Cultura, espiritualidad y cannabis
A 40 años de la muerte de Bob Marley, ¿por qué el reggae, los rastafaris y la marihuana son inseparables?

Bob Marley, máximo exponente de la música reggae a nivel mundial, falleció el 11 de mayo de 1981 y dejó un legado notable vinculado a la visibilización de la planta y a la lucha por su legalización en tiempos de fuerte prohibicionismo. Los puntos fundamentales convierten a los rastafaris, su relación con el cannabis y el reggae en un triángulo indestructible, símbolo de un movimiento cultural que perdura en el tiempo. Qué sucede con la legislación en Jamaica.

A 40 años de la muerte de Bob Marley, exponente del reggae a nivel mundial y relacionado usualmente con la marihuana, es interesante ver lo que ocurre con el uso espiritual de la planta. Es claro que el cannabis es mucho más que una planta con innumerables virtudes a nivel terapéutico y productivo. El cannabis atraviesa la conformación de diversas culturas y costumbres que se construyeron en torno a su uso. El cannabis es una planta sagrada. Así lo conciben quienes lo incorporan a los ritos religiosos y experimentan con él una conexión mística.

En Jamaica, el rastafarismo utiliza al cannabis como una forma de limpiar el cuerpo, la mente y el alma; a su vez, resaltar la conciencia crítica del mundo a través de la meditación. Pero además, representa la conexión con Jah (Dios). Este movimiento incorpora varias vertientes que lo hacen único: partes de la cultura judeocristiana son elementos que se amalgaman con la conciencia de la historia negra.

Los rastas también llaman a la marihuana “the healing of the nation”, la cura de la Nación, o “wisdom weed”, la yerba de la sabiduría, ya que quien la consume y medita se encuentra con verdades escondidas que se revelan y con un camino a la sabiduría. La conciben como una creación de Dios e incluso sostienen que en apartados del Génesis o de los Salmos bíblicos se encuentran referencias a la hierba sagrada.

El surgimiento del reggae, entre los 60 y 70, se encuentra en un contexto de fuerte represión a los rastafaris por parte del gobierno jamaiquino. En el país caribeño, la planta se encontraba prohibida desde 1913, a través de la élite blanca y evangelistas. En 1963, la represión contra los rastafaris tuvo un capítulo de extrema criminalización y violencia, en lo que se llamó la Masacre de Coral Gardens, donde impusieron penas de cárcel a más de 400 personas que tenían pequeñas cantidades de cannabis para uso personal.

El reggae fue un gran camino que encontraron los rastafaris para canalizar sus demandas por la legalización del cannabis en sus diferentes usos, para denunciar la represión policial a los consumidores y el tráfico ilegal. Bob Marley fue la cara más visible de un movimiento cultural y religioso que, desde la subalternidad, comenzó a erigirse para desestigmatizar la planta de cannabis en tiempos de prohibición y para reivindicar su uso religioso. En su canción “Kaya”, Marley utiliza el concepto de Irie, que condensa el sentimiento de conexión espiritual y bienestar que se encuentra al fumar marihuana.

Ahora bien, ¿qué sucede con la situación del cannabis en Jamaica actualmente? Recién en 2015, 102 años después de su prohibición, el gobierno jamaiquino modificó la Ley de Sustancias Peligrosas y autorizó el cultivo de hasta cinco plantas de cannabis para uso personal. En el caso de los rastafaris, quienes sean mayores de edad pueden solicitar un permiso de cultivo para fines religiosos. Por otra parte, en lo referente a la regulación de la industria del cannabis medicinal y del cáñamo, así como la investigación científica, se conformó una Autoridad de Permisos del Cannabis. Sin embargo, se permite el cultivo en pequeñas cantidades, no así a gran escala.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
En un momento particular para el país, el viejo pero actualizado Cáñamo Industrial, parece abrirse camino entre la clase política Argentina. Han pasado más de 83 años de prohibición desde que el Gobierno Federal Norteamericano decidiera ilegalizar a la planta de Cannabis, y desde ese entonces hasta ahora sucedieron muchísimas cosas.
Usted pensara o quizas se pregunte que tiene que ver un tal Don Manuel, que le aviso es Don Manuel Belgrano y una Planta que no es cualquier planta. Si me refiero a la planta peyorativamente llamada de Marihuana, pero que su nombre en la Categoria Taxonomica de Linneo que clasifico cientos de miles de plantas y el Cañamo es una de ellas.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
La llegada al público de los productos de cannabis vuelven a la etapa de venta y post venta en un elemento más que interesante de la cadena de valor. Los avances en las tecnologías de la comunicación son fuertes aliados de las empresas y emprendimientos para conocer mucho más a sus compradores y lo que ellos piensan sobre sus productos. En Estados Unidos y Canadá, se pueden ver tres estrategias distintas para encontrar esa relación y mejorar sus servicios.
En un contexto nacional en el que se observa un terreno auspicioso para el desarrollo de la industria del cannabis, es fundamental observar lo que ocurre en las provincias. Durante esta semana San Juan, Mendoza y Chubut presentaron diversas novedades en torno a la producción de cannabis medicinal.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
La municipalidad puntana brinda, en el marco de su ordenanza para la regulación del cannabis con fines medicinales, una jornada donde se abordarán los aspectos médicos y científicos del uso de cannabis para la salud. Será el próximo sábado 12 de junio, de forma virtual. El gobernador Rodríguez Saá ha manifestado su entusiasmo por incorporar al cannabis medicinal no solo en la agenda de salud pública, sino también en la productiva.
Mediante una notificación a sus fuerzas, el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires sostiene que se debe “evitar el inicio de procesos improductivos que contradigan los derechos de los pacientes”. Entretanto, aproximadamente 500 bonaerenses se encuentran detenidos por cultivar, muchos de ellos con causas penales y el proyecto provincial de cannabis medicinal aún sigue pendiente de debate legislativo.
Luego de los anuncios del gobernador Omar Perotti a principios de mayo, la provincia se encuentra trabajando a través del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) en los aceites con alto contenido de CBD. Estiman que dentro de dos meses estará listo el primer lote. Santa Fe, hasta el momento, importa derivados de cannabis con fines medicinales para cubrir los tratamientos en su sistema de salud.
Matías Kulfas aseguró que “en un mercado global emergente, vemos una ventana de oportunidad para Argentina”, enfocada en la Salud, el Trabajo y el Desarrollo Federal. Según proyecciones para el 2025, que el ministro caracterizó como “un escenario conservador”, Argentina podría crear 10 mil nuevos puestos de trabajo y un mercado interno mayor a los 500 millones de dólares anuales.
El Presidente de la Nación expresó su postura sobre el tema y aseguró que el desarrollo cannábico en términos medicinales es “creciente” en el país. En los últimos ocho meses, varios hechos sustentan la afirmación sobre la prevalencia del cannabis medicinal en la agenda del gobierno en relación a otras aristas del uso de cannabis.
La Presidenta de Proyecto Cáñamo se refirió a algunos elementos clave de la iniciativa de Desarrollo Productivo y a la necesidad de comprender la diferencia jurídica entre cáñamo y cannabis psicoactivo. Lo penal, la agenda real de quienes realizan productos cañameros en Argentina y la (poca) presencia de la planta en la agenda mediática, entre otros temas, en este diálogo con Industria Cannabis.
La provincia se encamina a viabilizar la producción medicinal. Mientras los pacientes y asociaciones pueden acceder a un Registro que autorice el autocultivo, desde la articulación entre el Ministerio de Salud y de Producción se encuentran trabajando para que la cadena productiva cuente con los productores de la economía regional, social y popular y que las farmacias entrerrianas puedan realizar formulaciones con base en la planta.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350