Conocimientos sobre cultivo
La genética del cannabis y la necesidad de un banco profesional de semillas en Argentina

¿Qué es una genética estable? ¿Cuáles son las etapas de trabajo para desarrollar una genética del cannabis? ¿En qué situación se encuentra Argentina sobre este tema? En diálogo con María José Ayala (Mary Jane), consultora y asesora de servicios en cultivo del cannabis legal, despejamos estas y otras preguntas al respecto.

"A la séptima generación se podría estar hablando de un producto con mucha estabilidad”, afirmó Mary Jane

Al momento de cultivar una planta de cannabis, hay que tener en cuenta dos aspectos primordiales: uno es la genética y el otro, el medio ambiente donde se va a desarrollar. La composición genética de la planta, que se denomina genotipo, define diferentes posibilidades de crecimiento. Pero es el ambiente que se le brinda a la planta lo que permite que se manifiesten ciertas características por sobre otras. A esta expresión física de lo genético con influencia del medio ambiente se le llama fenotipo, que puede variar el color y la forma de la planta, por ejemplo. En el ámbito del cannabis industrial, se buscan las mejores genéticas para desarrollar variados tipos de productos. “Cada breeder orienta su producción de material genético a un fin determinado. Están quienes se especializan en generar nuevas variedades con alto contenido de CBD y bajo en THC, que hoy en día se está abriendo el mercado para eso en algunos lugares, y después los que buscan abastecer al mercado recreativo, con THC lo más alto posible y una buena carta de colores y sabores”, contó María José Ayala (en adelante, Mary Jane), consultora y asesora de servicios en cultivo del cannabis legal.

En cuanto al proceso de búsqueda y estabilización de genéticas, Mary Jane detalló a Industria Cannabis que “arranca con un banco de material de hibridaje que, generalmente, son madres seleccionadas de plantas regulares, a las que se les hizo una selección para buscar estabilidad de esas plantas regulares hembra”. Después, “se hacen entrecruzamientos para generar cosas nuevas y luego un proceso de selección y mejoramiento genético. Se replica esa misma cruza, cruzando con el mismo padre, se seleccionan a los individuos que más hayan cumplido con lo que se está buscando”, explica.

Este trabajo de entrecruzamientos no se realiza una sola vez. “A la séptima generación se podría estar hablando de un producto con mucha estabilidad”, afirmó Mary Jane, y agregó que “una genética estable es la que te muestra mayor cantidad de individuos que presentan las mismas características de todo tipo, como las estructurales u organolépticas”.

Mary Jane, consultora y asesora de servicios en cultivo del cannabis legal

Acerca de la actualidad del desarrollo de genética del cannabis en Argentina, la consultora remarcó que es algo que “todavía está muy en pañales” y que “si bien hay dos o tres personas trabajando y jugando un poco, todavía no hay un marco de desarrollo profesional, desde las instalaciones hasta la selección de material genético para la cría”.

En la visión de Mary Jane, “hay mucho cultivador amateur haciendo sus cruzas con semillas feminizadas que saca de un paquete, selecciona y revierte, pero el proceso tiene más tecnificación”. La consultora explicó que “para seleccionar material de cría, generalmente no se parte de una semilla feminizada, sino de semillas regulares, a las cuales se las somete a distintos tipos de estrés para determinar cuáles son las regulares estables que no presentan signos de hermafroditismo cuando son sometidas a ese estrés”.

A su vez, sostuvo que “ese trabajo no está bien hecho. Si bien hay una colección de genéticas que los cultivadores fuimos juntando, no son materiales de cría o en su mayoría no”.Entre los porqués de esta situación actual, Mary Jane expresó que “en Sudamérica nos llegó más tarde y con el tema de la ilegalidad se dificulta muchísimo el desarrollo de todos los aspectos. Cuando es legal, se trabaja más tranquilo, se puede jugar con otras cantidades y eso ahorra tiempo”.

En tanto, la consultora vio viable la posibilidad de creación de un banco de semillas en nuestro país, siempre y cuando exista una ley más completa en cuanto a la genética del cannabis y que pueda impulsar estas iniciativas de una forma seria y profesional.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas.
Usted pensara o quizas se pregunte que tiene que ver un tal Don Manuel, que le aviso es Don Manuel Belgrano y una Planta que no es cualquier planta. Si me refiero a la planta peyorativamente llamada de Marihuana, pero que su nombre en la Categoria Taxonomica de Linneo que clasifico cientos de miles de plantas y el Cañamo es una de ellas.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
La llegada al público de los productos de cannabis vuelven a la etapa de venta y post venta en un elemento más que interesante de la cadena de valor. Los avances en las tecnologías de la comunicación son fuertes aliados de las empresas y emprendimientos para conocer mucho más a sus compradores y lo que ellos piensan sobre sus productos. En Estados Unidos y Canadá, se pueden ver tres estrategias distintas para encontrar esa relación y mejorar sus servicios.
En un contexto nacional en el que se observa un terreno auspicioso para el desarrollo de la industria del cannabis, es fundamental observar lo que ocurre en las provincias. Durante esta semana San Juan, Mendoza y Chubut presentaron diversas novedades en torno a la producción de cannabis medicinal.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
La municipalidad puntana brinda, en el marco de su ordenanza para la regulación del cannabis con fines medicinales, una jornada donde se abordarán los aspectos médicos y científicos del uso de cannabis para la salud. Será el próximo sábado 12 de junio, de forma virtual. El gobernador Rodríguez Saá ha manifestado su entusiasmo por incorporar al cannabis medicinal no solo en la agenda de salud pública, sino también en la productiva.
Mediante una notificación a sus fuerzas, el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires sostiene que se debe “evitar el inicio de procesos improductivos que contradigan los derechos de los pacientes”. Entretanto, aproximadamente 500 bonaerenses se encuentran detenidos por cultivar, muchos de ellos con causas penales y el proyecto provincial de cannabis medicinal aún sigue pendiente de debate legislativo.
Luego de los anuncios del gobernador Omar Perotti a principios de mayo, la provincia se encuentra trabajando a través del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) en los aceites con alto contenido de CBD. Estiman que dentro de dos meses estará listo el primer lote. Santa Fe, hasta el momento, importa derivados de cannabis con fines medicinales para cubrir los tratamientos en su sistema de salud.
Matías Kulfas aseguró que “en un mercado global emergente, vemos una ventana de oportunidad para Argentina”, enfocada en la Salud, el Trabajo y el Desarrollo Federal. Según proyecciones para el 2025, que el ministro caracterizó como “un escenario conservador”, Argentina podría crear 10 mil nuevos puestos de trabajo y un mercado interno mayor a los 500 millones de dólares anuales.
El Presidente de la Nación expresó su postura sobre el tema y aseguró que el desarrollo cannábico en términos medicinales es “creciente” en el país. En los últimos ocho meses, varios hechos sustentan la afirmación sobre la prevalencia del cannabis medicinal en la agenda del gobierno en relación a otras aristas del uso de cannabis.
La Presidenta de Proyecto Cáñamo se refirió a algunos elementos clave de la iniciativa de Desarrollo Productivo y a la necesidad de comprender la diferencia jurídica entre cáñamo y cannabis psicoactivo. Lo penal, la agenda real de quienes realizan productos cañameros en Argentina y la (poca) presencia de la planta en la agenda mediática, entre otros temas, en este diálogo con Industria Cannabis.
La provincia se encamina a viabilizar la producción medicinal. Mientras los pacientes y asociaciones pueden acceder a un Registro que autorice el autocultivo, desde la articulación entre el Ministerio de Salud y de Producción se encuentran trabajando para que la cadena productiva cuente con los productores de la economía regional, social y popular y que las farmacias entrerrianas puedan realizar formulaciones con base en la planta.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350