienten es porque lo admiten”, sentenció Fisher. “Esto es como estar alimentando un gran monopolio o un oligopolio bien entrelazado, a modo de que tengan el control de las semillas, el control de los pequeños agricultores, porque le dan las semillas a los pequeños agricultores para que trabajen para ellos”, agregó. El presidente de Cannapy, a su vez, subrayó: “el Ministerio de Agricultura va a repartir semillas pero están condicionadas a que sean semillas de las empresas beneficiadas y producir para ellas”.

Fisher sostuvo que, cuando se habla con el Ministerio de Agricultura, los funcionarios indican que el ingreso al cultivo de cáñamo “es fácil”. Sin embargo, aseveró que desde febrero hasta la actualidad no ha ingresado ninguna empresa al mercado por los condicionamientos y que “no existe ninguna empresa totalmente habilitada que no sean las empresas privilegiadas y una última que conseguimos nosotros, que solo puede importar las semillas, no sembrar”. De hecho, estas tres empresas fueron autorizadas previamente a que se conozca el decreto que ubica al cáñamo como un cultivo de interés nacional.

“Vamos a seguir insistiendo a modo que los productores que compraron estas semillas puedan hacer su experiencia y tengan realmente los resultados que el propio Ministerio necesita para implementar. Yo no creo que el Ministerio necesite experiencia en cultivos mecanizados que están haciendo ahora, cuando el beneficiario es el pequeño agricultor”, sostuvo el presidente de Cannapy. “Yo creo que es un gran alimento por parte del gobierno, el de beneficiar y potenciar futuros oligopolios”, destacó.

En cuanto a la firma del convenio entre la Cooperativa AgroNorte y el IPTA, Fisher afirmó que no cree que sea rápido, por más voluntad e impulso que los sectores campesinos encabezados por esta cooperativa y Cannapy puedan brindar. “A medida que va pasando el tiempo es cada vez más difícil plantar un cultivo en donde las fechas ya están prácticamente vencidas”, señaló Fisher. Finalmente, el referente de la Cámara de Cannabis Industrial remarcó que seguirán peleando por torcer la situación: “queremos un agricultor campesino libre de vender sus productos al precio que más les convenga”.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
De acuerdo con Clarke & Merlin (2013), es posible que las semillas de cáñamo se usaran como alimento en el Paleolítico, por los antiguos pueblos euroasiáticos durante el Holoceno, y en Japón para el año 10.000 A.C. El consumo del cáñamo como alimento por su elevado valor nutricional podría haber sido el primer uso del cáñamo conocido por el ser humano.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
La regulación del uso terapéutico del Cannabis en Brasil es un fenómeno reciente y bastante controvertido. Con respecto a América Latina, como Argentina, Uruguay, Colombia y México, no es exagerado llamarla, cuando menos, tímida.
Últimas Noticias
Este sábado 04 de Febrero a partir de las 16 se podrá disfrutar de charlas, música y una feria de emprendedores locales en la localidad santacruceña.
Entre enero y noviembre de 2022, el país latinoamericano exportó un total de 8,4 millones de dólares a través de la comercialización de cannabis.
“Este reconocimiento es el visto bueno para poder desarrollar el objetivo, que nos hemos propuesto como asociación”,contó Matías Salvado, Tesorero de la Cámara Cannabica Fueguina, a Industria Cannabis.
El último lunes, 23 de enero, el Gobierno nacional creó la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y el Cannabis Medicinal (ARICCAME), el organismo estatal que tendrá como tarea principal reglamentar y poner en marcha la ley 27669. Industria Cannabis habló con Gabriel Giménez, responsable de la secretaría de Agricultura/INASE en la Agencia Federal.
Tras el lanzamiento de la Agencia por parte del gobierno, los actores vinculados a la industria se manifestaron optimistas y puntualizaron los objetivos para dar celeridad a la reglamentación.
El ministro de Economía, Sergio Massa, encabezó este miércoles el lanzamiento de la primera Mesa de Trabajo de la ARICCAME
La regulación del uso terapéutico del Cannabis en Brasil es un fenómeno reciente y bastante controvertido. Con respecto a América Latina, como Argentina, Uruguay, Colombia y México, no es exagerado llamarla, cuando menos, tímida.
Mediante un decreto, nombraron a Francisco Echarren como Presidente de la Agencia encargada de la implementación de la cadena de industrialización de cannabis medicinal y el cáñamo en todos sus usos.
Además, el gobernador ha aprobado la aplicación de indultos para las personas condenadas por delitos de posesión de cannabis.
De acuerdo con Clarke & Merlin (2013), es posible que las semillas de cáñamo se usaran como alimento en el Paleolítico, por los antiguos pueblos euroasiáticos durante el Holoceno, y en Japón para el año 10.000 A.C. El consumo del cáñamo como alimento por su elevado valor nutricional podría haber sido el primer uso del cáñamo conocido por el ser humano.
Seleccion del Editor
¿La victoria de Lula abre camino hacia el cambio de paradigma del cannabis en Brasil?
¿Avanzará Fernández cómo hizo Biden?
Se conocieron detalles del plan de Alemania para legalizar el Cannabis
“La construcción siempre tiene que ser colectiva”