"La industria Argentina necesita de marcos legales."
14 de Noviembre, 2020
Por: Leandro Ayala

La falta de un marco legal que entienda y abarque la complejidad de la Industria del Cannabis en Argentina es un reflejo de lo que pasa, o quizás pasaba, en los países de Latinoamérica en esta última década que estamos cerrando brevemente. Miramos las señales que nos han dado desde hace casi siete años nuestros vecinos de Uruguay. Más recientemente, los avances en normativas industriales desde Colombia, Ecuador y ahora en nuestro país con el uso medicinal, nos apuntan una señal verde en una nueva década que puede cambiar el pensamiento y los paradigmas acerca del cannabis. La recién puesta pública de la normativa del gobierno de la Nación Argentina que dentro de otros marcos legales va a permitir el expendio de productos hechos con Cannabis en farmacias, más allá del autocultivo a las personas que están enfermas y se registren, surgen como un paso corto, pero firme, que apunta a una total reglamentación del Cannabis en Argentina, que no puede tardar más.

Los posibles y múltiples usos del Cáñamo en las industrias alimentarias, de bienestar, en textiles, en la industria automotriz, en la sustitución del plástico por Cáñamo, en el desarrollo de comunidades tradicionales, el uso del cultivo de cáñamo para retener los impactos en suelos dañados por la radiación son posibilidades en las que a nosotros no nos toca estar alejados. Es fundamental señalar también que el error de la llamada "guerra a las drogas", que lleva a persecución de usuarias y usuarios, el allanamiento de cultivadores y la violencia experimentada en varios niveles contra las poblaciones que están sometidas a las bandas criminales es otro eslabón de la ausencia de una reglamentación, más allá del fallo Arriola, en la Suprema Corte de nuestro país, que en la práctica no ha cambiado ni al mercado de cannabis, ni a una debilidad de esos grupos.

La ausencia de un dictamen legal sigue aislando de una sociedad más justa en tantas posibilidades, cuántos son los usos del cannabis, sea en el aspecto económico, social, cultural, de generación de empleos o de inversiones, sean nacionales o extranjeras. Los caminos quedan puestos y basta que nosotros en cuanto sociedad, los movimientos sociales, diputados, senadores, activistas, autocultivadores, e incluida la gente que jamás se le ocurrió pensar algo acerca de "la marihuana" que no sea "es malo", decidamos nosotros, argentinos y argentinas, la forma más correcta de estar al tanto con el tiempo que vivimos es saber cuales son los viejos paradigmas que necesitan ser una página ya pasada de nuestra historia. Y tal vez, mirar al pasado para llegar al futuro, vía la mirada de Don Manuel Belgrano, para que nos reconozcamos como un país que sí se puede sembrar, cosechar y cultivar cannabis para todos los fines y bajo un marco legal que contemple a la gente.

Acerca de eso es fundamental que no caigamos en los malos ejemplos que vienen del exceso de las legislaciones. Tenemos ejemplos como Nueva Zelanda, donde los productores de cáñamo hacen contestaciones que pasan por un exceso de reglamentaciones que si superponen. O mismo lo que pasa en Europa, donde los límites de THC en las plantas de cannabis (debajo de 0,3%) hacen que los productores tengan menos mercado global por la limitación productiva de sus cultivos. Y en países como Canadá y Uruguay que, aún en la vanguardia del uso personal, tardan en superar legalmente las ventas del mercado ilegal, ya que por su legislación, tienen sus fallas por un 'amplio celo' o por no escuchar a los que están en las industrias desde muchos años, necesitan reparos más constantes de sus leyes.

Estamos delante de una oportunidad sin precedentes para nuestro país. Ya miramos lo que han pasado una decena de países con sus éxitos y errores. Que nos quedemos en la historia de la industria de cannabis es una cuestión de sacar las mejores decisiones posibles y sin miedo, seguir. Lo que ha empezado hace muchos años en nuestra nación, ahora se acerca a lo que necesitamos: un marco legal que sirva a la sociedad e impulse el desarrollo. Eso es lo que necesita la Argentina, y es lo que buscamos y apoyaremos, sin dudas y con mucha fuerza.

Bienvenidos a Industria Cannabis.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
“La importancia de que las políticas productivas deben incorporar el enfoque de género para reducir las profundas brechas existentes” a partir de la incorporación de mujeres en sus directorios, el acceso al crédito para emprendimientos liderados por mujeres o el otorgamiento de beneficios fiscales para empresas de sectores masculinizados que incorporen mujeres a su plantilla debe ser tenida en cuenta en la ley de producción y desarrollo del cannabis y cáñamo.
El 11 de abril el Ministerio de Salud, por medio de la resolución 781/22, creó una nueva categoría para “Productos vegetales a base de cannabis y sus derivados destinados al uso y aplicación en la medicina humana”, haciendo una separación de esta categoría de las médicas medicinales y las medicinales herbáceas. En otras palabras, comienza a establecerse un esquema propio para el registro de productos medicinales de Cannabis, distinto al régimen legal de aprobación de otro tipo de producto medicinal.
Últimas Noticias
A través de la resolución 2198/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial, el Instituto encargado de la aplicación al régimen legal de las cooperativas y las mutuales estableció una mesa específica de trabajo para coordinar las primeras acciones en pos de adecuar a estos sectores a la nueva actividad emergente.
El Gobierno provincial trabaja con la empresa productora de cannabis medicinal y fibra de cáñamo, León Verde para su radicación en la provincia. La idea es llevar adelante el proceso productivo a través de la creación de cooperativas de trabajo con mano de obra local y con el foco en la agricultura familiar.
Así lo establece una ordenanza del Concejo Deliberante de la localidad del oeste chubutense.
A fines de 2020 se aprobó y reglamentó la Ley Nacional 27350, que habilita la investigación del cannabis para uso medicinal, lo que representa un hecho absolutamente novedoso en varios sentidos. El 5 de mayo de 2022 el Congreso aprobó de Ley para el “Desarrollo productivo del cáñamo, cáñamo industrial y/u hortícola”. Ambas leyes podrían abrir un enorme potencial de articulación público-privada, centrada en el agregado de valor, la generación federal de empleo y la incorporación de tecnología.
La presidenta de la Fundación Khuyay habló con Industria Cannabis sobre el trabajo que vienen desarrollando para acercar información sobre el cannabis a la población interesada de la provincia. En qué consistió la última actividad que reunió a especialistas de distintos ámbitos y fue declarado de interés municipal y provincial
Va pasar el 14 de Mayo en C.A.B.A con una carta de flores, degustación de resinas y sorteos
Referentes de distintos ámbitos del Estado y la sociedad civil destacaron la aprobación de la normativa y las oportunidades que posibilita.
En la sesión especial de hoy la Cámara Baja aprobó la ley que establece el marco regulatorio para desarrollar la industria, el comercio y la producción del cannabis medicinal y el cáñamo. Fue por amplia mayoría: 155 votos a favor, 56 en contra y 19 abstenciones. Los detalles de la ley y qué dijo cada bloque durante el tratamiento.
La ONG santafesina Macame (Mamas Cannabis Medicinal Santa Fe) consiguió que la Corte Suprema analice en audiencia pública su amparo rechazado previamente por el juzgado federal de Santa Fe. El abogado representante de las madres, Domingo Rondina detalló qué cambios puede generar la despenalización del autocultivo y la no obligatoriedad de inscribirse en el Reprocann para acceder a los aceites.
Un plenario conjunto de las comisiones de Agricultura y Ganadería y de Presupuesto y Hacienda firmó el dictamen al proyecto esta tarde para establecer el marco legal de la industria, el comercio y la producción de cannabis medicinal y cáñamo. El tratamiento en el recinto para la sanción definitiva podría ser esta semana.
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350