Entrevista a Gabriel Giménez (INASE)
“El potencial de la industria del cannabis no tiene techo”

El Director Nacional de Articulación Federal del INASE destacó las posibilidades de la industria cannábica y lo conseguido hasta el momento. Qué implica la inscripción de germoplasma nacional para uso medicinal y el relevamiento de la genética del país que lleva a cabo este organismo. “El desarrollo y la multiplicación de semillas va a generar empleo y una movida de arraigo y desarrollo en las provincias”, remarcó.

29 de Octubre, 2021
Por: Alejandro Palladino

“La industria del cannabis tiene un potencial increíble. No solamente en lo económico, sino en el potencial médico, en la investigación y en el uso industrial, que no tiene límites”. Así sintetizó Gabriel Giménez, Director Nacional de Articulación Federal del Instituto Nacional de Semillas, el panorama cannábico argentino y sus posibilidades. En diálogo con este medio, enumeró las medidas en materia de semillas, el rol del INASE, los avances normativos y los temas pendientes para el desarrollo del cannabis.

Un punto de inflexión durante este año para la industria cannábica fue la resolución conjunta firmada el 28 de abril por el Ministerio de Salud y el INASE que autoriza la inscripción de germoplasma nacional de Cannabis sativa L. para uso medicinal en el Registro Nacional de Cultivares y en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares del INASE. El primero funciona para obtener un derecho de obtentor y el segundo para la comercialización.

“Se trata de un blanqueo para mostrar cuál es la trazabilidad agronómica de cada cultivo, de cada variedad. Y también desmitifica la situación del prohibicionismo. Porque para registrar una variedad tenés que demostrar trazabilidad de cuatro a ocho años según el desarrollo de la variedad. Los breeders o productores no podían desarrollar porque estaban en la ilegalidad. Ahora, como cualquier otro cultivo pueden contar cuál es la trazabilidad, la variedad y el mejoramiento de cada una de las semillas”, remarcó Giménez.

El funcionario del organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca también destacó la resolución 140 de esa cartera, que habilitó al INASE a realizar un relevamiento de la genética nacional de la especie Cannabis sativa L. para su identificación, caracterización y su posible registro. Hasta el momento, se registraron cerca de veinte variedades.

“Hay una política de Estado y avances permanentes para profundizar la ley 27.350, a partir de una política de derechos y de la reglamentación de una ley que fue absolutamente viciada en la reglamentación del macrismo y que con nuestro gobierno en el 2020 se volvió a su espíritu: garantizar la medicina para todos y todas, considerar el autocultivo y el REPROCANN como derechos y los proyectos de investigación y las resoluciones que surgieron después”, subrayó.

La ley industrial

Las funciones del INASE en materia de desarrollo de semillas y trazabilidad podrían ampliarse con la ley industrial, que apunta a regular la producción industrial de la planta de cannabis, sus semillas y derivados a partir de la creación de una agencia regulatoria. La iniciativa cuenta con media sanción del Senado y Diputados podría tratarlo antes que finalice el 2021. “Aspiramos a que se apruebe este año. Estamos convencidos que está la posibilidad y la voluntad para lograr que sea ley porque hay una amplia mayoría para que así sea, no solo del bloque oficialista sino también de la oposición”, dijo Giménez.

Con relación a esa normativa, resaltó que es necesario “garantizar reglas claras para la industria nacional y para la extranjera, porque el potencial de la cadena del cannabis no tiene techo''. Y amplió: “Los subproductos industriales y medicinales no tienen límites. Los grows y los viveros también son lugares donde se va a desarrollar la industria”.

A su vez, dijo que “el desarrollo y la multiplicación de semillas nacionales también va a generar empleo y una movida de arraigo y desarrollo en las provincias. Ni hablar de la producción a escala para exportación”. Giménez añadió que “hay sinfines de productos de la industria para desarrollar y en el mundo se está demostrando que esta industria no tiene techo”.

La ley industrial busca abrir el juego también a los pequeños y medianos productores, para evitar que capitales extranjeros acaparen el negocio. “Pensar un negocio chico para tres o cuatro es no ver todo el mapa sobre la industria del cannabis”, señaló.

Por otro lado, a la hora de tomar modelos de desarrollo en el mundo para imitar en Argentina, mencionó aspectos del canadiense, el colombiano, el uruguayo y de los estados donde hay regulaciones en Estados Unidos. “Como bien dice Litvak (cultivador argentino en Israel) los casos en el mundo nos sirven para que arranquemos con esas experiencias. No hay un modelo para copiar sino una legislación comparada para hacer y aplicarla con identidad nacional, con cultivadores, desarrolladores y breeders que Argentina tiene casi por cincuenta años”, concluyó.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Presidente de la Confederación Cannabica Argentina y Emprendedor Cannábico.
opinion
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
Hasta el año 2005 le correspondía exclusivamente a la justicia federal de cada una de las jurisdicciones provinciales en el país. A partir de allí, se dio la posibilidad a las provincias, que así lo deseen, de perseguir, juzgar y condenar algunos delitos contenidos en la ley 23.737. Esto genera que algunas provincias se desfederalicen y persigan delitos de consumo, narcomenudeo o microtráfico, entre otros.
El 11 de abril el Ministerio de Salud, por medio de la resolución 781/22, creó una nueva categoría para “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en la medicina humana”, haciendo una separación de esta categoría de las médicas medicinales y las medicinales herbáceas. En otras palabras, comienza a establecerse un esquema propio para el registro de productos medicinales de Cannabis, distinto al régimen legal de aprobación de otro tipo de producto medicinal.
Últimas Noticias
El Estado americano generó más de $152 millones por las ventas de Cannabis y la mayor parte de estos ingresos se destinarán para financiar escuelas.
La activista es una de las personas más importantes de la historia del cannabis y llega a la Argentina tras la invitación de la Confederación Cannábica Argentina para firmar su autobiografía el 11 de octubre.
La Asociación podrá comenzar a sembrar en las próximas semanas en un terreno que el estado provincial cedió en comodato a la ONG para que lleve adelante el proyecto en la provincia de Chubut.
En el auditorio Aurora Zucco de Bellocchio del Hospital Nacional en Red “Lic. Laura Bonaparte”, se llevó a cabo el pasado el encuentro en el marco de las acciones formativas y de capacitación que implementa la institución.
El 24 de agosto se llevó a cabo el II Congreso Internacional de Cannabis y Cáñamo, en la sede de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Del encuentro participaron especialistas nacionales e internacionales, que debatieron las posibilidades de este sector productivo que espera la reglamentación de la Ley 27.669 de Cannabis Medicinal y Cáñamo Industrial.
Mamá Cultiva Argentina, en articulación con el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, presentan la primera edición digital de esta Guía de acompañamiento en cannabis para la salud.
Una de las demandas centrales de los colectivos y agrupaciones es "no más presos por cannabis", además de una regulación que permita desarrollar la industria del cannabis sin allanamientos y detenciones
El proyecto parte de la inversión de una empresa mendocina, contará con el acompañamiento de la Municipalidad y tendrá asesoramiento del INTA y del CONICET.
Su presidente, Francisco Malica, dijo que este paso “constituye la primera extracción de la provincia y tal vez del nordeste argentino”. Ahora el producto debe pasar por los controles de calidad. El objetivo es abastecer a la población de la provincia.
Los días 2, 3 y 4 de septiembre San Luis vivirá tres jornadas a puro cáñamo, donde se brindarán talleres y conferencias sobre los diversos usos industriales que tiene la planta.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350