Contenido original desde El Planteo
Cannabis Solidario: la Historia del Banco Cannábico Argentino

El Banco Cannábico Solidario es una ONG que contribuye de forma gratuita a tratamientos en base a fórmulas derivadas del cannabis, como aceites medicinales y se dedica a entregar medicinas gratuitas y acompañar a pacientes desde hace más de 3 años, asumiendo los riesgos que dichas actividades traen consigo bajo las leyes actuales

Esta ONG nace de la necesidad de evidenciar y visibilizar el trabajo de los cultivadores solidarios y la donación de medicinas derivadas del cannabis. Recoge el guante de la solidaridad brindándoles ayuda a esas personas en situación de vulnerabilidad social y económica que no pueden cultivar, a quienes no tienen tiempo para hacerlo y a quienes no pueden llevar esa tarea adelante por sus propios medios.

“Comenzamos hace 4 años a investigar, estudiar y a trabajar junto a profesionales de la salud como de otras áreas, que ya contaban con trayectoria y experiencia trabajando con diferentes técnicas de extracciones y compuestos cannabinoides”, cuenta Víctor, co-fundador del Banco. Y agrega: “Somos conscientes de que el estudio del cannabis aún está en desarrollo. Todos los días aprendemos algo nuevo y creemos que es importante que el Banco transmita estos conocimientos, para visibilizar y educar a todos y todas sobre el cannabis y sus propiedades”.

Una alternativa solidaria

El Banco se compone de 8 integrantes y más de 15 voluntarios, entre ellos estudiantes, investigadores y pacientes adultos mayores, que son parte de la comisión, activistas y trabajadores del cannabis y profesionales de la salud, entre otros. Muchos de ellos son, además, usuarios lúdicos y cultivan todo tipo de plantas desde hace más de 15 años. Según Víctor, el Banco es una alternativa solidaria importante, tanto para la Argentina como para el resto de Latinoamérica “porque existe una necesidad y demanda urgente de personas que padecen afecciones severas, que no pueden esperar para acceder a un tratamiento con cannabis legal y seguro”.

“Estamos convencidos de que el Cannabis Medicinal salva vidas. La salud es una prioridad y un derecho y creemos que ahí está la importancia y el aporte del Banco Cannábico”.

Proyecto Cañabis: un modelo sustentable y equitativo

Cañabis es un proyecto cooperativo del Banco Cannábico, dedicado a la investigación, el desarrollo y la producción de medicinas con cannabinoides. Se trata de un proyecto auto-gestionado por profesionales y cultivadores del colectivo cannábico. La idea principal es que el proyecto se convierta en un productor importante de medicinas con cannabinoides, que respete todos los procesos naturales de producción, a las personas y al medioambiente. El objetivo principal es contar con un cultivo propio y una planta de producción con personal profesionalizado en cannabis y cultivadores independientes junto a la comunidad cannábica en general.

Cañabis busca romper el esquema farmacéutico corporativo y vertical, para dar lugar a una nueva forma de producir medicinas naturales y en comunidad. Al día de hoy, distintas marcas ecofriendly se han sumado a este proyecto: empresas de fertilizantes orgánicos, bancos de semillas internacionales, grow shops y particulares se acercan para colaborar de una u otra manera. Sin embargo, es necesario contar con licencias y permisos para regularizar dichas actividades.

Para que proyectos como este prosperen, es necesario levantar las limitaciones a la producción, investigación, uso y experimentación con compuestos y moléculas activas del cannabis, como flavonoides y terpenos, y sobre su porcentaje de concentración. Además, habría que ajustar algunas discordancias en la legislación. Por ejemplo, en Argentina es legal cultivar medicinalmente hasta nueve plantas, pero no es legal la comercialización de semillas de cannabis.

Cannabis solidario y legalización en Argentina

Víctor cree que el proceso de regulación/legalización del cannabis en Argentina es complejo. “Tiene una impronta económica importante. Nace, aunque sea en parte, de una necesidad que produjo la pandemia: estabilizar la economía y priorizar la agenda de salud pública”. “Sin embargo, lo importante, es no dejar de lado a las cooperativas, como así tampoco a los pequeños y medianos productores” afirma Víctor.

Por eso, el Banco planea comenzar pronto con un nuevo ciclo de talleres y charlas gratuitas que van a ser dictadas en conjunto con cultivadores y profesionales de distintas áreas. “Creo que, si bien el movimiento cannábico es protagonista de todo el proceso, hay algunos quiebres. Por eso, deberíamos unirnos bajo una misma visión de futuro, tener en cuenta la situación de todas las personas privadas de su libertad para cultivar cannabis e ir por del cannabis legal para todos sus usos”, argumenta Víctor.

Si bien ya existe una ley vigente que regula el autocultivo y el uso del cannabis medicinal, Víctor cree que “sería importante que se modifiquen ciertas condiciones y puntos del registro actual como, por ejemplo, las inspecciones sin previo aviso”. Actualmente, el Banco experimenta dificultades para operar de forma completa dado el régimen legal argentino. En rigor, si bien posee su propio cultivo para acciones solidarias, para recibir donaciones legales de material vegetal, necesita operar bajo el amparo de leyes habilitantes. Dada esta situación, Víctor cree que es necesario que se trabaje en una ley más abarcativa para todos los usos del cannabis bajo responsabilidad y consentimiento adulto. “Una ley a la que todos y todas puedan acceder”, concluye.

Contenido original desde El Planteo - Por Nicolás José Rodriguez

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Somos muchos y muchas las que nos preguntamos cómo será el futuro de la industria del Cannabis medicinal. ¿Habrá solo laboratorios internacionales en el gran negocio? ¿O también las pequeñas organizaciones de pacientes, usuarios y cultivadores formarán parte del mercado?
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
Desde fuertes avances productivos y de investigación en cannabis medicinal hasta la falta de profesionales de la salud que prescriban tratamientos con los derivados de la planta, las provincias que conforman la región del Noreste argentino (NEA) presentan realidades muy heterogéneas. La situación en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa.
El país vecino exportó por primera vez 21 toneladas de alimentos derivados del cáñamo a la Unión Europea. El envío de la producción se dio a través de la empresa Healthy Grains S. A., que desde 2019 se encontraba trabajando en el sector con el apoyo del gobierno paraguayo.
Una nueva ventana de oportunidad se abre en medios de los desarrollos que se llevan adelante en distintas ciudades de Río Negro. La Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) anunció la conformación de PROCANNVA, una subcomisión centrada en la producción de cannabis medicinal y de cáñamo industrial. El rol de la vinculación entre diversos actores de la militancia y de la industria y la posibilidad de una reactivación de las economías regionales son dos de los ejes centrales.
La iniciativa girada por el Ejecutivo consiguió su aprobación en el Senado por 56 votos a favor y 5 votos en contra. El próximo paso es en la Cámara de Diputados, donde se buscará su sanción definitiva.
La demanda en el mercado internacional por las flores secas de cannabis es creciente. Sin embargo, el presidente Iván Duque rechazó la firma de un decreto para permitir la exportación de flores secas. Colombia pasó de tener una legislación pionera en Sudamérica a un crecimiento de la industria cannábica promisorio, pero con fuertes trabas y condicionamientos.
El centro perteneciente a Fabricaciones Militares destinará parte de su predio en la localidad bonaerense de Azul para el cultivo y producción de cannabis con fines medicinales. El trabajo se realizará en conjunto con el INTA y el CONICET. La fábrica había sido cerrada por la gestión de Mauricio Macri y la intención es reincorporar a quienes fueron despedidos.
Tras una semana con cuatro reuniones conjuntas de comisiones, la iniciativa para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial obtuvo dictamen en el Senado. Las modificaciones resultantes del debate se discutirán en el recinto la próxima semana.
En dos tandas de expositores ligados a la industria del cannabis medicinal y del cáñamo, se abordaron diversos puntos que reúne el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo. Se estableció un cuarto intermedio hasta el miércoles para consolidar los acuerdos de modificaciones o agregados al texto de la normativa y emitir dictamen para debatir en el recinto.
En el marco de una reunión conjunta de tres comisiones del Senado de la Nación, con la participación del ministro Matías Kulfas, comenzó la discusión en el ámbito legislativo. El próximo viernes se escucharán exposiciones de diversas personas vinculadas a la temática y el lunes 5 de julio podría haber un dictamen para su pronto debate en el recinto.
Serán tres días de eventos gratuitos y una charla exclusiva para empresarios, industriales, inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen por la Expo al largo de los tres días
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350