"La industria Argentina necesita de marcos legales."

La falta de un marco legal que entienda y abarque la complejidad de la Industria del Cannabis en Argentina es un reflejo de lo que pasa, o quizás pasaba, en los países de Latinoamérica en esta última década que estamos cerrando brevemente. Miramos las señales que nos han dado desde hace casi siete años nuestros vecinos de Uruguay. Más recientemente, los avances en normativas industriales desde Colombia, Ecuador y ahora en nuestro país con el uso medicinal, nos apuntan una señal verde en una nueva década que puede cambiar el pensamiento y los paradigmas acerca del cannabis. La recién puesta pública de la normativa del gobierno de la Nación Argentina que dentro de otros marcos legales va a permitir el expendio de productos hechos con Cannabis en farmacias, más allá del autocultivo a las personas que están enfermas y se registren, surgen como un paso corto, pero firme, que apunta a una total reglamentación del Cannabis en Argentina, que no puede tardar más.

Los posibles y múltiples usos del Cáñamo en las industrias alimentarias, de bienestar, en textiles, en la industria automotriz, en la sustitución del plástico por Cáñamo, en el desarrollo de comunidades tradicionales, el uso del cultivo de cáñamo para retener los impactos en suelos dañados por la radiación son posibilidades en las que a nosotros no nos toca estar alejados. Es fundamental señalar también que el error de la llamada "guerra a las drogas", que lleva a persecución de usuarias y usuarios, el allanamiento de cultivadores y la violencia experimentada en varios niveles contra las poblaciones que están sometidas a las bandas criminales es otro eslabón de la ausencia de una reglamentación, más allá del fallo Arriola, en la Suprema Corte de nuestro país, que en la práctica no ha cambiado ni al mercado de cannabis, ni a una debilidad de esos grupos.

La ausencia de un dictamen legal sigue aislando de una sociedad más justa en tantas posibilidades, cuántos son los usos del cannabis, sea en el aspecto económico, social, cultural, de generación de empleos o de inversiones, sean nacionales o extranjeras. Los caminos quedan puestos y basta que nosotros en cuanto sociedad, los movimientos sociales, diputados, senadores, activistas, autocultivadores, e incluida la gente que jamás se le ocurrió pensar algo acerca de "la marihuana" que no sea "es malo", decidamos nosotros, argentinos y argentinas, la forma más correcta de estar al tanto con el tiempo que vivimos es saber cuales son los viejos paradigmas que necesitan ser una página ya pasada de nuestra historia. Y tal vez, mirar al pasado para llegar al futuro, vía la mirada de Don Manuel Belgrano, para que nos reconozcamos como un país que sí se puede sembrar, cosechar y cultivar cannabis para todos los fines y bajo un marco legal que contemple a la gente.

Acerca de eso es fundamental que no caigamos en los malos ejemplos que vienen del exceso de las legislaciones. Tenemos ejemplos como Nueva Zelanda, donde los productores de cáñamo hacen contestaciones que pasan por un exceso de reglamentaciones que si superponen. O mismo lo que pasa en Europa, donde los límites de THC en las plantas de cannabis (debajo de 0,3%) hacen que los productores tengan menos mercado global por la limitación productiva de sus cultivos. Y en países como Canadá y Uruguay que, aún en la vanguardia del uso personal, tardan en superar legalmente las ventas del mercado ilegal, ya que por su legislación, tienen sus fallas por un 'amplio celo' o por no escuchar a los que están en las industrias desde muchos años, necesitan reparos más constantes de sus leyes.

Estamos delante de una oportunidad sin precedentes para nuestro país. Ya miramos lo que han pasado una decena de países con sus éxitos y errores. Que nos quedemos en la historia de la industria de cannabis es una cuestión de sacar las mejores decisiones posibles y sin miedo, seguir. Lo que ha empezado hace muchos años en nuestra nación, ahora se acerca a lo que necesitamos: un marco legal que sirva a la sociedad e impulse el desarrollo. Eso es lo que necesita la Argentina, y es lo que buscamos y apoyaremos, sin dudas y con mucha fuerza.

Bienvenidos a Industria Cannabis.

Editorial
Por Leandro Ayala - Fundador de Industria Cannabis. Emprendedor Cannábico.
opinion
Somos muchos y muchas las que nos preguntamos cómo será el futuro de la industria del Cannabis medicinal. ¿Habrá solo laboratorios internacionales en el gran negocio? ¿O también las pequeñas organizaciones de pacientes, usuarios y cultivadores formarán parte del mercado?
La industrialización es un factor de suma importancia para los países en donde los mercados necesitan de una reactivación económica urgente, en la que pasemos de una Industria depredadora de ecosistemas a una que pueda llevar acabo altos estándares del cuidado de la naturaleza.
Muchos países han avanzado en nuevas leyes que se adaptan a las estructuras legales vigentes y sistemas económicos actuales que les permiten el cultivo de forma controlada. Algunos para su investigación otros para sus derivados y consumo personal o recreativo.
Últimas Noticias
Desde fuertes avances productivos y de investigación en cannabis medicinal hasta la falta de profesionales de la salud que prescriban tratamientos con los derivados de la planta, las provincias que conforman la región del Noreste argentino (NEA) presentan realidades muy heterogéneas. La situación en Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa.
El país vecino exportó por primera vez 21 toneladas de alimentos derivados del cáñamo a la Unión Europea. El envío de la producción se dio a través de la empresa Healthy Grains S. A., que desde 2019 se encontraba trabajando en el sector con el apoyo del gobierno paraguayo.
Una nueva ventana de oportunidad se abre en medios de los desarrollos que se llevan adelante en distintas ciudades de Río Negro. La Cámara de Agricultura, Industria y Comercio (CAIC) anunció la conformación de PROCANNVA, una subcomisión centrada en la producción de cannabis medicinal y de cáñamo industrial. El rol de la vinculación entre diversos actores de la militancia y de la industria y la posibilidad de una reactivación de las economías regionales son dos de los ejes centrales.
La iniciativa girada por el Ejecutivo consiguió su aprobación en el Senado por 56 votos a favor y 5 votos en contra. El próximo paso es en la Cámara de Diputados, donde se buscará su sanción definitiva.
La demanda en el mercado internacional por las flores secas de cannabis es creciente. Sin embargo, el presidente Iván Duque rechazó la firma de un decreto para permitir la exportación de flores secas. Colombia pasó de tener una legislación pionera en Sudamérica a un crecimiento de la industria cannábica promisorio, pero con fuertes trabas y condicionamientos.
El centro perteneciente a Fabricaciones Militares destinará parte de su predio en la localidad bonaerense de Azul para el cultivo y producción de cannabis con fines medicinales. El trabajo se realizará en conjunto con el INTA y el CONICET. La fábrica había sido cerrada por la gestión de Mauricio Macri y la intención es reincorporar a quienes fueron despedidos.
Tras una semana con cuatro reuniones conjuntas de comisiones, la iniciativa para regular la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial obtuvo dictamen en el Senado. Las modificaciones resultantes del debate se discutirán en el recinto la próxima semana.
En dos tandas de expositores ligados a la industria del cannabis medicinal y del cáñamo, se abordaron diversos puntos que reúne el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo. Se estableció un cuarto intermedio hasta el miércoles para consolidar los acuerdos de modificaciones o agregados al texto de la normativa y emitir dictamen para debatir en el recinto.
En el marco de una reunión conjunta de tres comisiones del Senado de la Nación, con la participación del ministro Matías Kulfas, comenzó la discusión en el ámbito legislativo. El próximo viernes se escucharán exposiciones de diversas personas vinculadas a la temática y el lunes 5 de julio podría haber un dictamen para su pronto debate en el recinto.
Serán tres días de eventos gratuitos y una charla exclusiva para empresarios, industriales, inversores. El evento se ubicará en Parque Intercultural en el Domo del Centenario, en la ciudad de Resistencia y se esperan 120.000 personas que circulen por la Expo al largo de los tres días
Seleccion del Editor
Diálogo con Graciela Jara Sánchez, encargada de Distribuidora 1422
Mónica Hourcade: “Tiene que asegurarse la provisión de un aceite que vos sepas con certeza lo que estás tomando”
El modelo canadiense - Cómo funciona el modelo de industria del cannabis más avanzado
Argentina se tiñe de verde: cuáles y cómo son las leyes y proyectos en todo el país, tras la nueva reglamentación de la Ley 27.350