Desde Cannapy señalan que hay “empresas privilegiadas”
Paraguay: el cultivo de cáñamo, entre la burocracia para los campesinos y el fomento gubernamental a los oligopolios

Juan Carlos Fisher, presidente de la Cámara Paraguaya del Cannabis Industrial (Cannapy), detalló a Industria Cannabis la situación actual. A pesar de los decretos que ubican al cáñamo como un cultivo de interés nacional, los pequeños productores se ven condicionados por las trabas burocráticas y empresas que controlan la totalidad de la cadena productiva.

27 de Abril, 2021
Por: Ingrid Sept Lasser

La situación del cáñamo para los campesinos en Paraguay parece estar lejos de cambiar en el corto plazo y encuentra un lamentable nuevo capítulo. Desde hace meses, el desarrollo cañamero se encuentra en jaque y en tensión, con fuertes denuncias acerca de los privilegios con los que cuentan grandes empresas por parte del gobierno, mientras que los pequeños agricultores no pueden comenzar la etapa de cultivo porque desde los organismos reguladores ponen frenos burocráticos.

Juan Carlos Fisher, presidente de la Cámara Paraguaya del Cannabis Industrial (Cannapy), sostuvo en diálogo con Industria Cannabis que “estamos ya en la etapa de cultivo tardío, que es lo que venimos insistiendo desde el primer ciclo del año pasado. Este es otro año más que posiblemente perdamos este ciclo, con el máximo de burocracias”.

Si bien las semillas de cáñamo se encuentran en la aduana y la mercadería tiene realizado todo su despacho, se va a poder retirar una vez que la Cooperativa AgroNorte, que representa a los agricultores familiares, firme un convenio con el Instituto Paraguayo de Tecnología Agropecuaria (IPTA) para realizar un ensayo de estas semillas y poder cultivar en forma paralela. Todo esto, aseguró Fisher, “pese a que el ministro en su discurso dijo que estas semillas ya tienen su tercer ciclo de ensayo”.

En tanto, un hecho que suma mayor indignación entre quienes defienden el ingreso y afianzamiento en la producción de cáñamo de los agricultores familiares, es la connivencia entre el gobierno paraguayo y tres empresas que caracterizan como “privilegiadas”. En la publicación realizada, indican que recorrieron sus campos de cáñamo con el Presidente de la República de Paraguay, Mario Abdo Benítez. Sin embargo, esos terrenos que definen como propios, son instalaciones del IPTA; es decir, del Estado.

La publicidad en su versión en inglés, donde puede verse la cinta del IPTA. Gentileza Cannapy.
La publicidad en su versión en español, donde la cinta del IPTA fue recortada de la foto. Gentileza Cannapy.

“Evidentemente si nuestras autoridades no lo desmienten es porque lo admiten”, sentenció Fisher. “Esto es como estar alimentando un gran monopolio o un oligopolio bien entrelazado, a modo de que tengan el control de las semillas, el control de los pequeños agricultores, porque le dan las semillas a los pequeños agricultores para que trabajen para ellos”, agregó. El presidente de Cannapy, a su vez, subrayó: “el Ministerio de Agricultura va a repartir semillas pero están condicionadas a que sean semillas de las empresas beneficiadas y producir para ellas”.

Fisher sostuvo que, cuando se habla con el Ministerio de Agricultura, los funcionarios indican que el ingreso al cultivo de cáñamo “es fácil”. Sin embargo, aseveró que desde febrero hasta la actualidad no ha ingresado ninguna empresa al mercado por los condicionamientos y que “no existe ninguna empresa totalmente habilitada que no sean las empresas privilegiadas y una última que conseguimos nosotros, que solo puede importar las semillas, no sembrar”. De hecho, estas tres empresas fueron autorizadas previamente a que se conozca el decreto que ubica al cáñamo como un cultivo de interés nacional.

“Vamos a seguir insistiendo a modo que los productores que compraron estas semillas puedan hacer su experiencia y tengan realmente los resultados que el propio Ministerio necesita para implementar. Yo no creo que el Ministerio necesite experiencia en cultivos mecanizados que están haciendo ahora, cuando el beneficiario es el pequeño agricultor”, sostuvo el presidente de Cannapy. “Yo creo que es un gran alimento por parte del gobierno, el de beneficiar y potenciar futuros oligopolios”, destacó.

En cuanto a la firma del convenio entre la Cooperativa AgroNorte y el IPTA, Fisher afirmó que no cree que sea rápido, por más voluntad e impulso que los sectores campesinos encabezados por esta cooperativa y Cannapy puedan brindar. “A medida que va pasando el tiempo es cada vez más difícil plantar un cultivo en donde las fechas ya están prácticamente vencidas”, señaló Fisher. Finalmente, el referente de la Cámara de Cannabis Industrial remarcó que seguirán peleando por torcer la situación: “queremos un agricultor campesino libre de vender sus productos al precio que más les convenga”.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
El 11 de abril el Ministerio de Salud, por medio de la resolución 781/22, creó una nueva categoría para “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en la medicina humana”, haciendo una separación de esta categoría de las médicas medicinales y las medicinales herbáceas. En otras palabras, comienza a establecerse un esquema propio para el registro de productos medicinales de Cannabis, distinto al régimen legal de aprobación de otro tipo de producto medicinal.
Últimas Noticias
La Asociación podrá comenzar a sembrar en las próximas semanas en un terreno que el estado provincial cedió en comodato a la ONG para que lleve adelante el proyecto en la provincia de Chubut.
En el auditorio Aurora Zucco de Bellocchio del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, se llevó a cabo el pasado el encuentro en el marco de las acciones formativas y de capacitación que implementa la institución.
El 24 de agosto se llevó a cabo el II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, en la sede de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Del encuentro participaron especialistas nacionales e internacionales, que debatieron las posibilidades de este sector productivo que espera la reglamentación de la Ley 27.669 de Cannabis Medicinal y Cáñamo Industrial.
Mamá Cultiva Argentina, en articulación con el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, presentan la primera edición digital de esta Guía de acompañamiento en cannabis para la salud.
Una de las demandas centrales de los colectivos y agrupaciones es "no más presos por cannabis", además de una regulación que permita desarrollar la industria del cannabis sin allanamientos y detenciones
El proyecto parte de la inversión de una empresa mendocina, contará con el acompañamiento de la Municipalidad y tendrá asesoramiento del INTA y del CONICET.
Su presidente, Francisco Malica, dijo que este paso “constituye la primera extracción de la provincia y tal vez del nordeste argentino”. Ahora el producto debe pasar por los controles de calidad. El objetivo es abastecer a la población de la provincia.
Los días 2, 3 y 4 de septiembre San Luis vivirá tres jornadas a puro cáñamo, donde se brindarán talleres y conferencias sobre los diversos usos industriales que tiene la planta.
Empresarios y funcionarios nacionales le pusieron el broche final ayer por la tarde al II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, realizado en el Salón Auditorio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Convocaron a conformar un modelo de la industria cannábica argentina cuyas prioridades sean el desarrollo del mercado interno con mayores empleos registrados y con una lógica federal de desarrollo en las provincias y mayor participación de las mujeres y disidencias.
Durante el evento donde se congregaron empresarios de distintos puntos del país, abogaron también por una regulación de la Ley 27.669 que tenga como prioridad a las PyMEs.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350